Los hombres ya hace décadas que comenzaron a preocuparse más por su aspecto físico y han dejado de lado los prejuicios acerca de la belleza masculina. Hoy por hoy, se ocupan de su cabello, su piel, sus manos y también de mejorar aquellos detalles de su cuerpo o rostro que no consideran estéticos, recurriendo a la cirugía plástica o algún otro tipo de tratamiento que ayude a mejorarlos. Cuando comenzó el auge de las cirugías plásticas en los 80, el porcentaje de hombres las solicitaba era mínimo, en cambio en la actualidad es muy frecuente que tanto famosos que personas comunes se decidan por ellas.

Hay determinadas cirugías estéticas que son solicitadas con más frecuencia por los hombres, pero además de ver cuáles son, veremos los lugares del cuerpo en donde más se las realizan.

Rinoplastia
Esta es la cirugía estética más solicitada por los hombres de acuerdo con datos de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS) y el procedimiento más solicitado es la corrección o reducción del tabique nasal.

Blefaroplastia
Es la cirugía de parpados en la que se quita la piel sobrante de los párpados, causada por el inevitable paso de los años. Este procedimiento tiene como objetivo dar un aspecto más juvenil y fresco al contorno de los ojos.

Liposucción
Las zonas más pedidas por los hombres para liposucción son:
Abdomen y cintura: La liposucción de esta zona es la más pedida por los hombres que desean sacar esa grasa acumulada con tanta frecuencia en esta parte del cuerpo
Mejillas y papada
Pantorrillas y tobillos
Pecho
Espalda y zona de las axilas

Implantes
La variedad de implantes que hay en la actualidad es mucha, tienen como objetivo mejorar o corregir la apariencia física, desde bíceps hasta testículos. Los hombres recurren a ellos para aumentar el tamaño o mejorar la forma de sus músculos, por ejemplo: Pectorales bien formados y depilados, como suele verse en muchos de los metro sexuales famosos y no famosos. La demanda de este tipo de procedimientos se triplicó desde 2005 a la fecha.

Los implantes de silicona que los hombres suelen solicitar son:
Pectorales
Tríceps
Bíceps
Pantorrillas
Glúteos
Testículos

Implantes capilares
Los microimplantes o microinjertos de cabello, son muy solicitados por los hombres (representan aproximadamente el 80% de las intervenciones masculinas), para solucionar de manera definitiva y natural el problema de la calvicie.

Via: Bello Magazine

Anuncios

Someternos a una operación de cirugía estética provoca miedos y dudas: muchas veces intensificados por las leyendas urbanas que corren alrededor de este tipo de prácticas médicas. Por eso, el doctor Moisés Martín Anaya, nos comenta los mitos que circulan sobre este tipo de operaciones: que hacen que la preocupación aumente y que, en muchos casos, no son ciertos. A partir de ahora estarás más relajada a la hora de someterte a una intervención estética.

El lifting facial estira la piel
Sí, es cierto que el lifting estira la piel pero además consigue regenerar las partes del rostro que se han ido estropeando con el tiempo. Actualmente existen nuevas técnicas como la blefaroplastia, rinoplastia o lipoescultura que usan la propia grasa de nuestro organismo para hacer rellenos en la parte que se desee.

Los resultados de la liposucción solo duran un año
Esta técnica permite la remodelación de la silueta ya que actúa eliminando la grasa acumulada en distintas partes de nuestro cuerpo. Se practica con incisiones y en muchos casos, la operación va más allá de lo estético, alcanzando lo saludable: ten en cuenta que con ella se adelgaza y permite que obtengas una figura perfecta. Además, ¡sus resultados son permanentes!

Las prótesis mamarias explotan en los aviones
Aunque parezca realmente absurdo, todavía hay muchas personas que creen que esto ocurre. Es obvio que con una operación de pecho, tu vida diaria no cambiará.
Las prótesis que se usan en las operaciones han pasado con anterioridad por miles de controles de seguridad y calidad, siendo uno de ellos la resistencia a la presión, así que no tienes nada de lo que preocuparte.
No tengas miedo y ¡haz los viajes que desees sacando pecho!

Eliminar una costilla y así conseguir cintura
Este mito está totalmente difundido en la sociedad y es completamente falso. Las costillas no hacen que tu cintura sea más o menos fina. Para conseguir tener una cintura de avispa gracias a la cirugía, se debe recurrir a eliminar parte de grasa de la zona y así tener una figura más delgada.

Las cicatrices desaparecen
Todas las operaciones que necesitan la ayuda del bisturí, dejan cicatriz. Es cierto, que en todos los casos se pretende obtener un resultado en donde la marca de la operación sea lo menos visible posible. Pero la recuperación de la cicatriz depende siempre de la piel del paciente: no todas tienen la misma rapidez cicatrizante. Te aconsejamos que te apliques cremas de tratamiento que aceleren el proceso.

La cirugía es el nuevo antidepresivo
Una operación estética no cambiará tus problemas personales. Quizá a partir de la operación, te sientas más segura de ti misma, pero no serán el foco de la solución del dilema. Tu personalidad o problemas profundos no podrá remediarlos la cirugía, serás tú misma la que debas luchar contra ellos.

Las prótesis mamarias hay que cambiarlas cada decenio
Es cierto que las prótesis deben ser cambiadas en algunas ocasiones pero no en un tiempo impuesto: eso dependerá de cómo sea la reacción del paciente. Algunas prótesis necesitan el cambio en el periodo de diez años, otras quince y algunas nunca.

La grasa puede eliminarse con dieta y ejercicio
Una buena alimentación y la realización de deporte hacen que nuestro cuerpo esté fuerte y tonificado y, en muchas ocasiones, libre de grasa, pero jamás podrás deshacerte de toda la grasa acumulada en tu cuerpo, eso solo lo conseguirás a base de liposucción.

La cirugía es cosa de ricos
El paso por el quirófano se ha extendido y ya no es solo una cosa para gente adinerada. Como todas las cosas, ha tenido un proceso y una evolución en el que se ha mejorado su realización y se ha abaratado su práctica. Hacerse un retoque estético ya no es sinónimo de poder adquisitivo.

Via: Carlos de San Juan

Las chilenas que quieren mejorar el aspecto y la funcionalidad de su zona íntima son cada vez más, lo que ha provocado un gran aumento en las consultas y cirugías plásticas ginecológicas, según cuenta el “gurú” de estos procedimientos en Chile, el Dr. Jack Pardo Schanz, uroginecólogo y cirujano plástico ginecológico.

“La cirugía plástica ginecológica es la de mayor crecimiento y demanda de la última década”, explica el dr. Pardo dela Clínica SaraMoncada. “Las más solicitadas por las mujeres en Chile son el revujenecimiento vaginal y la labioplastía”, agrega.
El 60% de las mujeres que consultan por rejuvenecimiento vaginal lo hacen porque “tienen problemas múltiples asociados como prolapso, amplitud vaginal o incontinencia urinaria severa. En el último tiempo, gran parte de las mujeres que han llegado a la consulta por amplitud vaginal, son mujeres que han perdido la capacidad de tener un orgasmo vaginal durante el coito”, asegura el facultativo.
La operación se realiza con un láser o bisturí eléctrico, que logra mejorar la fuerza y control de la vagina, así como embellece el periné, que es la zona donde quedan las cicatrices luego de los partos. También “hace posible la disminución del diámetro externo e interno de la vagina”, explica el experto que ha realizado más de 400 de estas cirugías en el último tiempo.
El otro procedimiento popular es la labioplastía, que reduce el tamaño de los labios menores. “Generalmente las mujeres que consultan se quejan por sentir molestias con ropa interior apretada o cuando hacen deportes que implican estar apoyadas sobre sus genitales, por ejemplo, bicicleta o spinning”, dice el médico que ha realizado medio millar de esta cirugía.

Por último, cada día más chilenas buscan verse con menos años incluso en esa zona y se sometene a un lifting de labios mayores, que con frecuencia se asocia a la inyección de grasa para lograr un aspecto más juvenil.
“Nunca he realizado una himenoplastía -que es una reconstrucción del himne- en Chile ya que no me la han solicitado, lo que por cierto, habla muy bien de nuestras mujeres”, agregó el médico.

Procedimientos
• Rejuvenecimiento vaginal. La técnica usada se llama Laser Vaginal Rejuvenation (LVR), se desarrolló en los 90’ en Los Angeles, California y consiste en una operación por láser o bisturí eléctrico. Mejorando el tono vaginal, su fuerza y control. Si lo que se desea es sólo embellecer la vagina, existe la técnica conocida como Designer Laser Vaginoplasty (DLV), que consiste en una reparación estética ginecológica.
• Labioplastía. Es una reducción de los labios menores o ninfas que presentan alguna asimetría (desiguales o colgantes) e hipertrofias (muy grandes) por diferentes razones congénitas o adquiridas en el transcurso de la vida. Esta se trata de una operación mínimamente invasiva, ambulatoria y de muy rápida recuperación con nuestra técnica.

Via: Radio Santiago

Un cirujano miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), que trabaja en Madrid y ha sido condenado al menos en otras cinco ocasiones, deberá pagar 83.000 euros a una mujer de 25 años a quien causó un “daño desproporcionado” en una operación de reducción de mama.

La sentencia por “daños y perjuicios” en este caso, de febrero de 2009, y cuyo recurso interpuesto por la parte demandada fue desestimado el 3 de julio en el Juzgado madrileño de Primera Instancia nº 11, ha sido enviada a Efe por el Defensor del Paciente, como representante de los intereses de la interesada, M.P.R.
A tenor de esta sentencia y otras conocidas contra el mismo cirujano condenado, identificado como D.V.P.P., el Defensor del Paciente ha anunciado que solicitará su expulsión de la SECPRE.
Según la sentencia, este médico llevó a cabo una “mastopexia”, intervención que “nada tiene que ver con la reducción (de pecho) solicitada por la paciente”, en octubre de 2004 en la Clínica Moncloa, de Madrid.
Al no haber resultado “satisfactoria” esta intervención se practicó otra en septiembre de 2005 de la que resultaron una serie de “secuelas” atribuidas a un “incorrecto desempeño profesional” del demandado.
Según la sentencia, dichas secuelas obligaron a la demandante a someterse, con otro médico, a un “tratamiento reconstructivo” en el que le fueron implantadas unas prótesis.
El texto del fallo dice que la intervención quirúrgica practicada por el demandado fue “técnicamente incorrecta” y que este “lo termina admitiendo” en su recurso a la primera sentencia cuando dice que “el complejo areola-pezón quedó un poco alto”.
Según un informe pericial aceptado por el tribunal, el demandado infringió la “lex artis ad hoc” y, además, la segunda cirugía, “de retoque”, fue “insuficiente e inadecuada, con un resultado aún peor, no corrigiendo el defecto existente e introduciendo otros nuevos como la disminución exagerada del volumen mamario”.
El juez recoge en la sentencia los insuficientes e inadecuados consentimientos informados de las cirugías practicadas, “además de haber existido una insuficiente e inadecuada aplicación de medios no habitual según el estado de la ciencia en la especialidad de cirugía plástica y por tanto no sujeta a la ‘lex artis'”, dice el Defensor del Paciente.
El fallo judicial añade que las intervenciones practicadas por el cirujano a la paciente demandante “no solo no mejoraron” su estado físico, “sino que se causaron con ellas un daño desproporcionado y no habitual que en modo alguno fue consentido” por ella.
La sentencia concede a la mujer una indemnización de 83.131.04 euros más los intereses legales ocasionados desde la interpelación judicial.

Via: Larioja.com

Entre el 10 y el 20% de quienes se someten a operaciones de cirugía estética en China son menores de edad. Las intervenciones quirúrgicas entre este colectivo han crecido entre 10 y 15 por ciento anual durante los últimos cinco años, debido al deseo de muchos jóvenes de mejorar su imagen y a la actitud más abierta de los padres, según expertos.

Las vacaciones de verano son además la temporada pico para que muchos estudiantes universitarios se sometan a este tipo de operaciones plásticas. De acuerdo con hospitales de China, en el último año el número de adolescentes que acuden en busca de estos servicios está en aumento, incluyendo hasta estudiantes de secundaria.
Sin embargo, los doctores advierten que someterse a una cirugía estética a tan temprana edad puede ser arriesgado para el desarrollo físico de los menores. “Hemos practicado más de 200 operaciones el mes pasado, 30 por ciento más que en la misma época del año pasado y 50 por ciento más que lo normal”, cuenta el doctor Tang Ling, del Hospital del Ejército de Liberación Popular No. 455, en Shanghái. “Alrededor del 80 por ciento son estudiantes de universidad y secundaria, acompañados por sus padres”, explica.
Según el hospital, los menores, la mayoría de entre 15 y 18 años, se someten a menudo a cirugía de párpado doble para ampliar el tamaño de sus ojos, una intervención que es la menos arriesgada y la más popular entre los menores, ya que en China se consideran los ojos grandes como sinónimo de belleza. Pero un lifting facial es una intervención no recomendada en pacientes de menos de 18 años.
Los grandes hospitales afirman rechazar peticiones de menores deseosos de someterse a cirugías plásticas, con el fin de arreglar alguna herida o defectos congénitos.
Según Tang, el hospital rechaza las intervenciones de gran calado, como aumento de senos, liposucción y reestructuración facial. Tales cirugías no deben realizarse hasta al menos los 20 años de edad, de lo contrario podrían causar grandes daños en el desarrollo normal del cuerpo y ralentizar el crecimiento de la zona intervenida.
Liu Chunglong, del Hospital de Cirugía Plástica Tida de Shanghái, indica que su clínica rechaza intervenir a menores en casos de implantes, que podrían causar bultos a medida que la piel y los órganos continúan creciendo. Liu añade una advertencia: “Los menores no deberían acudir a clínicas pequeñas para tales intervenciones en caso de ser rechazados en un hospital”.

Via: Spanish China

Las orejas de la estadounidense Nadia Ilse (14) fueron objetos de burla por sus compañeros de escuela. Apodos como “Dumbo” y “Orejas de elefante” mellaron en su autoestima, hasta que una fundación se contactó con ella para pagarle una operación y cambiar su aspecto.

El grupo Little Baby Face, además de pagar la otoplastía, también se encargó de costear los pasajes de Nueva York a Georgia, donde se llevaría a cabo la intervención quirúrgica. Durante la operación, los doctores tuvieron que sumar una rinoplastia y mantoplasia, pues la menor tenía el tabique desviado y el mentón no iba corresponder con su nueva figura.
Todo el proceso médico costó 40.000 dólares. “Nos gusta decir que Baby Face transforma la vida de estos niños y les otorga confianza”, declaró un portavoz de la fundación.

Via: Publimetro

La cirugía de aumento mamario con implantes es quizá la que más frecuentemente se practica en cirugía plástica y estética. Resulta muy interesante poder conocer cuáles son las preguntas que más frecuentemente responde el especialista en su consulta habitual.

¿Anestesia local o general?
Las dos opciones son validas, pero implican procedimientos distintos. En general cuando las prótesis se implantan delante del musculo pectoral, la cirugía puede realizarse con anestesia local y sedación, pero si el cirujano elige una implantación debajo del musculo es necesaria la anestesia general.

¿Es necesaria hospitalización o puede hacerse de forma ambulante?
El tipo de anestesia condiciona un poco la necesidad de hospitalización, siendo recomendable casi siempre un ingreso de 24 horas en hospital para controlar la evolución más inmediata.

¿Es una intervención con mucho riesgo o complicaciones?
En general es una cirugía de una hora donde no se abren cavidades corporales y por tanto el postoperatorio es favorable y sin apenas complicaciones. Pero no hay que olvidar que en cirugía siempre pueden haber hemorragias o infecciones y en el caso especifico de los implantes mamarios, un 4% de los casos acaban en contractura capsular o rechazo como la gente lo conoce.

¿Qué es la contractura capsular?
Es una cicatriz que se forma alrededor de la prótesis como si fuera una piel de cebolla, que habitualmente debe quedar blanda y ser suave al tacto y no dar ninguna molestia, pero en un 4-5% de los casos se genera de forma muy intensa, se hace gruesa y dura y provoca una contracción del implante, generando molestias, dolor e incluso deformidad de la mama; es lo que la gente conoce como rechazo y suelen aparecer como mamas duras y muy artificiales a la vista.

¿Dónde suelen ir las cicatrices?
Existen tres opciones posibles. La primera es vía axilar, pero es practicada muy pocas veces porque resulta difícil la cirugía y no permite un control directo del campo operatorio. La segunda opción es en la areola, haciendo una incisión en la mitad inferior de la areola que bordea la periferia de la misma para que en la zona de cambio de color se camufle la cicatriz y resulte mucho menos visible. La tercera opción es en el surco submamario; esta ultima suele ser preferida en pacientes que pretendan lactar en un futuro.

¿En cuánto tiempo se puede hacer vida normal después de la intervención?
La primera semana se recomienda evitar esfuerzos con los brazos y al final de la segunda semana se retiran los puntos; a partir de entonces se permite ir incorporándose a la vida normal, a excepción del ejercicio intenso.

¿Después de la cirugía se recomienda algún tratamiento?
Es habitual recomendar drenaje linfático manual tras la cirugía para disminuir la inflamación y evitar la contractura capsular. Suelen ser necesarias unas 10-12 sesiones de drenajes a partir de la primera semana.

¿Cuánto tiempo duran unos implantes?
No tenemos una respuesta exacta porque es muy difícil saber que resistencia tienen los materiales dentro del cuerpo. Tampoco tenemos experiencia de más de 40 años. Por tanto, lo mejor es controlar periódicamente los implantes bajo ecografía o mamografía con el fin de detectar precozmente alguna alteración que pueda tener que obligar a un recambio protésico.

¿Es posible la lactancia después de esta cirugía?
Lo normal es que sea posible a pesar de la cirugía practicada en la glándula, pero en algunos casos no será posible y siempre nos quedara la duda de si no fue posible por la cirugía o por motivos anatómicos.

¿Existe algún otro método alternativo a los implantes para conseguir un aumento mamario?
Realmente no. Los injertos de grasa antólogos (de la propia paciente) o al acido hialurónico (macrolane) son una buena alternativa para paciente que busquen una reafirmación del pecho pero no un verdadero y definitivo aumento del mismo, ya que son soluciones temporales y consiguen solo pequeños aumentos.

Via: LNE