El laboral es, según los pacientes encuestados, el segundo ámbito donde más les puede beneficiar el cambio en el aspecto que conlleva una intervención de cirugía estética. Ésta es una de las principales conclusiones de una encuesta realizada por la Sociedad Catalana de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SCCPRE) a pacientes de más de un centenar de cirujanos plásticos de toda Cataluña que acudían a la consulta por primera vez o para un nuevo tratamiento.

Los resultados muestran que, aunque la satisfacción personal sigue siendo el motivo fundamental para someterse a una operación de cirugía estética, un 30% de los encuestados considera que el trabajo es donde más les puede beneficiar el cambio en el aspecto tras la intervención, por delante de las relaciones íntimas (13%) y sociales (5%). Del mismo modo, el entorno laboral es, para el 22% de los pacientes, lo que les ha animado definitivamente a operarse, con una influencia superior a la de los familiares o amigos (17%). La encuesta muestra que la pareja tiene muy poco grado de influencia (menos del 1%) en el momento de tomar decisiones en este sentido.

La zona facial, prioritaria
Un 62% de los pacientes encuestados acude a la consulta con el objetivo de conseguir un cambio en el área facial (nariz, párpados, orejas, lifting, etc.). La cirugía mamaria (aumento o reducción) ocupa el segundo lugar de la clasificación (21%), seguida del contorno corporal y abdomen (19%).
La encuesta reafirma la idea de que las mujeres se preocupan más por su aspecto físico que los hombres (solo un 5% de las visitas) y el rango de edad donde se solicitan más intervenciones de cirugía estética es de los 45 a los 60 años. Se observa, también, que, de los datos extraídos de este rango de edad, el 65% se ha sometido a intervenciones de cirugía estética más de una vez y, por lo tanto, son pacientes recurrentes.

Precio
El precio es el segundo motivo para no realizarse una operación de cirugía estética, después del miedo a no lograr el resultado esperado, que es la preocupación primordial para el 45% de las personas encuestadas. El factor precio se sitúa, por lo tanto, por delante del miedo a la operación en sí misma (18%) o el estado adecuado de las instalaciones. Este último factor solo es la prioridad para un 2% de los pacientes.
El doctor Carlos Liébana, presidente de la SCCPRE, se muestra preocupado por esta situación, “donde la crisis económica ha conllevado que el precio de las intervenciones sea uno de los aspectos más valorados por los ciudadanos, hecho que potencia que, hoy en día, se ofrezcan soluciones estéticas milagrosas a bajo coste en multitud de establecimientos, que, muchas veces, no reúnen las condiciones de seguridad e higiene adecuadas”.
Otro resultado de la encuesta es que la mayoría de los encuestados afirma que ha accedido a la consulta del especialista a partir de recomendaciones de personas de su entorno, un 11%, a través de la publicidad y de internet, y solo un 1%, después de consultar asociaciones/sociedades de cirujanos plásticos reparadores y estéticos. En este sentido, Liébana insiste en que “es básico que los pacientes tengan plena conciencia que se trata de una intervención quirúrgica y que debe realizarse con todas las garantías. Por lo tanto, es necesario dirigirse a médicos acreditados con el título de especialista en cirugía plástica reparadora y estética, ya que son los que tienen un conocimiento adecuado de las técnicas empleadas”.

Mayor conciencia después de los implantes PIP
Un 85% de los encuestados considera que, a raíz de los problemas derivados de los implantes mamarios defectuosos de la empresa francesa Poly Implant Prothese (PIP), la población ha tomado más conciencia sobre la importancia de este tipo de intervenciones. Esta tendencia también se confirma por parte de los profesionales: “Los médicos especialistas hemos detectado que, después de la polémica de las PIP, la gente se realiza más revisiones periódicas y solicita toda la información necesaria sobre el producto y la intervención, cosa que anteriormente, muchas veces, pasaba por alto”, asegura Carlos Liébana.

Via: El Mundo

Cirujanos plásticos de la Unidad de Trastornos de Identidad de Género del Hospital de Cruces, de la localidad vizcaína de Barakaldo, han llevado a cabo “con éxito” la primera intervención de reasignación de sexo que se ha realizado dentro del sistema de la sanidad pública vasca.

La intervención, según ha informado hoy el hospital vizcaíno en un escueto comunicado, ha sido “compleja y de larga duración”, comenzó a las 9:00 horas de ayer y concluyó pasadas las 18:15 horas.

El objetivo del procedimiento era “la reasignación sexual de hombre a mujer”. La intervención, según ha detallado el hospital, ha ha constado de dos partes: la cirugía mamaria y la cirugía genital.

La paciente se encuentra en la actualidad en la Unidad de Reanimación del hospital de Cruces y, según ha informado el centro, “evoluciona favorablemente, aunque será necesario un seguimiento detallado de su evolución en los próximos días”.

Esta es la primera intervención de este tipo que se acomete dentro del sistema sanitario público vasco y, con ella, el hospital de Cruces “integra esta prestación sanitaria incluyéndola en la actividad asistencial normal a todos los efectos, incluido el de la lista de espera”.

Más información: Abc.es

Estar satisfecho con la autoimagen personal es vital para una vida saludable, no sólo físicamente sino también psicológicamente. Debido a ello la consulta médica del doctor Paloma ofrece todo el abanico de intervenciones dedicadas a mejorar el aspecto estético de las personas. Mediante el empleo de la medicina estética como parte complementaria a partir de la cual, con tratamientos médicos, se persigue mejorar la calidad de la piel, las arrugas y el envejecimiento. Y a través de la cirugía reconstructiva, como una especialidad que se basa en la reparación de partes afectadas de nuestro cuerpo, ya sea por tumores, traumatismos, malformaciones o quemaduras.

Estamos ante una especialidad médica que necesita actualizarse constantemente y por ello se aplican las últimas técnicas ya contrastadas dentro de la especialidad de la cirugía plástica y estética a nivel mundial, tanto desde el punto de vista del envejecimiento facial como desde las vertientes de la rinoplastia y el aumento de las mamas.

La filosofía del doctor Paloma y su equipo se basa en estar a la vanguardia de las técnicas más innovadoras existentes, ofreciendo la mayor calidad tanto en los tratamientos quirúrgicos como en la medicina estética. También proporcionando a los pacientes una información veraz, que se aproxime al máximo a sus expectativas. Prestando una atención personalizada que transmita al paciente un elevado nivel de confianza, partiendo de la base de que el Centro Médico Teknon dispone de las mejores prestaciones de Europa. El proyecto de futuro más importante de la consulta médica del doctor Paloma está centrada en la construcción de un nuevo edificio en el que poder ampliar espacios, adaptar un mayor número de especialistas y mejorar las diferentes secciones que tenemos para conseguir un mayor confort para el paciente. En cuanto al desarrollo científico, el proyecto de futuro por el que apuesta son los trabajos con células madre, factores de crecimiento y auto-injerto de tejido.

El paciente que acude a la consulta es una persona normal y corriente, preocupada por algún defecto de su cuerpo provocado por el paso del tiempo, por motivos congénitos o a causa de un accidente, y que les altera en su vida cotidiana. Y en el caso específico de las mujeres se puede diferenciar tres grupos. En primer lugar el segmento de mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 25años, que fundamentalmente preguntan sobre remodelación de las mamas, temas de nariz y liposucciones. El segundo gran grupo estaría formado por mujeres de entre35 y 45años, que sobre todo se interesan por cuestiones estéticas de la cara y por mejorar quirúrgicamente aspectos que han sido alterados a causa de la maternidad, como flaccidez de las mamas o debilidad y descolgamiento abdominal. El tercer grupo estaría constituido por mujeres a partir de los 50 años, que han tenido grandes cambios hormonales a causa de la menopausia y acuden a valorar una remodelación corporal abdominal y también, por cuestiones de envejecimiento facial.

Más información: Sunotadeprensa.com

El próximo lunes comenzará en el hotel Finisterre el cuarto curso de especialización en técnicas oncoplásticas y reconstructivas de mama, organizado por el Grupo de Patoloxía Mamaria del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña.

De forma específica, en este programa formativo, creado para dar respuesta a la creciente demanda por parte de profesionales relacionados con el tratamiento del cáncer de mama, se tratarán dos innovaciones en el tratamiento quirúrgico, como es la inyección de grasa y células madre en la remodelación mamaria, y la cirugía endoscópica y sin cicatrices.

El curso, único de estas características en España, incluye la retransmisión en directo de intervenciones desde el Hospital Abente y Lago.

Más información: Lavozdegalicia.es

Hospital Quirón Madrid organiza, los próximos días 29 y 30 de octubre, el Curso Internacional de Remodelación Mamaria, que reunirá a profesionales de esta especialidad provenientes de distintos países de Europa y América.

La formación correrá a cargo del equipo del Dr. José Luis Martín del Yerro, jefe del Servicio de Cirugía Plástica de Hospital Quirón Madrid, que recientemente ha desarrollado un algoritmo que ofrece al clínico una guía para elegir el implante más adecuado, con el objetivo de conseguir una forma más natural de la mama.

El mejor conocimiento anatómico de la mama, el perfeccionamiento de las técnicas quirúrgicas y los nuevos materiales en las prótesis han permitido tratar el aumento mamario de una forma personalizada, no sólo pensando en el incremento volumétrico, sino teniendo en cuenta la anatomía de la paciente.

 «Ya no se debe pensar en términos volumétricos, sino en la dimensión estética. Al pensar en la prótesis mamaria más adecuada para una paciente no hay que tener en cuenta su volumen, sino sus dimensiones que son tres: anchura, altura y proyección», explica José Luis Martín del Yerro, jefe del Servicio de Cirugía Plástica de Hospital Quirón Madrid. «En las mujeres con un cuerpo longilíneo y estilizado la mama es más alta que ancha; en féminas más anchas y de menor estatura, la prótesis debe ser diferente. Se debe elegir el implante estéticamente más apropiado en relación a las proporciones corporales».

 La tecnología de las prótesis ha cambiado. La consistencia del nuevo gel de silicona cohesivo permite que la prótesis tenga forma por sí misma. «Antes las prótesis también tenían forma, pero ésta la daba la bolsa externa mientras que el interior estaba formado por gel semilíquido. 

 Más información: Larazon.es

aumento-reduccion-pecho-cirugia-mamaria-patologias-senosPara sentirse bien consigo mismas muchas mujeres optan por las operaciones de aumento de pecho y mejorar así su autoestima. Estas intervenciones responden a una cuestión meramente estética y cuestan entre 5.000 y 8.000 euros. Sin embargo, perder un pecho como consecuencia de un cáncer de mama o acarrear problemas de espalda o cervicales por un exceso de pecho pueden resultar acciones traumatizantes para las pacientes. El doctor Enrique Moledo, experto en cirugía mamaria, asegura que se ha creado una cultura de la estética mamaria entre las jóvenes de 20 años. En Vigo la clínica Povisa realiza entre 50 y 60 operaciones de aumento de pecho al año, entre 25 y 30 de reducción, y entre 80 y 100 pacientes acuden a este tipo de cirugía para recuperar sus senos tras perder uno de ellos a causa de un tumor.

–¿La sociedad se preocupa cada vez más por su aspecto físico?

–La estética está cobrando cada vez más protagonismo entre las mujeres. Muchas de ellas quieren tener más pecho o levantarlo por el envejecimiento para que sea más juvenil. Sin embargo, las operaciones de reducción de pecho responden más a problemas de salud y los estéticos se producen cuando el volumen de las mamas es exagerado.

–¿A partir de qué edad se pueden realizar este tipo de intervenciones?

–El desarrollo y crecimiento mamario termina en torno a los 18 años. Es por esto por lo que a partir de la mayoría de edad las jóvenes empiezan a interesarse por estas operaciones. Existe cierta cultura de estética mamaria entre las jóvenes de 20 años, en la que se ha popularizado el aumento de pecho, desencadenad sobre todo por el complejo que adquieren en verano al vestir ropa más escotada y biquinis. Esto explica que se produzca un pico más alto de intervenciones quirúrgicas en primavera y en los meses posteriores al verano.

–¿Y cuáles son los principales motivos que llevan a una mujer a plantearse una reducción de pecho?

–Normalmente la demanda viene ocasionada por problemas de sobrepeso de las mamas, molestias de cervicales o espalda, problemas de higiene bajo los pechos, eczemas o problemas para vestir. Muchas chicas se sienten acomplejadas porque no pueden vestir prendas de ropa conforme a su edad. Las jóvenes con un volumen importante de pecho, lo que denominamos gigantomastia, tienen más complejo que aquellas con los senos más pequeños. Las pacientes jóvenes son más reacias a este tipo de intervenciones que la gente de más edad porque son operaciones que dejan importantes cicatrices que no son fáciles de asumir por todas las pacientes.

Más información: Farodevigo.es

reconstruccion_mamaria_cancer_pecho_cirugiaSólo el 30 por ciento de las pacientes españolas optan por una reconstrucción mamaria tras un cáncer de pecho, y un 10 por ciento se benefician de una reconstrucción mamaria inmediata en la misma operación para extirpar el pecho, según explicó hoy el cirujano plástico de la clínica Teknon Jose María Palacin.

De los 16.000 casos anuales de cáncer de mama que se diagnostican en España, un 20 por ciento de las mujeres opta por la reconstrucción diferida o tardía.

Palacin remarcó que esta cifra contrasta con la de EE.UU. donde el 80 por ciento de las pacientes que sufre una extirpación se somete a una cirugía de reconstrucción inmediata, siguiendo esta tendencia otros paíes europeos como Gran Bretaña y Francia.

Palacin resaltó que la reconstrucción inmediata reduce el sufrimiento de las pacientes, tratándose de una “cirugía menos agresiva que logra unos resultados estéticos muy satisfactorios”. Consiste en la implantación de una prótesis especial de silicona o la colocación de tejidos propios de la paciente, o su combinación.

De esta forma, se reducen las intervenciones y se acorta el tiempo de recuperación y finalización del tratamiento. La prótesis se coloca inmediatamente después del tumor, pero a los tres meses o a los seis se procede a una segunda operación, ambulatoria y con anestesia local para la reconstrucción del pezón y la aerola.

Según el médico, el principal beneficio de la reconstrucción mamaria inmediata es psicológico, porque “el no perder la mama ayuda en gran medida a las pacientes a luchar contra la enfermedad y al mismo tiempo se mitigan los cuadros de ansiedad y las alteraciones del estado de ánimo propias de las pacientes”.

Más información: Europapress.es