La hormona tiroidea es una de las glándulas que más funciones realiza en nuestro organismo, entre ellas la producción de las hormonas t3 y t4. Se calcula que a partir de los 50 años, una de cada dos mujeres serán diagnosticadas de un nódulo en la tiroides.

El doctor Pablo Moreno, responsable de cirugía endocrina del servicio de cirugía general y digestiva del Hospital de Bellvitge de la Clínica Tres Torres de Barcelona, detalla en qué consiste este tipo de intervención endocrina.

En qué situaciones se requiere operar

La glándula de la tiroides puede presentar alteraciones en su función y generar hormonas en exceso. Estamos hablando de un problema de hipertiroidismo que en algunas ocasiones precisa de una intervención quirúrgica. Puede ser en casos donde se produzca la enfermedad de Grace o cuando los nódulos se hacen autónomos y trabajan demasiado por sí solos. En los pacientes que presenten una hiperfunción se deberá optar por la cirugía. Otro de los parámetros que se siguen a la hora de decidir si hay que operar o no es el tamaño que alcance el nódulo. Si es superior a los 3 cm, a pesar de ser benigno, es recomendable que se extraiga. También en los casos en que se sospeche que existe un posible cáncer, o cuando su tamaño provoca molestias al tragar o un desplazamiento de la tráquea. También hay personas que por motivos cosméticos, ya que el volumen de la garganta aumenta por el nódulo, solicitan operarse, lo mismo que otras lo hacen por miedo a padecer un cáncer guiándose por casos ya detectados en la familia del paciente.

Cirugía minimamente invasiva

En los últimos años la cirugía endocrina para corregir los casos de hipertiroidismo han intentado ofrecer el mismo resultado clínico que los tratamientos conservadores. Hablamos de cirugía poco invasiva y con poco dolor para que la gente pueda realizar su vida laboral lo antes posible.

Desde hace unos cuantos años el doctor Moreno realiza intervenciones usando unas técnicas que permiten que la operación sea de carácter ambulatorio.

Más información: Vivirmejor.es

Anuncios

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Bilbao ha sido autorizado para obtener, conservar en frío e implantar tejido ovárico a mujeres que van a someterse a tratamientos de radioterapia o quimioterapia. Éste es primer centro privado de España que ha conseguido la autorización para desarrollar esta técnica.

IVI Bilbao informó ayer de que, gracias a la autorización sanitaria aprobada por el Gobierno vasco, podrá realizar este proceso, que ya realizan centros públicos y que supone “una alternativa” para todas aquellas mujeres que, una vez superado el cáncer, quieran tener descendencia. “Las mujeres que se enfrentan a esta enfermedad no tienen por qué renunciar a ser madres más adelante”, explicó Marcos Ferrando, director del centro médico.

El avance de los tratamientos oncológicos permite que más del 70% de los individuos sobrevivan al cáncer. Sin embargo, cualquiera de los tratamientos oncológicos empleados hasta hoy (quimioterapia, radioterapia o cirugía) pueden generar infertilidad, tanto en varones como en mujeres que estén todavía en edad fértil. Por ello, Ferrando señaló que la opción más adecuada para poder ser padre después del cáncer es la “criopreservación”, tanto para mujeres como para hombres.

Más información: Elpais.com

reconstruccion_mamaria_cancer_pecho_cirugiaSólo el 30 por ciento de las pacientes españolas optan por una reconstrucción mamaria tras un cáncer de pecho, y un 10 por ciento se benefician de una reconstrucción mamaria inmediata en la misma operación para extirpar el pecho, según explicó hoy el cirujano plástico de la clínica Teknon Jose María Palacin.

De los 16.000 casos anuales de cáncer de mama que se diagnostican en España, un 20 por ciento de las mujeres opta por la reconstrucción diferida o tardía.

Palacin remarcó que esta cifra contrasta con la de EE.UU. donde el 80 por ciento de las pacientes que sufre una extirpación se somete a una cirugía de reconstrucción inmediata, siguiendo esta tendencia otros paíes europeos como Gran Bretaña y Francia.

Palacin resaltó que la reconstrucción inmediata reduce el sufrimiento de las pacientes, tratándose de una “cirugía menos agresiva que logra unos resultados estéticos muy satisfactorios”. Consiste en la implantación de una prótesis especial de silicona o la colocación de tejidos propios de la paciente, o su combinación.

De esta forma, se reducen las intervenciones y se acorta el tiempo de recuperación y finalización del tratamiento. La prótesis se coloca inmediatamente después del tumor, pero a los tres meses o a los seis se procede a una segunda operación, ambulatoria y con anestesia local para la reconstrucción del pezón y la aerola.

Según el médico, el principal beneficio de la reconstrucción mamaria inmediata es psicológico, porque “el no perder la mama ayuda en gran medida a las pacientes a luchar contra la enfermedad y al mismo tiempo se mitigan los cuadros de ansiedad y las alteraciones del estado de ánimo propias de las pacientes”.

Más información: Europapress.es

cirugia_cancer_mama_metastasisUn equipo de investigadores holandeses ha logrado sacar los colores a los oncólogos que, ante un caso de cáncer de mama con metástasis, deciden no operar y aplicar sólo un tratamiento paliativo. Esta decisión no es arbitraria; se basa en que la enfermedad es incurable, así que, ¿para qué gastar recursos y molestar al paciente con una cirugía invasiva?

Pero un estudio presentado hoy en el 34º Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que se celebra hasta el jueves en Berlín, demuestra que extirpar quirúrgicamente el tumor primario, el cáncer que ha provocado las metástasis, influye y mucho en la supervivencia final de la paciente. De hecho, las que han pasado por el quirófano viven más del doble que las que no lo han hecho. Y el porcentaje de supervivencia a los cinco años del diagnóstico está 11 puntos por encima en las operadas seguía viviendo el 24,5% que en el resto sólo vivía el 13,1%.

Los investigadores, liderados por la doctora Jetske Ruiterkamp, del hospital Jeroen Bosch, decidieron observar qué diferencias había entre las mujeres que no se habían operado y las que, contraviniendo la práctica clínica habitual, sí lo habían hecho.

Lo primero que les sorprendió fue el porcentaje de mujeres operadas: un 40%, más elevado de lo que esperaban. “Había de todo, desde mujeres que habían pedido ser operadas porque eran muy jóvenes y querían intentarlo todo, hasta algunas a las que había sido su médico el que se lo había ofrecido”, explicó a Público Ruiterkamp.

La autora no cree que su trabajo deba de hacer que, automáticamente, cambie la práctica clínica. Pero sí pide que se hagan más estudios para que, en cuanto se confirmen los resultados de su trabajo, los oncólogos se inclinen a recomendar la cirugía.

Más información: Publico.es

cirugia_tumor_oseoUna técnica quirúrgica aplicada en la Clínica Universidad de Navarra desde hace 25 años para el tratamiento de tumores óseos consigue conservar el miembro afectado en el 90% de los casos tratados, manteniendo la funcionalidad de la extremidad.

Así se recoge en el libro “Pediatric Bone Sarcomas: Epiphysiolysisis before excision”, de los doctores José Cañadell Carafi y Mikel San Julián Aranguren, editado por Springer y prologado por el profesor Franklin Sim, de la Clínica Mayo (Estados Unidos), quien también es autor de uno de los capítulos introductorios.

Según el doctor San Julián, de los más de 1.400 pacientes tratados de un tumor óseo durante el último cuarto de siglo han sido 136 los que se han beneficiado de la citada técnica ya que la misma no es aplicable en todos los casos al estar indicada principalmente para tumores en rodilla, tobillo, muñeca y húmero, siempre que no afecten a la articulación.

Más información: Abc.es

estudioensayoclinicoMás de 350 pacientes han participado en un total de 120 estudios clínicos en los que se ha probado la eficacia de más de 50 nuevos fármacos contra el cáncer, coordinados por el área de Ensayos Clínicos del departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra en sus seis años de existencia.

La unidad fue creada con el objetivo “de dar respuesta a la necesidad de apoyo que requieren los especialistas en Oncología para poder realizar una labor investigadora, tan fundamental en esta especialidad”, informaron hoy desde la Clínica Universitaria en un comunicado.

Además, apuntaron que desarrollar investigación clínica con fármacos oncológicos es “una tarea muy compleja” y es “imposible” que el médico pueda efectuarla de forma individual.

Más información: Europapress. es

AGA1.jpgEl nuevo Programa Anual de Mejora de Lista de Espera centra su intervención no sólo en el cumplimiento de los tiempos máximos establecidos por el plan de reducción que se desarrolló entre el 2004 y el 2007, sino en una demora todavía inferior en patologías especialmente graves. Así, y con el objetivo de aplicarlo este mismo año, la Consejería de Sanidad ha establecido en el nuevo documento un tiempo máximo de espera de 30 días para las intervenciones de cáncer y de corazón, con la excepción de la cirugía cardiaca vascular. Para el resto de la asistencia, Sanidad mantiene los tiempos del plan fijados en 100 días para una intervención quirúrgica, en 30 para consultas externas y en 20 para las pruebas de diagnóstico.

El tiempo que este nuevo objetivo sanitario contabiliza es el que transcurre desde que hay un diagnóstico que confirma la necesidad de una intervención quirúrgica hasta que esta prescripción se lleva a efecto, sea el proceso oncológico que sea. Sacyl implanta estos objetivos en todos los hospitales de la comunidad con el objetivo añadido de trabajar específicamente este año en los sistemas de información de los 3 procesos oncológicos más frecuentes susceptibles de cirugía, es decir, el cáncer de mama, el colorrectal y el de próstata. Sacyl pretende además mejorar en el futuro los tiempos que transcurren desde que un paciente llega a su centro de salud hasta que es derivado al especialista y desde que tiene lugar esta consulta hasta que el sistema realiza las pruebas de diagnóstico así como la demora entre los resultados y el diagnóstico. Concretamente, la Dirección de Asistencia Sanitaria ha planteado conocer este año estos datos y reducir la demora en el 3%.

Más información: nortedecastilla.es