A partir de este lunes, 14 de diciembre, y hasta el día 16, el XXIX Curso de Aprendizaje en Suturas Laparoscópicas será impartido en Cáceres por prestigiosos cirujanos laparoscopistas de España, como el Dr. Salvador Pascual y la Dra. Tejonero del Hospital Santa María del Puerto (Puerto de Santa María), el Dr. Bilbao de la Clínica Vicente San Sebastián (Bilbao), el Dr. Torres del Hospital San Carlos (Madrid), el Dr. Díez-Caballero del centro médico Teknon (Barcelona), el Dr. Fatás del Hospital Royo Villanova (Zaragoza) y el Dr. Asencio del Hospital Universitario (Guadalajara).

Igualmente, esta actividad contará con la colaboración de los profesionales del CCMI “Jesús Usón” (Cáceres), según ha informado el propio centro a través de un comunicado.

Este curso se hace realidad teniendo en cuenta las importantes ventajas asociadas a la cirugía de mínima invasión y el empleo cada vez más generalizado de estas técnicas, factores que han hecho necesaria la actualización de los procedimientos quirúrgicos convencionales y el desarrollo de una gran variedad de nuevas aplicaciones clínicas.

En este sentido, la cirugía laparoscópica es una técnica mínimamente invasiva que permite la intervención de los pacientes reduciendo los factores de riesgo propios de la cirugía convencional, así como la recuperación postoperatoria, el malestar, dolor, etc.

Así pues, estos Cursos se centran en el aprendizaje de la técnica de sutura intracorpórea y la corrección del reflujo gastroesofágico, mediante la aplicación de la cirugía laparoscópica, apunta el CCMI.

Más información: Regiondigital.com

En los mejores hospitales españoles la cirugía radical de cáncer de mama es un 33 % inferior que en el resto. También se practican un 16% menos de amputaciones rectales en el cáncer de colon, y las tasas de complicaciones en cirugía del ictus un 29% menores. Son los resultados del barómetro TOP 20 sobre los hospitales españoles que desde hace una década realiza la empresa de servicios de información sanitaria IASIST. Cuenta con datos de hospitales de 15 provincias. Se trata del estudio más exhaustivo sobre calidad hospitalaria en España, una tarea nada fácil en un país en el que las competencias transferidas a las autonomías en materia de sanidad hacen difícil el acceso a información unificada.

Además, los centros premiados tienen una menor mortalidad respecto a la media, un 17% menos, y un 11% menos de complicaciones. Además de una mayor eficiencia y productividad. Por ejemplo, las estancias hospitalarias son un 16% más cortas y la implantación de la cirugía sin ingreso un 22% mayor. Todo, gastando un tercio menos que el resto de centros.

La lectura del barómetro de IASIST sobre la realidad hospitalaria española es en positivo. De hecho, los datos van acompañados de un listado TOP 20 de los mejores centros. Pero no es posible conocer el nombre de los peores. Según sus responsables, Mercé Casas y Antoni Arias, es la única manera de involucrar a los hospitales. Para ellos, participar supone facilitar mucha información sensible. Por un lado, se benefician porque a cambio reciben muchos datos procesados, que les permite mejorar su gestión. Por otro, el compromiso de no hacer público más que lo positivo les permite a proteger su imagen pública, explican Casas y Arias.

Este año también se ha premiado a los hospitales con mejores resultados en seis áreas clínicas: traumatología, salud de la mujer, respiratorio, cirugía digestiva, traumatología y ortopedia. En el área de atención a la mujer, los premiados realizan menos cesáreas y menos cirugía radical en cáncer de mama. En las intervenciones ginecológicas aplican más la cirugía laparoscópica.

Más información: Elpais.com

El Servicio de Urología del Hospital de Manises ha iniciado con éxito su programa de cistectomía radical laparoscópica en pacientes con cáncer de vejiga avanzado, que consiste en una cirugía “mínimamente invasiva” y logra una convalecencia más confortable y hospitalización más corta.

Según han informado fuentes hospitalarias, se trata de una operación de gran complejidad técnica que consiste en la extracción de la vejiga (junto con la próstata en los pacientes varones) y los ganglios linfáticos pélvicos a través de una pequeña incisión de unos seis centímetros extendida alrededor del ombligo.

Uno de los doctores responsables del programa Carlos Reig, jefe del Servicio, ha indicado que las principales ventajas de esta técnica “no solo estriban en el tamaño de la incisión mucho menor que la necesaria si se hiciera por cirugía abierta”, sino porque se “disminuye el riesgo de infección, el dolor postoperatorio y las lesiones musculares en la pared abdominal”.

Más información: Abc.es

LaparoscopiaEl apoyo a esta técnica coincide con la vocación de Policlínica Gipuzkoa, pionera en la incorporación de la última tecnología en cirugía mínimamente invasiva.

Ya son doce los pacientes con obesidad mórbida que han sido intervenidos para la realización de un by-pass gástrico o la colocación de una banda gástrica por laparoscopia en Policlínica Gipuzkoa.

Tradicionalmente en Gipuzkoa, este tipo de cirugías se han realizado de forma abierta. Sin embargo, la Unidad de Obesidad Mórbida del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo de Policlínica Gipuzkoa, liderada por el Dr. Juan José Martínez, ha comenzado a practicar este tipo de cirugía por laparoscopia de forma integral.

Este método, realizado mediante pequeñas incisiones, permite disminuir las complicaciones de la intervención, la recuperación del paciente es más rápida y reduce a la mitad el tiempo de hospitalización, frente a la cirugía abierta.

No hay que olvidar que los pacientes obesos son personas más propensas a sufrir complicaciones postquirúrgicas en cualquier intervención, ya que sufren problemas añadidos como la hipertensión, diabetes, insuficiencia coronaria y apnea del sueño, entre otros.

Incidencia

En Gipuzkoa un 12% de la población es obesa y un 1% (más de 6.000 guipuzcoanos) padece obesidad mórbida. Los pacientes con este tipo de obesidad están entre un 50 a un 100% por encima de su peso corporal ideal. Estas personas, debido a su sobrepeso, tienen grandes probabilidades de sufrir enfermedades crónicas y complicaciones cardiovasculares.

Más información: Acceso.com

cirugia1El Hospital Universitario de La Ribera ha comenzado a operar tumores de próstata por vía laparoscópica, una técnica de última generación que permite visualizar la zona abdominal y otros órganos cercanos a través de un aparato formado por una cámara (laparoscopio) y un tubo flexible que se introduce en una pequeña incisión, según informaron hoy fuentes del centro sanitario en un comunicado.

De esta forma, este centro sanitario se convierte en uno de los primeros de la Comunitat Valenciana en incorporar esta técnica y en el primero de ámbito comarcal, explicaron las mismas fuentes.

En este sentido, desde el pasado 14 de mayo, día en que comenzó a utilizar esta técnica, el Servicio de Urología del Hospital Universitario de La Ribera ha realizado con éxito nueve prostatectomías radicales por vía laparoscópica (PLR). Se trata de una novedosa técnica quirúrgica que permite la extirpación del cáncer de próstata localizado a través de unas pequeñas incisiones y sin necesidad de llevar a cabo cirugía abierta en la zona abdominal del paciente.

El procedimiento consiste en realizar, bajo anestesia general, cinco orificios de entre 5 y 10 milímetros, a través de los que se extirpa la próstata afecta del tumor y las glándulas seminales para, posteriormente, anastomosar o unir la vejiga del paciente (bolsa que almacena la orina) con su uretra (conducto que transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior), agregaron.

Más información: europapress.es

cirugiaroboticaEl primer robot comercial asistente en cirugía, basado en una patente de la Universidad de Málaga, ha sido experimentado con éxito en humanos mediante una operación desarrollada por el doctor –y profesor- Carlos Vara Torbeck en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria.

Con el uso rutinario en clínica humana de este robot, comercializado por la empresa española SENER y desarrollado íntegramente en la UMA, se cierra un ciclo de investigación, desarrollo, transferencia y puesta en el mercado de un nuevo asistente quirúrgico para cirugía laparoscópica único en el mundo por su concepción.

Hace cuatro años la empresa SENER se interesó por las investigaciones realizadas por el Grupo de Robótica Médica de la Universidad de Málaga. Éstas condujeron al desarrollo de un prototipo de robot asistente para cirugía laparoscópica, guiado por la voz y especializado en mover con total precisión el endoscopio usado en este tipo de procedimientos.

Este dispositivo ofrece una imagen más estable y de mayor calidad, por lo que proporciona una mejor visión para el médico que ejecuta la operación. El robot se activa en las intervenciones quirúrgicas a través de la voz del cirujano, que le da órdenes sencillas (arriba, abajo, izquierda o derecha) para desplazar y situar la cámara que porta. Al tratarse de un sistema estable, la imagen está permanentemente quieta y es muy precisa, por lo que evita inconvenientes como los que se presentan cuando es un ser humano quien tiene que sujetar la cámara.

Más información: Malagaes.com

cirugiaminimainvasivaEl treinta por ciento de los pacientes del Hospital San Agustín que sufren cáncer de colon ya se someten a cirugía laparoscópica, que se caracteriza por ser mínimamente invasiva, inocua y eficaz. El centro avilesino cuenta con este servicio desde marzo de 2007 y el número de operaciones que se realizan sin bisturí ha aumentado considerablemente desde entonces. «La mayoría de las operaciones de cáncer de intestino grueso así como la cirugía de vesícula o hernia ya se realiza con esta técnica», explicó el jefe del servicio de cirugía del San Agustín, José Ignacio Jorge Barreiro, quien destacó que la nueva prestación ha permitido mejorar las estadísticas de actividad asistencial con la reducción de las listas de espera.

La demora media que sufren los pacientes que aguardan por una consulta es, según Jorge, de diez días y los que están a expensas de una operación, de un mes. El servicio de cirugía realiza alrededor de 1.800 operaciones al año entre operaciones con hospitalización y cirugía menor, que habitualmente se practica en el hospital de día. «En estos momentos el servicio está mejor que nunca», subrayó el especialista, satisfecho de los resultados obtenidos con la cirugía que se realiza por laparoscopia.

Este tipo de operaciones, explicó el facultativo, permiten penetrar en la cavidad abdominal a través de pequeñas incisiones por las que se introducen unos tubos llamados «trócares». Como el interior del abdomen es oscuro, se tiene que agregar luz a través del mismo laparoscopio, utilizando una fuente de luz fría, transmitida a través de fibra óptica. A la par, los profesionales sanitarios insuflan CO2 en el vientre para que se forme una burbuja y así poder trabajar con comodidad en el intestino grueso. «El cáncer se extrae por una pequeña incisión de unos cinco centímetros que hacemos en la zona más inferior del abdomen», apuntó el doctor.

Con la cirugía por laparoscopia las grandes cicatrices son cosas del pasado. Esta es, precisamente, una de las ventajas de las intervenciones mínimamente invasivas de cáncer de colon. Los enfermos que entran al quirófano con cáncer de colon y se someten a cirugía por laparoscopia sufren menos traumatismo, presenta mejores resultados clínicos y estéticos y, además, su recuperación es más rápida.

Más información: ine.es