Más de un centenar de pacientes del área de Talavera de la Reina, se han beneficiado a lo largo de este último año de los tratamientos de fototerapia en la cabina de PUVA-terapia con la que el Gobierno de Castilla-La Mancha dotó el pasado año al Hospital Nuestra Señora del Prado.

Según informó la Junta, esta terapia, desarrollada por la sección de Dermatología, combina la exposición a la radiación ultravioleta con la toma previa de una sustancia química fotosensibilizante, de nombre psoraleno, y se utiliza para el tratamiento de procesos inflamatorios, tumorales y para trastornos en la pigmentación de la piel.

La introducción de esta cabina de PUVA-terapia disminuye los tratamientos biológicos que se utilizan en algunas de estas patologías y que son mucho más costosos. De los 142 pacientes tratados, 113 se trataron en la cabina y 29 en el aparato indicado para tratar solo las manos o los pies, y en su mayor parte se trata de pacientes afectados con psoriasis. En este caso, aunque es una dolencia de carácter crónico, esta terapia se aplica de forma cíclica y consigue hacer desaparecer de la piel o blanquear las placas rojas y escamosas.

Tratamientos localizados

La cabina de luz ultravioleta instalada en el Hospital de Talavera se complementa con un segundo aparato de menor tamaño, para tratamientos localizados en manos o pies. Antes de iniciar cualquiera de estos tratamientos con rayos ultravioleta, el dermatólogo valora el fototipo de piel que tiene el paciente, para programar el tratamiento con la intensidad y frecuencia correspondiente a la sensibilidad cutánea de cada persona.

Más información: Abc.es