Las orejas de la estadounidense Nadia Ilse (14) fueron objetos de burla por sus compañeros de escuela. Apodos como “Dumbo” y “Orejas de elefante” mellaron en su autoestima, hasta que una fundación se contactó con ella para pagarle una operación y cambiar su aspecto.

El grupo Little Baby Face, además de pagar la otoplastía, también se encargó de costear los pasajes de Nueva York a Georgia, donde se llevaría a cabo la intervención quirúrgica. Durante la operación, los doctores tuvieron que sumar una rinoplastia y mantoplasia, pues la menor tenía el tabique desviado y el mentón no iba corresponder con su nueva figura.
Todo el proceso médico costó 40.000 dólares. “Nos gusta decir que Baby Face transforma la vida de estos niños y les otorga confianza”, declaró un portavoz de la fundación.

Via: Publimetro

Anuncios

El nacimiento de un niño con orejas prominentes se considera una señal de buena suerte en China. No ocurre lo mismo en Occidente, donde esta peculiaridad estética afecta a un 5% de la población que, especialmente durante su infancia, se expone a burlas y comentarios de compañeros de colegio, generando importantes problemas psicosociales.

Hasta el momento, la única solución a este problema era la otoplastia, una intervención realizada frecuentemente en cualquier unidad de cirugía plástica. Sin embargo, la intervención no se aconseja a menores de 18 años; el número de resultados no satisfactorios y complicaciones debidas a la intervención es significativo; la recuperación es lenta y molesta; y se necesitan varios cuidados preoperatorios y postoperatorios que, de no llevarse a cabo, pueden suponer importantes complicaciones.

Con el objetivo de solucionar este problema y sin recurrir a la cirugía ha surgido la unión entre la empresa extremeña DisRas S.L., y el grupo de investigación de Adhesión y Adhesivos de la Universidad de Alicante, dirigido por el profesor José Miguel Martín Martínez.
DisRas es la responsable de crear este corrector estético que consiste en una prótesis de silicona transparente y prácticamente invisible, que se coloca en la parte superior de la oreja fijándose a través de adhesivos a la cabeza y a la oreja.

Durante el desarrollo de este producto, explica el profesor José Miguel Martín, “se plantea un problema importante en el prototipo, ya que el adhesivo, diseñado inicialmente para la prótesis, se desprende fácilmente tras ser implantado”.

La empresa se puso en contacto a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) con José Miguel Martín, que cuenta con un equipo de investigadores expertos en Adhesión y Adhesivos, el único que existe en toda España. De esta forma se estableció una colaboración entre universidad y empresa.

José Miguel Martín y el investigador José Antonio Jofre diseñaron un adhesivo hipoalergénico que evita que la prótesis de silicona se desprenda. Para ello, midieron la fuerza del adhesivo con una máquina que aplica la fuerza necesaria y utilizaron piel de cerdo fresco como modelo de laboratorio de piel humana, al que aplicaron un novedoso sistema de limpieza desarrollado por ellos mismos.

La piel de cerdo se adhiere mediante un “primer”, sustancia con la que se prepara una superficie antes de aplicar un adhesivo, para incrementar la adhesión.

El “primer”, explica José Miguel Martín, “activa la superficie inertes que no se pueden pegar transformándolas en superficies pegables”. “El resultado fue que la fuerza del adhesivo era superior a la de la prótesis”, indica José Antonio Jofre, que encontró así la solución al problema.

Esta tecnología desarrollada gracias a la unión entre empresa e investigadores de la Universidad de Alicante cuenta con innumerables ventajas. Aunque la finalidad principal es la corrección estética, ejerce también una labor preventiva, pues su uso a edad temprana mantiene la oreja en la posición correcta. En aquellos casos en los que se detecta la malformación antes de los siete años, ejerce además una importante labor de corrección activa, con mejoras visibles a partir de los 6 meses. Es, sobre todo, una alternativa a la intervención quirúrgica.

“Sabemos”, indica José Miguel Martín, “que hay cirujanos que no recomiendan la operación de otoplastia hasta los 18 años pero se ven en la necesidad de someter a los niños a la operación debido a la insistencia de los padres por el problema psicológico que les supone a los niños la burla de sus compañeros”.

Laboratorio de Adhesión y Adhesivos

Éste no es el primer proyecto que el Laboratorio de Adhesión y Adhesivos de la Universidad de Alicante desarrolla en el campo médico-sanitario, ya que desde hace algunos años desarrolla adhesivos, en colaboración con empresas, como alternativa a las suturas en el cierre de heridas por accidente o quirúrgicas.

Además, actualmente participan en un proyecto denominado Disc Regeneration, financiado por la Comisión Europea a través del VII Programa Marco y coordinado por el Consejo Nacional de Investigaciones de Italia, donde el grupo de investigación está desarrollando un sellante adecuado para una nueva cirugía no invasiva que permita regenerar discos vertebrales paliando o solucionando los problemas actuales de las hernias discales.

El Laboratorio de Adhesión y Adhesivos de la Universidad de Alicante es un pequeño grupo de investigación pero que desarrolla tecnologías grandes que son referencia a nivel nacional e internacional.

Via: El Mundo

La ciudad condal se ha convertido en uno de los rincones de España más importantes en cuanto a la imagen. Así, podemos decir que la cirugía estética y plástica en Barcelona se ha convertido en la auténtica protagonista del ámbito sanitario gracias al desarrollo y puesta en marcha de un amplio número de centros dedicados a cuidar y mejorar el aspecto físico de todos sus pacientes.

En el caso concreto de la cirugía plástica varios son los tipos de tratamientos que se pueden realizar en estos momentos. No obstante, es cierto que hay una serie de ellos que han conseguido convertirse en los más demandados. Entre ellos habría que destacar, por ejemplo, estos dos:

Liposucción. Gracias a esta intervención, se consigue que la persona en cuestión haga desaparecer las acumulaciones de grasa que tiene en zonas como las caderas, el abdomen, la cara o los brazos.

Rejuvenecimiento facial. El sol, el paso de los años o una serie de vicios nocivos como el tabaco dan lugar a que nuestra piel pierda el brillo que poseía y adquiera un aspecto que nos haga parecer mayores de la edad que tenemos. Por ello, gracias a este tratamiento se consigue un mejor color de piel, mayor firmeza en la misma o incluso más luminosidad.

Sin embargo, cuando hablamos de la cirugía estética y plástica en Barcelona también es necesario subrayar el conjunto de acciones que se llevan a cabo en el campo de la primera de las citadas. En este caso concreto, destacan especialmente las siguientes:

Aumento de senos. Este es quizás el tratamiento más demandado entre las mujeres pues gracias a él consiguen eliminar sus complejos respecto al pequeño tamaño de sus pechos lo que hará que se sientan más atractivas y seguras de sí mismas en muchos casos.

Rinoplastia. Tanto féminas como hombres también apuestan por someterse a esta intervención pues les ofrece la posibilidad de conseguir una nariz más perfecta, menos protuberante y sin imperfecciones.

Otoplastia. En los últimos años especialmente es cuando más auge ha experimentado esta operación quirúrgica pues muchas son las personas que quieren acabar de una vez por todas con sus orejas de “soplillo”. Y lo conseguirán gracias a este tratamiento que se realiza no sólo en personas adultas sino también en pequeños que están acomplejados.

A grandes rasgos, estas son algunas de las intervenciones más demandadas pero la lista es muy amplia pues lo que se persigue es satisfacer las necesidades de cada paciente que tendrá sus propias ideas acerca del aspecto que quiere tener.

Via: Asturi.as