Los hombres ya hace décadas que comenzaron a preocuparse más por su aspecto físico y han dejado de lado los prejuicios acerca de la belleza masculina. Hoy por hoy, se ocupan de su cabello, su piel, sus manos y también de mejorar aquellos detalles de su cuerpo o rostro que no consideran estéticos, recurriendo a la cirugía plástica o algún otro tipo de tratamiento que ayude a mejorarlos. Cuando comenzó el auge de las cirugías plásticas en los 80, el porcentaje de hombres las solicitaba era mínimo, en cambio en la actualidad es muy frecuente que tanto famosos que personas comunes se decidan por ellas.

Hay determinadas cirugías estéticas que son solicitadas con más frecuencia por los hombres, pero además de ver cuáles son, veremos los lugares del cuerpo en donde más se las realizan.

Rinoplastia
Esta es la cirugía estética más solicitada por los hombres de acuerdo con datos de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS) y el procedimiento más solicitado es la corrección o reducción del tabique nasal.

Blefaroplastia
Es la cirugía de parpados en la que se quita la piel sobrante de los párpados, causada por el inevitable paso de los años. Este procedimiento tiene como objetivo dar un aspecto más juvenil y fresco al contorno de los ojos.

Liposucción
Las zonas más pedidas por los hombres para liposucción son:
Abdomen y cintura: La liposucción de esta zona es la más pedida por los hombres que desean sacar esa grasa acumulada con tanta frecuencia en esta parte del cuerpo
Mejillas y papada
Pantorrillas y tobillos
Pecho
Espalda y zona de las axilas

Implantes
La variedad de implantes que hay en la actualidad es mucha, tienen como objetivo mejorar o corregir la apariencia física, desde bíceps hasta testículos. Los hombres recurren a ellos para aumentar el tamaño o mejorar la forma de sus músculos, por ejemplo: Pectorales bien formados y depilados, como suele verse en muchos de los metro sexuales famosos y no famosos. La demanda de este tipo de procedimientos se triplicó desde 2005 a la fecha.

Los implantes de silicona que los hombres suelen solicitar son:
Pectorales
Tríceps
Bíceps
Pantorrillas
Glúteos
Testículos

Implantes capilares
Los microimplantes o microinjertos de cabello, son muy solicitados por los hombres (representan aproximadamente el 80% de las intervenciones masculinas), para solucionar de manera definitiva y natural el problema de la calvicie.

Via: Bello Magazine

Anuncios

Las orejas de la estadounidense Nadia Ilse (14) fueron objetos de burla por sus compañeros de escuela. Apodos como “Dumbo” y “Orejas de elefante” mellaron en su autoestima, hasta que una fundación se contactó con ella para pagarle una operación y cambiar su aspecto.

El grupo Little Baby Face, además de pagar la otoplastía, también se encargó de costear los pasajes de Nueva York a Georgia, donde se llevaría a cabo la intervención quirúrgica. Durante la operación, los doctores tuvieron que sumar una rinoplastia y mantoplasia, pues la menor tenía el tabique desviado y el mentón no iba corresponder con su nueva figura.
Todo el proceso médico costó 40.000 dólares. “Nos gusta decir que Baby Face transforma la vida de estos niños y les otorga confianza”, declaró un portavoz de la fundación.

Via: Publimetro

A lo largo de los años y como sucede con cualquier actividad humana, la cirugía estética se ha visto a veces rodeada de polémica y sitiada por leyendas urbanas que pertenecen más al folklore popular que a la realidad. El doctor Moisés Martín Anaya, uno de nuestros más reputados especialistas en cirugía estética, nos regala este decálogo de mitos sobre la cirugía. Algunos bordean lo real y otros son directamente mentira.

1. El lifting facial estira la piel. El lifting facial no consiste solamente en estirar la piel, sino en reestructurar las distintas partes del rostro que se han deteriorado o descolgado con el paso de los años. Hoy en día, esta intervención puede realizarse de manera aislada o asociada a otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia, o con otras técnicas como la lipoescultura (rellenos con grasa propia).

2. Los resultados de una liposucción desaparecen al cabo de un año. La liposucción es una técnica quirúrgica que trata de eliminar los cúmulos de grasa localizados en muslos, abdomen, caderas, brazos, tobillos, pantorrillas, cuello y bajo el mentón, mediante pequeñas incisiones. Puede usarse con una finalidad puramente estética o puede asociarse a métodos reconstructivos. La liposucción no es un método de adelgazamiento, si no de una operación que remodela la silueta de su cuerpo y cuyos resultados son permanentes.

3. Las prótesis explotan en los aviones. Es uno de esos mitos que nadie sabe de dónde han salido pero que se perpetúan en el tiempo. La prótesis de mamas han pasado por decenas de controles médicos antes de aprobarse, entre ellos están los de resistencia a la presión. Así que si se ponen se puede realizar una vida normal con ellas, y uno de los aspectos de la vida normal es, claro, montar en avión.

4. Se puede retirar una costilla para reducir y afinar la cintura. Un mito ligado a la cirugía plástica es el que plantea la posibilidad de extirparse costillas para parecer más delgado. Es cierto que existen casos en los que se requiere cartílago costal para reconstruir una nariz o una oreja pero ésta no es una opción para lograr reducir la cintura. Las costillas no ensanchan la cintura. Para lograr este efecto se acostumbra a quitar una fracción de grasa y piel de la parte inferior del ombligo con el fin de crear una figura más delgada, pero nunca se extirpan las costillas.

5. Las cicatrices pueden desaparecer. La cirugía en sí siempre deja una cicatriz. Lo que sucede es que se intenta esconder de la mejor forma (por ejemplo, en pliegues y surcos de la piel). La condición última de la cicatriz dependerá de la piel del paciente, su tamaño, y que sean más o menos visibles dependerá de la capacidad del paciente para cicatrizar y de los cuidados a los que se haya sometido nada más acabar la intervención.

6. La cirugía resuelve problemas personales. Naturalmente una operación de cirugía estética nos puede ayudar a sentirnos mejor. Un tiempo después de hacernos la cirugía nos miraremos al espejo y seguro que nos gusta lo que vemos en él. Donde no llega la cirugía es a rincones más profundos: mejoramos el aspecto físico pero la cirugía no cambia la personalidad de los pacientes.

7. Todas las prótesis mamarias hay que cambiarlas cada diez años. La mujer que se someta por vez primera a una cirugía de aumento mamario debe saber que, en algunos casos, necesitará cirugías mamarias adicionales durante su vida. Algunas prótesis deberán ser cambiadas a los diez años, otras a los quince e incluso a los veinte años, y algunas no deben ser cambiadas nunca. Los cambios se deben generalmente debido a la ruptura protésica, a pinchazos en la superficie externa de las prótesis o debido al encapsulamiento de prótesis o al cambio por mayor tamaño o forma.

8. Puedo quitarme la grasa acumulada con una dieta milagro. Muchas personas piensan que haciendo dieta y ejercicio pueden hacer desaparecer determinados cúmulos grasos que en realidad sólo terminan desapareciendo con la liposucción.

9. La celulitis desaparece tras una liposucción. Lamentablemente a día de hoy no existe ningún tratamiento quirúrgico que acabe totalmente con la celulitis. No se debe confundir la celulitis con los cúmulos de grasa localizada, que son los que sí se pueden eliminar mediante una liposucción. Sin embargo, la liposucción puede atenuar y mejorar los efectos de la celulitis, puesto que alisa la piel.

10. La cirugía estética es solo para personas con gran poder adquisitivo. Hace veinte años conceptos como el de teléfono móvil o internet era definitivamente una quimera. Hace veinte años las únicas que pasaban por el quirófano para realizarse operaciones de cirugía estética era ese reducido grupo de mujeres que salían en las revistas y vivían dentro del mundo de la jet set. Pero con el paso de los años la cirugía estética no solo ha mejorado sino que se ha democratizado y ahora mucha más gente tiene acceso a ella.

Via: Vanitatis

Raúl Nahás, miembro de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora aporta su experiencia a la hora de responder a las cinco dudas fundamentales que surgen a los pacientes antes de someterse a una operación estética o reconstructiva.

¿A partir de qué edad es posible realizarse una cirugía estética de nariz?
La cirugía de nariz en general la recomendamos a partir de los 14 años. Suele ser un pedido de las hijas a sus padres, porque no les gusta su nariz, y ya se sienten mujeres y no niñas. Científicamente no hay edad de inicio para operar la nariz pues, de hecho, quienes además de cirugía estética, hacemos cirugías reconstructivas, estamos habituados a operar la nariz de un niño con fisura a los tres meses de edad y sabemos que esto no altera el crecimiento del tercio medio de la cara. Aquella creencia popular de que había que esperar hasta los 18 años para operarse, hace décadas que cayó en descrédito. Pero, por cierto, como todo en medicina, hay pacientes y pacientes. No recomendaría la operación a una niña de 14 años si entiendo que no existe la madurez suficiente, ni la capacidad de comprender, analizar, aceptar lo que le vamos a hacer. Tampoco si no hay una comprensión y aceptación de sus padres.

¿Extraer piel sobrante después de adelgazar a través de cirugía estética deja cicatrices visibles?, ¿cómo es el procedimiento?
La medicina ha aportado una gran aplicación a la obesidad como son las diferentes técnicas de adelgazamiento masivo. Esto ha puesto a los cirujanos plásticos a estudiar las mejores técnicas para quitar enormes cantidades de piel flácida de abdomen, brazos y muslos. En realidad, las técnicas en estos casos no pueden evitar las cicatrices, ya que con tanta flacidez es imposible evitarlas. Hemos aprendido a esconderlas mejor, ha hacerles tratamientos preventivos para que no desarrollen queloides y, fundamentalmente, a ir paso a paso, ya que en un principio, en el afán de abreviar tiempos, se realizaban demasiados procedimientos juntos. Hoy acordamos con el paciente varios tiempos y los resultados sin dudas son mejores.

¿El tipo de piel condiciona las cirugías estéticas que puedan hacerse en el rostro como, por ejemplo, lifting?
No caben dudas de que una piel muy delgada tiene un comportamiento muy diferente a una piel gruesa o sebácea o que tuvo secuelas de acné.
Allí, el cirujano debe variar las técnicas y el modo de preparación de la piel en forma preoperatoria. La cirugía estética, para ser exitosa, debe ser analizada y pensada, no se puede ni se debe realizar siempre lo mismo, porque cada paciente es diferente y así serán los resultados.

¿La aplicación de bótox en los labios es definitiva?
El criterio moderno es utilizar el bótox sólo para el tercio superior de la cara, es decir, en la frente, entrecejo, patas de gallo. Para labios se utilizan métodos de relleno diferentes al bótox y que, según cada profesional, varía en su elección. Estos métodos pueden ser transitorios (que requieren de retoques cada tanto), o definitivos, con los que se debe ser muy cuidadoso, ya que son difíciles de retirar una vez colocados.
Actualmente, existen en el mercado productos livianos que se aplican en varias sesiones y que, una vez logrado el resultado deseado, sí son definitivos.

¿Qué avances hay en la cirugía de reconstrucción de mamas?
La reconstrucción de mamas ha estado siempre ligada a la cirugía ablativa de la misma. Antiguamente, los métodos de resección del cáncer eran muy agresivos y requerían reconstrucciones complicadas y con resultados no tan perfectos.
Los nuevos métodos de diagnóstico permiten resecciones menores y, por lo tanto, reconstrucciones más cercanas a la perfección. Los expansores tisulares, que ya no son tan nuevos, constituyen el mejor método reconstructivo, ya que preparan el espacio y aumentan la cantidad de piel para que el implante definitivo se instale con naturalidad. Cuando la resección muscular y de piel no permite una expansión, deben traerse tejidos de otro lugar e irlos conformando como un seno. Antiguamente se usaba tejido de la espalda, pero ya no se utiliza por dejar una cicatriz desagradable y visible en la zona donde se extrae ese tejido donante. La reconstrucción con tejido del abdomen está muy aceptada ya que la paciente, a la vez que se le reconstruye el seno, consigue mejorar la flacidez y adiposidad localizada en el abdomen.
En centros muy especializados, se realizan reconstrucciones de mama utilizando tejido de glúteo llevado al tórax a través de microcirugía, aún
es un método muy poco difundido.

Via: La Voz – Argentina

La banalización de la cirugía plástica ha convertido a España en el cuarto país de todo el mundo que más operaciones de este tipo realiza Los propios especialistas opinan que se trata de “un negocio masificado”.
“Encontrase con personas que quieren siempre más no porque les sea imprescindible sino porque operarse se ha convertido en una obsesión para ellas es la parte fea de esta rama de la cirugía”, revela el cirujano plástico Josep Maria Palacín. Explica que para que la cirugía plástica esté al alcance de todos “ha pasado de ser una profesión artesanal que llevaban a cabo unos pocos, a ser un negocio masificado”.
Y es la sociedad la que cada vez ve más normal esta disciplina. Según las cifras de organizaciones médicas, las operaciones estéticas han aumentado el 20% desde la década de 1990 y España se ha convertido en el país europeo que más intervenciones de este tipo registra. De hecho, España hace el 8% de todas las intervenciones plásticas que se realizan en el mundo y es el cuarto país donde se practican más cirugías de esta categoría, por detrás de Estados Unidos, Brasil y Argentina.

La rinoplastia y el aumento de senos son las operaciones más populares entre las chicas que se someten al bisturí. Para Palacín, la clave del éxito de esta rama de la medicina son “las ganas de sentirse mejor con uno mismo”.
Precisamente por este motivo, Rocío Piñeiro pasó por el quirófano para operarse la nariz a los 21 años. “Quería sentirme a gusto y segura, gustarme más”, dice, aunque reconoce: “Seguramente si mis padres no hubieran insistido, yo no me habría sometido a la operación”. La abuela, la madre y los tíos de Rocío se realizaron una rinoplastia, explica la joven, y no entendían que a ella no le importase “haber heredado la misma nariz”. De todos modos, Rocío aclara: “no cambié mi aspecto hasta que lo vi totalmente claro”.
Aunque la crisis también ha perjudicado al mundo de la estética, ya que las intervenciones han sufrido una importante caída en los dos útimos años, según el vicepresidente de la Sociedad Española de Cirugía Reparadora y Estética (Secpre), Francisco Menéndez-Graíño, continúa siendo un negocio muy productivo. Se calcula que en España hay mil cirujanos plásticos titulados y el triple de médicos sin especialización que ejercen esta cirugía. Es una práctica legal. “Pero después somos los profesionales los que nos encargamos de arreglar los errores de los que no son especialistas”, se queja Palacín. Incluso con el bótox, que supone el 14% del total de procedimientos estéticos realizados en el país, la Secpre advierte de que “el tratamiento debe ser aplicado por médicos especialistas”.

Para Palacín, “la profesión se ha convertido en una negocio muy rentable y lo fundamental es sacar el máximo beneficio económico a través del márketing”. Ivo Pintanguy, cirujano estético brasileño, coincide con el doctor español en que “el culto al cuerpo es exagerado” y agrega que “se vende la idea de que para llegar al ideal de belleza se debe pasar por el quirófano”.
Por su lado, Flor Gómez, que se sometió a una reducción de pecho a los 20 años, señala: “no estoy en contra de la cirugía estética siempre que sea por un motivo coherente”. Ella pasó por el quirófano por su propia salud y comodidad; no obstante entiende que “si alguien tiene un trauma muy específico y operarse le ayuda a ser feliz, entonces adelante”.

Sorteos en discotecas
La banalización de la cirugía estética es cada vez mayor. Así lo demostró la discoteca Gabana de Sevilla al promocionar así una fiesta: siempre has soñado con tener mas tallas de pechonalidad, pues con Gabana es posible este jueves”. La velada, que sorteaba una operación de aumento de pecho, habría tenido lugar el pasado mes de diciembre, si no hubiera desatado tanta polémica. Ese mismo mes, el club Es Fogueró de Palma de Mallorca presentó la noche Especial chicas sin tetas no hay paraíso , que sorteaba una operación estética valorada en un importe de 4.500 euros.
Se mire como se mire, tratar una cirugía estética como si no fuera una operación es un grave error. Así lo indicó la Secpre, que destaca “el riesgo que supone para los jóvenes convertir la cirugía plástica en un juego” y apunta que “estas acciones son una falta de ética basadas en la frivolidad, en las que no se tiene en cuenta el papel del profesional”.
Cristina Mir, una joven que se hizo una intervención de aumento de pecho a los 19 años, concluye: “me parece grotesco que se jueguen con estos temas porque pasar por el quirófano nunca es bonito ni agradable”.

Via: Diario Córdoba

La ciudad condal se ha convertido en uno de los rincones de España más importantes en cuanto a la imagen. Así, podemos decir que la cirugía estética y plástica en Barcelona se ha convertido en la auténtica protagonista del ámbito sanitario gracias al desarrollo y puesta en marcha de un amplio número de centros dedicados a cuidar y mejorar el aspecto físico de todos sus pacientes.

En el caso concreto de la cirugía plástica varios son los tipos de tratamientos que se pueden realizar en estos momentos. No obstante, es cierto que hay una serie de ellos que han conseguido convertirse en los más demandados. Entre ellos habría que destacar, por ejemplo, estos dos:

Liposucción. Gracias a esta intervención, se consigue que la persona en cuestión haga desaparecer las acumulaciones de grasa que tiene en zonas como las caderas, el abdomen, la cara o los brazos.

Rejuvenecimiento facial. El sol, el paso de los años o una serie de vicios nocivos como el tabaco dan lugar a que nuestra piel pierda el brillo que poseía y adquiera un aspecto que nos haga parecer mayores de la edad que tenemos. Por ello, gracias a este tratamiento se consigue un mejor color de piel, mayor firmeza en la misma o incluso más luminosidad.

Sin embargo, cuando hablamos de la cirugía estética y plástica en Barcelona también es necesario subrayar el conjunto de acciones que se llevan a cabo en el campo de la primera de las citadas. En este caso concreto, destacan especialmente las siguientes:

Aumento de senos. Este es quizás el tratamiento más demandado entre las mujeres pues gracias a él consiguen eliminar sus complejos respecto al pequeño tamaño de sus pechos lo que hará que se sientan más atractivas y seguras de sí mismas en muchos casos.

Rinoplastia. Tanto féminas como hombres también apuestan por someterse a esta intervención pues les ofrece la posibilidad de conseguir una nariz más perfecta, menos protuberante y sin imperfecciones.

Otoplastia. En los últimos años especialmente es cuando más auge ha experimentado esta operación quirúrgica pues muchas son las personas que quieren acabar de una vez por todas con sus orejas de “soplillo”. Y lo conseguirán gracias a este tratamiento que se realiza no sólo en personas adultas sino también en pequeños que están acomplejados.

A grandes rasgos, estas son algunas de las intervenciones más demandadas pero la lista es muy amplia pues lo que se persigue es satisfacer las necesidades de cada paciente que tendrá sus propias ideas acerca del aspecto que quiere tener.

Via: Asturi.as

Según la revista “In Touch Weekly”, la sexy actriz Megan Fox podría haberse gastado alrededor de 60.000 dólares en cirugías para mejorar su rostro y figura.
Fox se habría sometido a diversos tratamientos como el uso de bótox, lifting, rinoplastia, relleno de las mejillas, tratamiento láser para la piel e inyecciones de silicona en los labios.

“Soy una persona insegura, no puedo ni mirarme en las fotos, no me gusto”, reveló la actriz en una entrevista, aunque, al parecer, su despido de la saga Transformers la habría obsesionado aún más en mejorar su imagen.
“Desde que la despidieron, siempre está pensando en cambiar su imagen y ahora se ha convertido en una persona totalmente distinta, está irreconocible”, señaló un allegado a la actriz.

Via: La República