La mamoplastia es la técnica que permite mejorar el aspecto de los pechos pequeños, asimétricos o caídos mediante un implante. Según un estudio publicado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), el aumento de mamas es la cirugía más demandada en 2009 por las jóvenes menores de 30 años, siendo después de la liposucción, la intervención más realizada en España. “El motivo principal que lleva a las mujeres a someterse a este tipo de operación -según la psicóloga y psicoterapeuta de familia, Roser Lladó– es la necesidad de recuperar o fortalecer la autoestima. Normalmente, cuando una mujer que piensa operarse el pecho acude a mi consulta, el verdadero problema que hay que tratar es el de una autoestima débil debido a la presión social y/o familiar que se ejerce muchas veces sobre las mujeres”.

Para SECPRE los pacientes ideales para someterse a una cirugía de mamas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Muchas mujeres desean un aumento tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. En este sentido, Lladó cree que “tener una buena autoimagen permite disfrutar de una autoestima saludable. Por esta razón, y siempre en personas mentalmente sanas y maduras para tomar la decisión, cuando la vida social, personal y/o familiar se resiente por no estar a gusto con el tamaño o la forma del pecho, el hecho de pasar por el quirófano para someterse a la implantación de unas prótesis mamarias es, sin duda, una solución perfectamente válida para recuperar la seguridad en una misma y, en definitiva, para volver a sentirse bien y recuperar el bienestar emocional”.
El perfeccionamiento de las técnicas quirúrgicas y la altísima calidad de las prótesis empleadas han hecho que esta intervención sea cada vez más segura y menos invasiva. Un ejemplo de ello lo tenemos en los implantes de Laboratories Sebbin, empresa que lleva más de 25 años fabricando y comercializando prótesis de alta calidad para cirugía estética y reconstructora. Además, la filosofía que rige la forma de trabajar de la compañía está basada en su vocación de servicio hacia las mujeres y los hombres que desean encontrar el equilibrio entre su cuerpo y su mente.

La oportunidad de reinventarse
Generalmente, las operaciones de estética, en concreto las de mamas, y especialmente las de aumento de mamas, han sido constantemente denostadas por gran parte de la sociedad, sin embargo, “este tipo de operaciones – apunta la psicóloga – son, en definitiva, una forma de poder llegar a ser quien siempre hemos querido ser”.
Según la psicóloga: “Los efectos psicológicos derivados de una operación de implantes mamarios son en la mayoría de los casos muy positivos, ya que afianzan la autoestima y la seguridad en uno mismo”. Sin embargo, como toda intervención quirúrgica, la decisión de llevarla a cabo no se debe tomar a la ligera y, por tanto, “antes de acudir al cirujano plástico todas las mujeres deberían tenerlo muy claro, es decir, ha de ser una decisión meditada fruto de un convencimiento profundo y bien asesorado, aspecto que dejamos siempre en mano de los psicólogos profesionales de esta rama”, aconseja Lladó.

El aumento de pecho eleva la autoestima
Según un estudio elaborado y difundido por la Universidad de Florida (2011), las mujeres que se someten a una operación de aumento de pecho no sólo logran mejorar su autoestima, sino que también otorgan una valoración más positiva a su vida sexual.
El estudio, que evaluó la percepción de 84 mujeres con edades comprendidas entre los 21 y los 57, respecto a ellas mismas antes y después del aumento de senos, concluyó que el índice de mejora de la autoestima en las participantes subió de 20,7 a 24,9, sobre 30 puntos en la escala Rosenberg y el promedio de función sexual femenina pasó de 27,3 a 31,4.

Via: El Ibérico

El aumento de pecho es la cirugía estética más demandada desde 2009 por las jóvenes menores de treinta años. Así lo certifica un estudio publicado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

“El motivo principal que lleva a las mujeres a someterse a este tipo de operación es la necesidad de recuperar o fortalecer la autoestima”, explica la psicóloga y psicoterapeuta de familia Roser Lladó. La doctora asegura que “los efectos psicológicos derivados de una operación de implantes mamarios son, en la mayoría de los casos, muy positivos”, al tiempo que recuerda que se trata de una intervención quirúrgica y, como tal, la decisión de someterse a ella “debe ser fruto de un convencimiento profundo y bien asesorado”. Otra cuestión importante a tener en cuenta es asegurarse de la profesionalidad del cirujano y de la calidad de los implantes mamarios empleados, como pueden ser, entre otras, las de Laboratoires Sebbin, que llevan más de 26 años fabricando y comercializando prótesis de alta calidad para cirugía estética y reconstructora.

Pero estas operaciones tienen un efecto aún mayor sobre las mujeres, su autoestima y su vida. Según un estudio elaborado y difundido por la Universidad de Florida el pasado 2011, las mujeres que tienen un aumento de pecho, además de mejorar su autoestima, experimentan una notable mejora de su vida sexual.

Via: En femenino

Estar satisfecho con la autoimagen personal es vital para una vida saludable, no sólo físicamente sino también psicológicamente. Debido a ello la consulta médica del doctor Paloma ofrece todo el abanico de intervenciones dedicadas a mejorar el aspecto estético de las personas. Mediante el empleo de la medicina estética como parte complementaria a partir de la cual, con tratamientos médicos, se persigue mejorar la calidad de la piel, las arrugas y el envejecimiento. Y a través de la cirugía reconstructiva, como una especialidad que se basa en la reparación de partes afectadas de nuestro cuerpo, ya sea por tumores, traumatismos, malformaciones o quemaduras.

Estamos ante una especialidad médica que necesita actualizarse constantemente y por ello se aplican las últimas técnicas ya contrastadas dentro de la especialidad de la cirugía plástica y estética a nivel mundial, tanto desde el punto de vista del envejecimiento facial como desde las vertientes de la rinoplastia y el aumento de las mamas.

La filosofía del doctor Paloma y su equipo se basa en estar a la vanguardia de las técnicas más innovadoras existentes, ofreciendo la mayor calidad tanto en los tratamientos quirúrgicos como en la medicina estética. También proporcionando a los pacientes una información veraz, que se aproxime al máximo a sus expectativas. Prestando una atención personalizada que transmita al paciente un elevado nivel de confianza, partiendo de la base de que el Centro Médico Teknon dispone de las mejores prestaciones de Europa. El proyecto de futuro más importante de la consulta médica del doctor Paloma está centrada en la construcción de un nuevo edificio en el que poder ampliar espacios, adaptar un mayor número de especialistas y mejorar las diferentes secciones que tenemos para conseguir un mayor confort para el paciente. En cuanto al desarrollo científico, el proyecto de futuro por el que apuesta son los trabajos con células madre, factores de crecimiento y auto-injerto de tejido.

El paciente que acude a la consulta es una persona normal y corriente, preocupada por algún defecto de su cuerpo provocado por el paso del tiempo, por motivos congénitos o a causa de un accidente, y que les altera en su vida cotidiana. Y en el caso específico de las mujeres se puede diferenciar tres grupos. En primer lugar el segmento de mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 25años, que fundamentalmente preguntan sobre remodelación de las mamas, temas de nariz y liposucciones. El segundo gran grupo estaría formado por mujeres de entre35 y 45años, que sobre todo se interesan por cuestiones estéticas de la cara y por mejorar quirúrgicamente aspectos que han sido alterados a causa de la maternidad, como flaccidez de las mamas o debilidad y descolgamiento abdominal. El tercer grupo estaría constituido por mujeres a partir de los 50 años, que han tenido grandes cambios hormonales a causa de la menopausia y acuden a valorar una remodelación corporal abdominal y también, por cuestiones de envejecimiento facial.

Más información: Sunotadeprensa.com

El doctor Iván Mañero, cirujano plástico y director de la Unidad de Género del Hospital Clínico de Barcelona, miembro de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica reparadora y Estética) , el 100 por ciento de los pacientes transexuales quieren operarse, pero existe un porcentaje que no lo hace por miedo a la intervención, por problemas económicos y por miedo al rechazo familiar, laboral y social.

“Después de muchos años de experiencia, conozco casos de pacientes que han sido rechazados por los suyos, pero no existe ningún paciente, de los cuatrocientos cambios de sexo que he realizado, que se arrepienta de su decisión”, finaliza.

La causa de que los transexuales de mujer a hombre no requieran más intervenciones es que al tomar testosterona, hormona muy potente, ya consiguen masculinizar la voz, el crecimiento del vello en las zonas propias de los hombres, la caída de pelo en forma de entradas y el aumento de grasa en el abdomen.

“Por este motivo, a pesar de no estar actualmente conseguida la cirugía genital, estas personas tienen muchos menos problemas sociales porque en cuanto toman testosterona son auténticamente hombres de aspecto y su integración social y laboral es absoluta”, apunta Mañero.

Durante la adolescencia se producen cambios corporales que podrían ser bloqueados para evitar la cirugía.

Más información: Levante-emv.com

Estrechamiento vaginal, reducción de labios mayores y menores, lipoescultura de pubis, reconstrucción de himen… La cirugía estética, reparadora y de rejuvenecimiento de los órganos genitales femeninos empieza a ser cada vez más demandada por las mujeres de todas las edades: desde jóvenes acomplejadas por una lesión deportiva a mujeres con descolgamiento vaginal después de varios partos, pasando por aquellas que, en la cincuentena, quieren eliminar el exceso de grasa en el pubis.

La clínica de Jeanette Badran, en A Coruña, es la única de Galicia que realiza este tipo de retoques íntimos. Esta especialista explica que una de las intervenciones más demandadas por las gallegas es la labioplastia o ninfectomía, una cirugía relativamente sencilla, que se empezó a practicar a finales de los años 70 y que consiste, básicamente, en reducir los labios menores de la vagina. “Se realiza con anestesia local y sedación, y no suele durar más de una hora”, señala la doctora Badran, al tiempo que subraya que los riesgos de la operación son mínimos. “Lo peor que puede pasar durante la intervención es que se forme un hematoma, porque los genitales son una zona muy vascularizada (están llenos de venas). A veces también se produce una pequeña hinchazón, pero esto es normal, no es una complicación de la cirugía”, asegura esta médico, quien además apunta que la labioplastia se hace de manera ambulatoria y, por tanto, no requiere hospitalización. “Yo siempre realizo a mis pacientes suturas reabsorbibles, para no tener que andar quitándoles los puntos y hacer más cómodo el postoperatorio”, añade.

Tras la intervención, lo más aconsejable es que las pacientes no retomen su actividad sexual hasta pasadas, al menos, cuatro semanas. “Transcurrido ese tiempo, ya se puede hacer vida normal, sexualmente hablando”, indica Badran.

La doctora Badran asegura que la labioplastia es una intervención cada vez más demandada en Galicia. “Al mes realizo una media de cuatro intervenciones de este tipo, a mujeres llegadas de toda la comunidad y de otros puntos del norte de España”, sostiene, y continúa: “Aunque, tradicionalmente, las mujeres hemos sido más pudorosas que los hombres en todo lo referente al sexo y a nuestras relaciones íntimas, en los dos últimos años sí que se ha empezado a notar un cierto boom de la cirugía vaginal, y mientras la demanda de ciertas operaciones como el aumento de pecho o el lifting facial ha descendido por la crisis, los retoques íntimos han ido en aumento. Eso demuestra que este tipo de intervenciones son, para la mayoría de las pacientes, una necesidad real y no un mero capricho estético”, subraya.

Más información: Laopinioncoruña.es

aumento-reduccion-pecho-cirugia-mamaria-patologias-senosPara sentirse bien consigo mismas muchas mujeres optan por las operaciones de aumento de pecho y mejorar así su autoestima. Estas intervenciones responden a una cuestión meramente estética y cuestan entre 5.000 y 8.000 euros. Sin embargo, perder un pecho como consecuencia de un cáncer de mama o acarrear problemas de espalda o cervicales por un exceso de pecho pueden resultar acciones traumatizantes para las pacientes. El doctor Enrique Moledo, experto en cirugía mamaria, asegura que se ha creado una cultura de la estética mamaria entre las jóvenes de 20 años. En Vigo la clínica Povisa realiza entre 50 y 60 operaciones de aumento de pecho al año, entre 25 y 30 de reducción, y entre 80 y 100 pacientes acuden a este tipo de cirugía para recuperar sus senos tras perder uno de ellos a causa de un tumor.

–¿La sociedad se preocupa cada vez más por su aspecto físico?

–La estética está cobrando cada vez más protagonismo entre las mujeres. Muchas de ellas quieren tener más pecho o levantarlo por el envejecimiento para que sea más juvenil. Sin embargo, las operaciones de reducción de pecho responden más a problemas de salud y los estéticos se producen cuando el volumen de las mamas es exagerado.

–¿A partir de qué edad se pueden realizar este tipo de intervenciones?

–El desarrollo y crecimiento mamario termina en torno a los 18 años. Es por esto por lo que a partir de la mayoría de edad las jóvenes empiezan a interesarse por estas operaciones. Existe cierta cultura de estética mamaria entre las jóvenes de 20 años, en la que se ha popularizado el aumento de pecho, desencadenad sobre todo por el complejo que adquieren en verano al vestir ropa más escotada y biquinis. Esto explica que se produzca un pico más alto de intervenciones quirúrgicas en primavera y en los meses posteriores al verano.

–¿Y cuáles son los principales motivos que llevan a una mujer a plantearse una reducción de pecho?

–Normalmente la demanda viene ocasionada por problemas de sobrepeso de las mamas, molestias de cervicales o espalda, problemas de higiene bajo los pechos, eczemas o problemas para vestir. Muchas chicas se sienten acomplejadas porque no pueden vestir prendas de ropa conforme a su edad. Las jóvenes con un volumen importante de pecho, lo que denominamos gigantomastia, tienen más complejo que aquellas con los senos más pequeños. Las pacientes jóvenes son más reacias a este tipo de intervenciones que la gente de más edad porque son operaciones que dejan importantes cicatrices que no son fáciles de asumir por todas las pacientes.

Más información: Farodevigo.es

intervenciones_cirugia_reconstructiva_plastica_estetica_autoestima_castellonEl Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón realizó durante el pasado año un total de 507 intervenciones. De ellas, 364 fueron reconstrucciones de mama tras una mastectomía, mientras que 188 se corresponden a tumores cutáneos y el resto a reparaciones de traumatismos y oculoplástica, según informaron fuentes del centro hospitalario.

Con este Servicio, único en la provincia y en marcha desde mayo de 2007, se pretende mejorar la autoestima, la imagen corporal y la calidad de vida de los pacientes, sobre todo de las mujeres afectadas por cáncer de mama, y recrear una mama de aspecto natural y similar a la otra, según explicó el doctor Juan Pablo Aracil, jefe del Servicio.

El especialista añadió que “el Consorcio Hospitalario Provincial es un centro de referencia en lo que a oncología atañe y, como consecuencia del tratamiento de pacientes de cáncer, se producen unas mutilaciones y secuelas tanto físicas como funcionales que entran de lleno en el cometido de la cirugía plástica y reconstructiva”.

La cirugía plástica es una especialidad amplia que procura restaurar la función y el aspecto físico en aquellas lesiones producidas por cáncer, así como por traumatismos, quemaduras, pérdida de sustancia en miembros y malformaciones congénitas.

Más información: Diariocriticocv.com