Estar satisfecho con la autoimagen personal es vital para una vida saludable, no sólo físicamente sino también psicológicamente. Debido a ello la consulta médica del doctor Paloma ofrece todo el abanico de intervenciones dedicadas a mejorar el aspecto estético de las personas. Mediante el empleo de la medicina estética como parte complementaria a partir de la cual, con tratamientos médicos, se persigue mejorar la calidad de la piel, las arrugas y el envejecimiento. Y a través de la cirugía reconstructiva, como una especialidad que se basa en la reparación de partes afectadas de nuestro cuerpo, ya sea por tumores, traumatismos, malformaciones o quemaduras.

Estamos ante una especialidad médica que necesita actualizarse constantemente y por ello se aplican las últimas técnicas ya contrastadas dentro de la especialidad de la cirugía plástica y estética a nivel mundial, tanto desde el punto de vista del envejecimiento facial como desde las vertientes de la rinoplastia y el aumento de las mamas.

La filosofía del doctor Paloma y su equipo se basa en estar a la vanguardia de las técnicas más innovadoras existentes, ofreciendo la mayor calidad tanto en los tratamientos quirúrgicos como en la medicina estética. También proporcionando a los pacientes una información veraz, que se aproxime al máximo a sus expectativas. Prestando una atención personalizada que transmita al paciente un elevado nivel de confianza, partiendo de la base de que el Centro Médico Teknon dispone de las mejores prestaciones de Europa. El proyecto de futuro más importante de la consulta médica del doctor Paloma está centrada en la construcción de un nuevo edificio en el que poder ampliar espacios, adaptar un mayor número de especialistas y mejorar las diferentes secciones que tenemos para conseguir un mayor confort para el paciente. En cuanto al desarrollo científico, el proyecto de futuro por el que apuesta son los trabajos con células madre, factores de crecimiento y auto-injerto de tejido.

El paciente que acude a la consulta es una persona normal y corriente, preocupada por algún defecto de su cuerpo provocado por el paso del tiempo, por motivos congénitos o a causa de un accidente, y que les altera en su vida cotidiana. Y en el caso específico de las mujeres se puede diferenciar tres grupos. En primer lugar el segmento de mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 25años, que fundamentalmente preguntan sobre remodelación de las mamas, temas de nariz y liposucciones. El segundo gran grupo estaría formado por mujeres de entre35 y 45años, que sobre todo se interesan por cuestiones estéticas de la cara y por mejorar quirúrgicamente aspectos que han sido alterados a causa de la maternidad, como flaccidez de las mamas o debilidad y descolgamiento abdominal. El tercer grupo estaría constituido por mujeres a partir de los 50 años, que han tenido grandes cambios hormonales a causa de la menopausia y acuden a valorar una remodelación corporal abdominal y también, por cuestiones de envejecimiento facial.

Más información: Sunotadeprensa.com

hombres_clientes_clinicas_esteticasEl elixir de la eterna juventud es algo que parecen buscar cada vez más compostelanos. En las consultas de estética se están produciendo dos fenómenos, por un lado los adelantos en tratamientos antienvejecimiento sin necesidad de cirugía, y por otro la clientela, donde van ganando terreno los hombres, que ya conforman la cuarta parte. También se están derribando barreras en cuanto a la edad, ya que cada vez hay más mujeres que rondan la treintena.

En cuanto a la pócima de la eterna juventud, la especialista en Estética, la doctora Débora Azuaje, de la Clínica Máiz, asegura que el tratamiento estrella es el ácido hialurónico, “que se utiliza principalmente para aumentar el volumen de los labios y pómulos y reducir cicatrices por acné severo, así como para eliminar arrugas, sobre todo las peribucales y los surcos nasogenianos, que envejecen bastante el rostro al descolgarse la piel de esta zona de la cara, dando un aspecto apagado y triste”.

Precisamente, éste es uno de los más demandados por los hombres, principalmente a partir de los cuarenta años. El perfil de estos pacientes suele responder a ejecutivos y también personas cuya imagen es importante en su trabajo, además de aquellos a los que les gusta cuidar mucho su físico.

Más información: Elcorreogallego.es