La capacidad de regeneración y de rejuvenecimiento de las células madre va a ser el futuro en muchos aspectos de la cirugía estética y especialmente en el rejuvenecimiento facial. Según afirma el Dr. Vicente Paloma Mora, cirujano plástico, estético y reparador de la clínica Teknon: “Estamos ante un procedimiento muy novedoso que ha abierto un nuevo camino para el rejuvenecimiento facial”.

“Explicándolo de forma sencilla –añade el Dr. Paloma- las células madre son un tipo de células que tiene la capacidad de auto regeneración y reparación potencial de tejidos envejecidos o dañados. Se encuentran en todos los tejidos corporales aunque hay una mayor concentración de éstas en la médula ósea y en el tejido graso. No hay que confundirlas con las famosas y polémicas células madre embrionarias que se extraen del embrión y tienen la capacidad de formar todos los tipos celulares de un organismo adulto”.

La técnica consiste en extraer del abdomen del paciente una pequeña cantidad de grasa localizada para obtener de ella células madre mediante el centrifugado y su purificación. “Generalmente”, explica este especialista, “se extraen las células madre de la grasa del abdomen del paciente, esto se realiza mediante pequeños aspirados del tejido graso con anestesia local, con lo que el paciente no sufre ningún tipo de dolor”.

“A continuación se procede al injerto de las células madre del paciente en los músculos faciales, eliminando la posibilidad del rechazo y aprovechando, como hemos dicho, las propiedades fisiológicas de renovación de las estructuras de la piel de las células madre”.

Dentro de las bondades de esta técnica destaca su escasa invasividad y que ofrece una gran calidad en cuanto a los resultados. Es un tratamiento complementario a los actuales, mejorando los resultados porque se necesita una cirugía menos agresiva tanto en párpados como en estiramientos

Más información: Sunotadeprensa.com

Anuncios

Un centenar de cirujanos plásticos y expertos en medicina reconstructiva tuvieron ayer en Gijón su lugar de encuentro. La empresa biotecnológica Bioser -división de la firma gijonesa MBA- reunió a los galenos, con destacadas presentacias internacionales, en una jornada de trabajo en torno a los avances y nuevas tecnologías en la especialidad. Unos avances que tienen en el uso de terapias de aplicación de células madre, o en los sustitutos dérmicos, un foco de especial interés.

Elena Arana, del servicio de Cirugía plástica del hospital Vall d’Hebrón (Barcelona), especializada en la corrección de malformaciones faciales y torácicas en niños, y Joan Fontdevila, del Hospital Clínico (Barcelona), que ha centrado sus trabajos más pioneros en la regeneración de glúteos en pacientes con sida, fueron dos de los especialistas que presentaron sus esperanzadores trabajos ayer en Gijón. Ambos expertos consideran que «en estos momentos la gran evolución de la cirugía plástica es que está yendo hacia la regeneración, que es un concepto contrapuesto al tradicional de la reconstrucción. Lo clásico en nuestra especialidad era quitar de un sitio para poner en otro, y ahora la vía que más se explora es la de regenerar, induciendo la curación en el mismo sitio donde se ha producido el defecto, y sin tener que ir a destruir en otras zonas».

Ese cambio, según Joan Fontdevila, «lleva parejo un gran beneficio para el paciente, con menos repercusión postoperatoria». Elena Arana, por su parte, sostiene que «en cierta medida, la práctica actual es un concepto contrario al clásico que teníamos los plásticos; lo que siempre nos llamaba la atención y nos parecía interesante eran las grandes cirugías para reconstrucciones. Ahora, sin embargo, vamos a regenerar con cirugías de mucha menor entidad pero que conducen a postoperatorios mejores y sin defectos añadidos».

Ambos especialistas han centrado sus trabajos más recientes en el campo de las terapias de enriquecimiento de células grasas con células madre, ya sea para reconstrucciones de glúteos, mamarias, o en los casos de malformaciones torácicas o faciales, tal como indicó Arana.

Más información: Lne.es

La empresa sanitaria gijonesa Bioser organiza hoy en la ciudad un curso científico centrado en los «Avances y nuevas tecnologías en cirugía plástica y reconstructiva», en el cual se contará con la presencia de las principales figuras de la cirugía de reconstrucción regeneración a nivel nacional e internacional.

En el encuentro científico se abordarán temas de gran actualidad como la regeneración de dermis en pacientes con pérdidas de cobertura cutánea por causa de quemaduras, traumatismos, etc.; el uso de células madre para la reconstrucción mamaria y corrección de defectos provocados por diversas patologías. Además, se presentarán casos reales de pacientes con heridas de muy difícil cierre que lograron importantes mejorías con nuevas técnicas. La sesión de trabajo se prolongará durante toda la jorndas, en las instalaciones de MBA en Gijón.

Más información: Lne.es

Estar satisfecho con la autoimagen personal es vital para una vida saludable, no sólo físicamente sino también psicológicamente. Debido a ello la consulta médica del doctor Paloma ofrece todo el abanico de intervenciones dedicadas a mejorar el aspecto estético de las personas. Mediante el empleo de la medicina estética como parte complementaria a partir de la cual, con tratamientos médicos, se persigue mejorar la calidad de la piel, las arrugas y el envejecimiento. Y a través de la cirugía reconstructiva, como una especialidad que se basa en la reparación de partes afectadas de nuestro cuerpo, ya sea por tumores, traumatismos, malformaciones o quemaduras.

Estamos ante una especialidad médica que necesita actualizarse constantemente y por ello se aplican las últimas técnicas ya contrastadas dentro de la especialidad de la cirugía plástica y estética a nivel mundial, tanto desde el punto de vista del envejecimiento facial como desde las vertientes de la rinoplastia y el aumento de las mamas.

La filosofía del doctor Paloma y su equipo se basa en estar a la vanguardia de las técnicas más innovadoras existentes, ofreciendo la mayor calidad tanto en los tratamientos quirúrgicos como en la medicina estética. También proporcionando a los pacientes una información veraz, que se aproxime al máximo a sus expectativas. Prestando una atención personalizada que transmita al paciente un elevado nivel de confianza, partiendo de la base de que el Centro Médico Teknon dispone de las mejores prestaciones de Europa. El proyecto de futuro más importante de la consulta médica del doctor Paloma está centrada en la construcción de un nuevo edificio en el que poder ampliar espacios, adaptar un mayor número de especialistas y mejorar las diferentes secciones que tenemos para conseguir un mayor confort para el paciente. En cuanto al desarrollo científico, el proyecto de futuro por el que apuesta son los trabajos con células madre, factores de crecimiento y auto-injerto de tejido.

El paciente que acude a la consulta es una persona normal y corriente, preocupada por algún defecto de su cuerpo provocado por el paso del tiempo, por motivos congénitos o a causa de un accidente, y que les altera en su vida cotidiana. Y en el caso específico de las mujeres se puede diferenciar tres grupos. En primer lugar el segmento de mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 25años, que fundamentalmente preguntan sobre remodelación de las mamas, temas de nariz y liposucciones. El segundo gran grupo estaría formado por mujeres de entre35 y 45años, que sobre todo se interesan por cuestiones estéticas de la cara y por mejorar quirúrgicamente aspectos que han sido alterados a causa de la maternidad, como flaccidez de las mamas o debilidad y descolgamiento abdominal. El tercer grupo estaría constituido por mujeres a partir de los 50 años, que han tenido grandes cambios hormonales a causa de la menopausia y acuden a valorar una remodelación corporal abdominal y también, por cuestiones de envejecimiento facial.

Más información: Sunotadeprensa.com

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa, la segunda más frecuente tras el Alzheimer. Es crónica, progresiva, pero no mortal. Lo que sí se puede es mitigar sus efectos, y cada vez más. Gracias a los últimos avances de la medicina, quienes lo padecen «pueden llegar a hacer una vida normal durante muchos años, y su esperanza de vida es prácticamente igual a la del resto de la población», manifestó ayer el doctor Gurutz Linazasoro durante las conclusiones de la IV Reunión Nacional sobre Enfermedad de Parkinson y Trastornos del Movimiento, un congreso que durante dos días reunió en Truyés a un centenar de neurólogos de distintos lugares de España.

Se trataba de intercambiar experiencias, de actualizar conocimientos a todos los niveles, desde el diagnóstico hasta el tratamiento. También se habló, y mucho, de futuro, del papel que pueden jugar las células madre a la hora de encontrar una terapia definitiva. El doctor Linazasoro fue contundente: «Hay que advertir a la población de que huya de estas terapias. Hay clínicas en algunos lugares del mundo que ofrecen tratamientos ‘definitivos’ a base de células madre. Es mentira, un fraude inadmisible. La investigación en el campo de las células madre ofrece perspectivas muy prometedoras, pero aún estamos muy lejos de poder aplicarlas, Hay que esperar», concluyó.

El doctor Linazasoro también quiso romper falsos tópicos. «El Parkinson no es una enfermedad de viejos. Es cierto que afecta principalmente a los mayores de 65 años (a partir de esa edad lo padece un 2% de la población) pero en un 15% de los casos comienza a manifestarse antes de los 40 años».

Más información: Elcomerciodigital.com

El Servicio de Hematología del Hospital Universitario La Fe y el Hospital Clínico Universitario de Valencia participan en un estudio internacional sobre la aplicación de un nuevo tratamiento de las unidades de sangre de cordón umbilical en laboratorio que podría “maximizar” el éxito del trasplante de estas unidades en pacientes de leucemia o linfoma, gracias a la expansión de las células madre disponibles antes del trasplante.

De esta forma, los pacientes “podrían beneficiarse de donaciones más compatibles, pero que disponen de menor cantidad de células”, según informó la Generalitat en un comunicado. Estos trasplantes suponen una “alternativa” para pacientes en los que no se encuentra un donante de médula ósea compatible.

Este estudio se desarrolla de forma simultánea en 26 centros sanitarios de todo el mundo, de los que cinco se encuentran en España y dos son valencianos, el Hospital Universitari La Fe y el Hospital Clínico Universitario, además de tres centros de Cataluña, el Hospital Clínico y el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.

Sobre este estudio, el doctor Guillermo Sanz, del Servicio de Hematología del Hospital Universitari La Fe y responsable de la investigación en este centro, explicó que “de tener éxito, el trasplante de unidades de sangre de cordón con células expandidas en el laboratorio permitiría una selección de unidades para trasplantar con mayor compatibilidad con el paciente y reducir el período de riesgo de infecciones graves”.

Más información: europapress.es

celulamadre“Me encuentro muy bien” decía ayer Jaume, uno de los dos niños de 13 años que en febrero fueron intervenidos para reconstruir una severa deformación facial. “Al principio no me lo creía, ha sido un gran cambio”, dijo.

Por vez primera en Europa, un equipo del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, en colaboración con el Servicio de Cirugía Pediátrica, ha realizado dos intervenciones quirúrgicas con células madre y regenerativas del tejido adiposo de los pacientes para reconstruir la cara de niños que padecen el síndrome de Parry-Romberg. La otra niña intervenida era un caso más grave, y las dificultades sociales que le provocaba su patología obligaron a la familia a mudarse a un pueblo. Este hospital prevé intervenir a otros dos niños después del verano.

Esta enfermedad de causa desconocida y poco común (afecta a unos cuatro niños de cada 100.000), aparece en las dos primeras décadas de la vida, y provoca la atrofia severa progresiva de media cara, en especial el lado izquierdo. En los casos más graves puede implicar al sistema nervioso central, con migrañas, crisis convulsivas y alteraciones neurológicas que afectan a la sensibilidad y el habla.

Sin efectos secundarios

El proceso quirúrgico dura en total entre cuatro y cinco horas y no tiene efectos secundarios. Tras hacer una liposucción en el abdomen, la mitad de la grasa se somete a un proceso aséptico de degradación enzimática para obtener las células madre y el resultado se mezcla con el resto del tejido adiposo, se lava y se implanta en las zonas a rellenar, dice la cirujana Elena Arana.

Más información: elpais.com