A Khaled y a Mahmud una explosión les destrozó una mano cuando combatían contra las tropas de Gadafi a las puertas de Trípoli. Una clínica de cirugía plástica de Santander se las ha devuelto y ya se prepara para recibir a otros quince rebeldes libios, mutilados de guerra.

El Gobierno de Libia, a través de su Embajada, sufraga su estancia en España y las operaciones en la clínica que dirige el cirujano Francisco Piñal, que les ha reconstruido las manos implantándoles dedos de los pies, su especialidad.
Khaled Elhirishi acaba de cumplir 25 años. Fue operado hace un mes y cuenta -mientras se somete a otra cura- que estaba esperando a un convoy de partidarios de Muamar el Gadafi con una bomba en una maleta, cuando el enemigo le disparó, una bala impactó en la bomba y le estalló en la mano.
Cuando se le pregunta cómo era la Libia de Gadafi, recuerda que de niño tenía miedo y que cada vez que salía de casa para ir a la escuela, su madre le decía que tuviera mucho cuidado y no hablara del presidente porque “era un tirano”. “Tenía miedo hasta de pensar en él”, confiesa.

“Al llegar a esta ciudad, al aeropuerto, me asombré y empecé a echar rayos contra Gadafi, ¿cómo nos ha tenido así 42 años?”, se pregunta Khaled, que perdió tres dedos y el pulgar de la mano izquierda con la explosión.
Piñal le ha hecho un dedo nuevo con parte de otros dos de la mano y además le ha implantado dos dedos del pie.
Mahmud Hamza, de 22 años, fue operado antes que su compañero. Tenía amputado el índice y el pulgar. Le han trasplantado un dedo del pie y también le han reconstruido el dedo medio.
Relata que la mano se la destrozó un misil antiaéreo que fue usado contra civiles y afirma que, cuando estalló la revolución, “no se lo pensó” antes de sumarse a los rebeldes.
Como Khaled, asegura que no ha pasado miedo y dice que en la guerra ha aprendido “a ser más valiente, a no tener miedo y a ser más paciente que antes”.

Khaled y Mahmud podrán volver en unas seis semanas a casa, donde tendrán que seguir haciendo rehabilitación, señala Francisco Piñal.
Según el cirujano, en este tipo de trasplantes la recuperación es buena y en tres semanas los pacientes ya pueden empezar a mover las manos, aunque recuperar la sensibilidad y el tacto es más lento.
Junto a estos dos jóvenes libios llegaron otros cuatro, pero aquellos fueron los primeros en ser intervenidos, pues presentaban lesiones más graves. Y a Piñal le acaban de comunicar que pronto llegarán otros quince.

“Si no somos los que más trasplantes del pie a la mano hemos hecho en Europa estamos entre ellos”, apunta el cirujano, y subraya que es una técnica que “hay que hacer continuamente para que funcione bien”.
“Los dedos del pie en la mano no los puedes rechazar, no te puedes rechazar a ti mismo, pero puede haber una obstrucción de arteria y te quedas sin el dedo del pie y sin el de la mano”, argumenta.
Su clínica realiza unos cincuenta intervenciones de este tipo al año a pacientes españoles, pero también de Italia, Francia o Polonia, con una tasa de éxito que supera el 99 por ciento.
Khaled y Mahmud han sido sometidos a varias intervenciones, porque son operaciones que pueden durar hasta 18 horas.

La Embajada de Libia ha visto que los trasplantes funcionan y por eso, se ha decidido a enviar más pacientes que, como los dos jóvenes, fueron operados antes en su país sin éxito.

Via: Univisión – México

Anuncios

El decano y catedrático de Periodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, el doctor Mariano Sanz, señaló que el cuidado bucal de los españoles ha mejorado “ostensiblemente”, aunque matizó que siguen siendo “deficientes”, ya que la atención bucal en España continúa siendo fundamentalmente curativa y restauradora, y se pone “muy poco énfasis” en los aspectos preventivos.

“El ciudadano acude al dentista fundamentalmente por molestias y dolor o cuando la falta de dientes o su aspecto le ocasiona un problema de interacción social o de calidad de vida, lo que hace que los niveles de consumo de productos de higiene bucal sigan siendo en nuestro país de los más bajos de Europa”, lamentó.

Respecto a los buenos hábitos, indicó que se ha de realizar un adecuado cepillado dos veces al día con una pasta de dientes fluorada; una correcta higiene interdentaria (utilizando el hilo dental o cepillos interdentarios) una vez al día y el uso de colutorios con demostrada eficacia antiplaca y antigingivitis normalmente consigue mantener unos niveles de placa dental compatibles con salud.

Asimismo, indicó que la población debe acostumbrarse a ir al dentista al menos dos veces al año para revisar el estado de su dentición, para realizar profilaxis (limpiezas profesionales) y para obtener educación y promoción en salud.

ATENCIÓN BUCAL PÚBLICA

Por otro lado, respecto a la atención bucal, destacó que existen diferencias en los sistemas de cobertura de los servicios odontológicos públicos respecto a algunos países, como Holanda o los países escandinavos, donde la cobertura en salud bucal es gratuita y está vinculada a programas preventivos específicos, tanto de cumplimiento con unas revisiones periódicas como de alcanzar unos objetivos de salud.

Más información: Europapress.es

En los últimos años, España se ha convertido en uno de los países punteros tanto en las técnicas de cirugía plástica como en su demanda, somos el cuarto país con más intervenciones de esta especialidad. Dr. Iván Mañero, a la cabeza de un gran equipo multidisciplinar, se ha convertido en uno de los grandes especialistas de nuestro país en cirugía plástica estética y reparadora. El Instituto de Cirugía Plástica Dr. Iván Mañero, de gran renombre internacional, se ha convertido en un referente en su campo, tanto en cirugía plástica (corporal y facial) como en salud estética y cirugía estética genital.

Después de más de 15 años ejerciendo, ¿cuál es su reto profesional actualmente?

Siempre hemos trabajado para ofrecer las últimas técnicas y las más avanzadas tecnologías en cirugía plástica y estética. Pero mi reto personal sigue siendo el mismo que el primer día: el bienestar del paciente. Es el motor que nos pone en marcha cada día. Por ello no sólo debemos buscar unos resultados óptimos, sino también un trato exquisito, la máxima calidad de servicio, al tiempo que una relación humana y cercana. Es decir, que el paciente se sienta arropado en todo momento. Porque una buena relación médico-paciente no significa tan sólo un trato cordial, sino también que haya una confianza de base, que permita al cirujano conocer cuáles son sus miedos, porqué ha optado por este tratamiento, qué es lo que realmente le incomoda, qué es lo que el paciente necesita en realidad y qué espera del procedimiento que ha solicitado. A partir de ahí podemos aconsejarle mejor y los resultados serán los esperados.

-En cirugía plástica estética, ¿cuál es el secreto para conseguir unos buenos resultados?

Para mí siempre es muy importante que el paciente se sienta seguro de quién tiene delante, y para conseguirlo, la información es básica. Información sobre el procedimiento, el equipo médico, el centro hospitalario donde se le operará, etc. Además, creo que es imprescindible que consulte a diferentes cirujanos para diluir cualquier duda o inquietud, que escoja el mejor profesional según su experiencia, su pericia y la relación personal que se haya establecido. Que el equipo médico le aporte un diagnóstico y un tratamiento personalizado y multidisciplinar. Yo siempre he apostado por equipos multidisciplinares donde tienen cabida desde cirujanos plásticos, médicos estéticos, terapeutas, técnicos en estética, dietistas, etc. Porque siempre abordamos al paciente desde el punto de vista del conjunto, no focalizamos el problema en las cartucheras, el abdomen o el pecho, por ejemplo. Sino que buscamos un contorno armónico, y para conseguirlo podemos utilizar distintas técnicas desde los distintos campos de la estética.

-Y desde su punto de vista, ¿cómo ha avanzado su especialidad en los últimos años?

Médica y técnicamente ha habido avances, sobre todo en algunas técnicas y en la anestesia, que permiten que la cirugía estética cada vez sea menos invasiva y permita unos resultados más naturales y armónicos. Pero también cabe destacar el desarrollo social, es decir, la “democratización” de esta especialidad que ha permitido que llegue a muchas más personas, ahora no son sólo modelos o actores los que se someten a una intervención de cirugía estética: en nuestro centro operamos desde abogados, a administrativas, cajeras de supermercado o presentadoras de televisión.

-¿Hacia dónde va ahora la cirugía plástica y estética?

Creo que cada vez será menos invasiva, cicatrices más inapreciables y postoperatorios más cortos. Pero también creo que los logros más notables irán más encaminados hacia la cirugía reconstructiva: el transplante de cara, por ejemplo, creo que será un gran avance para personas con deformidades graves por un accidente o congénitas.

Más información: Comunicacionempresarial.net

El aumento de pecho es la operación más practicada en EEUU y España. Un total de 50.000 mujeres la realizan al año en nuestro país. Ahora una nueva técnica sin cirugía pretende revolucionar este campo. Consiste en una inyección de ácido hialurónico.

Desde que Pamela Anderson pusiera de moda su enorme busto en los años 90, la obsesión de las mujeres por lucir un pecho perfecto y, sobre todo voluminoso, ha ido creciendo en estos 20 años. Cada día, un bombardeo de imágenes publicitarias como el provocador desfile de Victoria Secret o el glamouroso sujetador más caro del mundo, imponen el abultado cánon de belleza.

Por eso, cada día aumentan casos como el de Ana. Quiere aumentar su talla de sujetador. Y el último grito ya no es el implante de silicona o gel, sino una nueva y revolucionaria inyección de ácido hialurónico.

Ángel Juarez- jefe Cirugía Plástica del Hospital La Zarzuela en Madrid explica que “es una tecnica muy sencilla, que no deja cicatrices, que no precisa anestesia general despues de realizarse. “

Es decir, no hace falta pasar por el quirófano. Con una simple inyección, consigue rellenar de manera moderada la mama. En sólo 30 minutos, con anestesia local, sin cicatrices y sin post operatorio. Aunque también tiene restricciones.

Más información: Antena3noticias.com

A partir de este lunes, 14 de diciembre, y hasta el día 16, el XXIX Curso de Aprendizaje en Suturas Laparoscópicas será impartido en Cáceres por prestigiosos cirujanos laparoscopistas de España, como el Dr. Salvador Pascual y la Dra. Tejonero del Hospital Santa María del Puerto (Puerto de Santa María), el Dr. Bilbao de la Clínica Vicente San Sebastián (Bilbao), el Dr. Torres del Hospital San Carlos (Madrid), el Dr. Díez-Caballero del centro médico Teknon (Barcelona), el Dr. Fatás del Hospital Royo Villanova (Zaragoza) y el Dr. Asencio del Hospital Universitario (Guadalajara).

Igualmente, esta actividad contará con la colaboración de los profesionales del CCMI “Jesús Usón” (Cáceres), según ha informado el propio centro a través de un comunicado.

Este curso se hace realidad teniendo en cuenta las importantes ventajas asociadas a la cirugía de mínima invasión y el empleo cada vez más generalizado de estas técnicas, factores que han hecho necesaria la actualización de los procedimientos quirúrgicos convencionales y el desarrollo de una gran variedad de nuevas aplicaciones clínicas.

En este sentido, la cirugía laparoscópica es una técnica mínimamente invasiva que permite la intervención de los pacientes reduciendo los factores de riesgo propios de la cirugía convencional, así como la recuperación postoperatoria, el malestar, dolor, etc.

Así pues, estos Cursos se centran en el aprendizaje de la técnica de sutura intracorpórea y la corrección del reflujo gastroesofágico, mediante la aplicación de la cirugía laparoscópica, apunta el CCMI.

Más información: Regiondigital.com

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Bilbao ha sido autorizado para obtener, conservar en frío e implantar tejido ovárico a mujeres que van a someterse a tratamientos de radioterapia o quimioterapia. Éste es primer centro privado de España que ha conseguido la autorización para desarrollar esta técnica.

IVI Bilbao informó ayer de que, gracias a la autorización sanitaria aprobada por el Gobierno vasco, podrá realizar este proceso, que ya realizan centros públicos y que supone “una alternativa” para todas aquellas mujeres que, una vez superado el cáncer, quieran tener descendencia. “Las mujeres que se enfrentan a esta enfermedad no tienen por qué renunciar a ser madres más adelante”, explicó Marcos Ferrando, director del centro médico.

El avance de los tratamientos oncológicos permite que más del 70% de los individuos sobrevivan al cáncer. Sin embargo, cualquiera de los tratamientos oncológicos empleados hasta hoy (quimioterapia, radioterapia o cirugía) pueden generar infertilidad, tanto en varones como en mujeres que estén todavía en edad fértil. Por ello, Ferrando señaló que la opción más adecuada para poder ser padre después del cáncer es la “criopreservación”, tanto para mujeres como para hombres.

Más información: Elpais.com

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa, la segunda más frecuente tras el Alzheimer. Es crónica, progresiva, pero no mortal. Lo que sí se puede es mitigar sus efectos, y cada vez más. Gracias a los últimos avances de la medicina, quienes lo padecen «pueden llegar a hacer una vida normal durante muchos años, y su esperanza de vida es prácticamente igual a la del resto de la población», manifestó ayer el doctor Gurutz Linazasoro durante las conclusiones de la IV Reunión Nacional sobre Enfermedad de Parkinson y Trastornos del Movimiento, un congreso que durante dos días reunió en Truyés a un centenar de neurólogos de distintos lugares de España.

Se trataba de intercambiar experiencias, de actualizar conocimientos a todos los niveles, desde el diagnóstico hasta el tratamiento. También se habló, y mucho, de futuro, del papel que pueden jugar las células madre a la hora de encontrar una terapia definitiva. El doctor Linazasoro fue contundente: «Hay que advertir a la población de que huya de estas terapias. Hay clínicas en algunos lugares del mundo que ofrecen tratamientos ‘definitivos’ a base de células madre. Es mentira, un fraude inadmisible. La investigación en el campo de las células madre ofrece perspectivas muy prometedoras, pero aún estamos muy lejos de poder aplicarlas, Hay que esperar», concluyó.

El doctor Linazasoro también quiso romper falsos tópicos. «El Parkinson no es una enfermedad de viejos. Es cierto que afecta principalmente a los mayores de 65 años (a partir de esa edad lo padece un 2% de la población) pero en un 15% de los casos comienza a manifestarse antes de los 40 años».

Más información: Elcomerciodigital.com