La ciudad condal se ha convertido en uno de los rincones de España más importantes en cuanto a la imagen. Así, podemos decir que la cirugía estética y plástica en Barcelona se ha convertido en la auténtica protagonista del ámbito sanitario gracias al desarrollo y puesta en marcha de un amplio número de centros dedicados a cuidar y mejorar el aspecto físico de todos sus pacientes.

En el caso concreto de la cirugía plástica varios son los tipos de tratamientos que se pueden realizar en estos momentos. No obstante, es cierto que hay una serie de ellos que han conseguido convertirse en los más demandados. Entre ellos habría que destacar, por ejemplo, estos dos:

Liposucción. Gracias a esta intervención, se consigue que la persona en cuestión haga desaparecer las acumulaciones de grasa que tiene en zonas como las caderas, el abdomen, la cara o los brazos.

Rejuvenecimiento facial. El sol, el paso de los años o una serie de vicios nocivos como el tabaco dan lugar a que nuestra piel pierda el brillo que poseía y adquiera un aspecto que nos haga parecer mayores de la edad que tenemos. Por ello, gracias a este tratamiento se consigue un mejor color de piel, mayor firmeza en la misma o incluso más luminosidad.

Sin embargo, cuando hablamos de la cirugía estética y plástica en Barcelona también es necesario subrayar el conjunto de acciones que se llevan a cabo en el campo de la primera de las citadas. En este caso concreto, destacan especialmente las siguientes:

Aumento de senos. Este es quizás el tratamiento más demandado entre las mujeres pues gracias a él consiguen eliminar sus complejos respecto al pequeño tamaño de sus pechos lo que hará que se sientan más atractivas y seguras de sí mismas en muchos casos.

Rinoplastia. Tanto féminas como hombres también apuestan por someterse a esta intervención pues les ofrece la posibilidad de conseguir una nariz más perfecta, menos protuberante y sin imperfecciones.

Otoplastia. En los últimos años especialmente es cuando más auge ha experimentado esta operación quirúrgica pues muchas son las personas que quieren acabar de una vez por todas con sus orejas de “soplillo”. Y lo conseguirán gracias a este tratamiento que se realiza no sólo en personas adultas sino también en pequeños que están acomplejados.

A grandes rasgos, estas son algunas de las intervenciones más demandadas pero la lista es muy amplia pues lo que se persigue es satisfacer las necesidades de cada paciente que tendrá sus propias ideas acerca del aspecto que quiere tener.

Via: Asturi.as

Anuncios

La hormona tiroidea es una de las glándulas que más funciones realiza en nuestro organismo, entre ellas la producción de las hormonas t3 y t4. Se calcula que a partir de los 50 años, una de cada dos mujeres serán diagnosticadas de un nódulo en la tiroides.

El doctor Pablo Moreno, responsable de cirugía endocrina del servicio de cirugía general y digestiva del Hospital de Bellvitge de la Clínica Tres Torres de Barcelona, detalla en qué consiste este tipo de intervención endocrina.

En qué situaciones se requiere operar

La glándula de la tiroides puede presentar alteraciones en su función y generar hormonas en exceso. Estamos hablando de un problema de hipertiroidismo que en algunas ocasiones precisa de una intervención quirúrgica. Puede ser en casos donde se produzca la enfermedad de Grace o cuando los nódulos se hacen autónomos y trabajan demasiado por sí solos. En los pacientes que presenten una hiperfunción se deberá optar por la cirugía. Otro de los parámetros que se siguen a la hora de decidir si hay que operar o no es el tamaño que alcance el nódulo. Si es superior a los 3 cm, a pesar de ser benigno, es recomendable que se extraiga. También en los casos en que se sospeche que existe un posible cáncer, o cuando su tamaño provoca molestias al tragar o un desplazamiento de la tráquea. También hay personas que por motivos cosméticos, ya que el volumen de la garganta aumenta por el nódulo, solicitan operarse, lo mismo que otras lo hacen por miedo a padecer un cáncer guiándose por casos ya detectados en la familia del paciente.

Cirugía minimamente invasiva

En los últimos años la cirugía endocrina para corregir los casos de hipertiroidismo han intentado ofrecer el mismo resultado clínico que los tratamientos conservadores. Hablamos de cirugía poco invasiva y con poco dolor para que la gente pueda realizar su vida laboral lo antes posible.

Desde hace unos cuantos años el doctor Moreno realiza intervenciones usando unas técnicas que permiten que la operación sea de carácter ambulatorio.

Más información: Vivirmejor.es

A partir de este lunes, 14 de diciembre, y hasta el día 16, el XXIX Curso de Aprendizaje en Suturas Laparoscópicas será impartido en Cáceres por prestigiosos cirujanos laparoscopistas de España, como el Dr. Salvador Pascual y la Dra. Tejonero del Hospital Santa María del Puerto (Puerto de Santa María), el Dr. Bilbao de la Clínica Vicente San Sebastián (Bilbao), el Dr. Torres del Hospital San Carlos (Madrid), el Dr. Díez-Caballero del centro médico Teknon (Barcelona), el Dr. Fatás del Hospital Royo Villanova (Zaragoza) y el Dr. Asencio del Hospital Universitario (Guadalajara).

Igualmente, esta actividad contará con la colaboración de los profesionales del CCMI “Jesús Usón” (Cáceres), según ha informado el propio centro a través de un comunicado.

Este curso se hace realidad teniendo en cuenta las importantes ventajas asociadas a la cirugía de mínima invasión y el empleo cada vez más generalizado de estas técnicas, factores que han hecho necesaria la actualización de los procedimientos quirúrgicos convencionales y el desarrollo de una gran variedad de nuevas aplicaciones clínicas.

En este sentido, la cirugía laparoscópica es una técnica mínimamente invasiva que permite la intervención de los pacientes reduciendo los factores de riesgo propios de la cirugía convencional, así como la recuperación postoperatoria, el malestar, dolor, etc.

Así pues, estos Cursos se centran en el aprendizaje de la técnica de sutura intracorpórea y la corrección del reflujo gastroesofágico, mediante la aplicación de la cirugía laparoscópica, apunta el CCMI.

Más información: Regiondigital.com

Un centenar de cirujanos plásticos y expertos en medicina reconstructiva tuvieron ayer en Gijón su lugar de encuentro. La empresa biotecnológica Bioser -división de la firma gijonesa MBA- reunió a los galenos, con destacadas presentacias internacionales, en una jornada de trabajo en torno a los avances y nuevas tecnologías en la especialidad. Unos avances que tienen en el uso de terapias de aplicación de células madre, o en los sustitutos dérmicos, un foco de especial interés.

Elena Arana, del servicio de Cirugía plástica del hospital Vall d’Hebrón (Barcelona), especializada en la corrección de malformaciones faciales y torácicas en niños, y Joan Fontdevila, del Hospital Clínico (Barcelona), que ha centrado sus trabajos más pioneros en la regeneración de glúteos en pacientes con sida, fueron dos de los especialistas que presentaron sus esperanzadores trabajos ayer en Gijón. Ambos expertos consideran que «en estos momentos la gran evolución de la cirugía plástica es que está yendo hacia la regeneración, que es un concepto contrapuesto al tradicional de la reconstrucción. Lo clásico en nuestra especialidad era quitar de un sitio para poner en otro, y ahora la vía que más se explora es la de regenerar, induciendo la curación en el mismo sitio donde se ha producido el defecto, y sin tener que ir a destruir en otras zonas».

Ese cambio, según Joan Fontdevila, «lleva parejo un gran beneficio para el paciente, con menos repercusión postoperatoria». Elena Arana, por su parte, sostiene que «en cierta medida, la práctica actual es un concepto contrario al clásico que teníamos los plásticos; lo que siempre nos llamaba la atención y nos parecía interesante eran las grandes cirugías para reconstrucciones. Ahora, sin embargo, vamos a regenerar con cirugías de mucha menor entidad pero que conducen a postoperatorios mejores y sin defectos añadidos».

Ambos especialistas han centrado sus trabajos más recientes en el campo de las terapias de enriquecimiento de células grasas con células madre, ya sea para reconstrucciones de glúteos, mamarias, o en los casos de malformaciones torácicas o faciales, tal como indicó Arana.

Más información: Lne.es

Estar satisfecho con la autoimagen personal es vital para una vida saludable, no sólo físicamente sino también psicológicamente. Debido a ello la consulta médica del doctor Paloma ofrece todo el abanico de intervenciones dedicadas a mejorar el aspecto estético de las personas. Mediante el empleo de la medicina estética como parte complementaria a partir de la cual, con tratamientos médicos, se persigue mejorar la calidad de la piel, las arrugas y el envejecimiento. Y a través de la cirugía reconstructiva, como una especialidad que se basa en la reparación de partes afectadas de nuestro cuerpo, ya sea por tumores, traumatismos, malformaciones o quemaduras.

Estamos ante una especialidad médica que necesita actualizarse constantemente y por ello se aplican las últimas técnicas ya contrastadas dentro de la especialidad de la cirugía plástica y estética a nivel mundial, tanto desde el punto de vista del envejecimiento facial como desde las vertientes de la rinoplastia y el aumento de las mamas.

La filosofía del doctor Paloma y su equipo se basa en estar a la vanguardia de las técnicas más innovadoras existentes, ofreciendo la mayor calidad tanto en los tratamientos quirúrgicos como en la medicina estética. También proporcionando a los pacientes una información veraz, que se aproxime al máximo a sus expectativas. Prestando una atención personalizada que transmita al paciente un elevado nivel de confianza, partiendo de la base de que el Centro Médico Teknon dispone de las mejores prestaciones de Europa. El proyecto de futuro más importante de la consulta médica del doctor Paloma está centrada en la construcción de un nuevo edificio en el que poder ampliar espacios, adaptar un mayor número de especialistas y mejorar las diferentes secciones que tenemos para conseguir un mayor confort para el paciente. En cuanto al desarrollo científico, el proyecto de futuro por el que apuesta son los trabajos con células madre, factores de crecimiento y auto-injerto de tejido.

El paciente que acude a la consulta es una persona normal y corriente, preocupada por algún defecto de su cuerpo provocado por el paso del tiempo, por motivos congénitos o a causa de un accidente, y que les altera en su vida cotidiana. Y en el caso específico de las mujeres se puede diferenciar tres grupos. En primer lugar el segmento de mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 25años, que fundamentalmente preguntan sobre remodelación de las mamas, temas de nariz y liposucciones. El segundo gran grupo estaría formado por mujeres de entre35 y 45años, que sobre todo se interesan por cuestiones estéticas de la cara y por mejorar quirúrgicamente aspectos que han sido alterados a causa de la maternidad, como flaccidez de las mamas o debilidad y descolgamiento abdominal. El tercer grupo estaría constituido por mujeres a partir de los 50 años, que han tenido grandes cambios hormonales a causa de la menopausia y acuden a valorar una remodelación corporal abdominal y también, por cuestiones de envejecimiento facial.

Más información: Sunotadeprensa.com

Las personas con obesidad mórbida que se someten a un tratamiento de cirugía bariátrica viven unos doce años más que si no se intervienen quirúrgicamente, según se ha destacado en una jornada sobre esta patología celebrada en Barcelona.

En este encuentro, organizado por el hospital de Sagrat Cor de Barcelona, se ha destacado que actualmente en Cataluña hay unos 35.000 pacientes con obesidad mórbida que deberían operarse, y que a pesar de ello, solo se operan entre 1.000 y 1.200 personas.

Según ha explicado el doctor Javier Foncillas, Jefe de la Unidad de Cirugía Metabólica y de la Obesidad Mórbida del Hospital Universitari Sagrat Cor de Barcelona, la obesidad mórbida es una enfermedad, y no un problema estético, que lleva asociadas otras patologías.

Entre los problemas que más se dan entre los grandes obesos están la diabetes, la hipertensión, el colesterol, la artrosis, la insuficiencia respiratoria, las apneas del sueño, y con frecuencia, problemas cardiovasculares.

Para este experto, antes de realizar una cirugía bariátrica hay que hacer una correcta valoración del paciente y un seguimiento postoperatorio adecuado para conseguir los resultados esperados a largo plazo.

Más información: Abc.es

obesidad_tratamiento_cirugia_gastrointestinal_reduccion_estomado_laparoscopiaLos mensajes que proponen dietas moderadas y ejercicio físico para eliminar la obesidad no tienen ningún éxito, a diferencia de las soluciones drásticas y arriesgadas, como es la cirugía que reduce la capacidad estomacal de los obesos, cuya demanda no deja de crecer en Catalunya. Esas intervenciones acotan de forma radical las posibilidades de ingerir alimentos, y el estómago pasa de tener 1.500 mililitros de espacio para digerir comida, a disponer de apenas 60 mililitros. Lo que cabe en medio envase de yogur. Quien comía para contener su ansiedad, se ve obligado así a buscar otro recurso tranquilizador. Aunque lo intente, su fisiología no admite excesos dietéticos.

El cirujano que introdujo en España la técnica laparoscópica en este tipo de intervenciones, el doctor Antonio de Lacy, considerado uno de los máximos innovadores quirúrgicos de Europa, ha perfeccionado la cirugía de la obesidad y en el último trimestre ha operado, con éxito, a ocho personas obesas que, 48 horas después de la intervención, marcharon a casa sin más cicatriz que un diminuto corte interno bajo el orificio natural del ombligo. Por ahí entró un cilindro de 12 milímetros de diámetro desde el que se distribuyeron los catéteres que externamente manejó De Lacy: contenían una cámara con iluminación, el bisturí eléctrico, un coagulador automático y una pistola de sutura mecánica. Siete de esas intervenciones las realizó en el Hospital Clínic, de Barcelona,y una en el Hospital Quirón.

CINCO INCISIONES / De ser practicada por un reducido núcleo de cirujanos adscritos a hospitales públicos de Catalunya, la cirugía de la obesidad ha pasado a ejecutarse, con mayor o menor pericia, en una docena de centros, que asumen un millar de intervenciones al año. La lista de espera para reducir quirúrgicamente el estómago supera las 700 personas en Catalunya. Muchos de esos cirujanos gastrointestinales (no todos), operan con técnica laparoscópica –abertura de cinco pequeñas incisiones por las que viajan las cánulas que contienen el instrumental–. Una minoría de especialistas siguen abriendo una amplia cicatriz en el abdomen para alcanzar el estómago, intervención que implica mayor riesgo de infección –el intestino es un gran contenedor de todo tipo de bacterias– y un periodo posoperatorio más prolongado.

Más información: Elperiodico.com