Más de un centenar de pacientes del área de Talavera de la Reina, se han beneficiado a lo largo de este último año de los tratamientos de fototerapia en la cabina de PUVA-terapia con la que el Gobierno de Castilla-La Mancha dotó el pasado año al Hospital Nuestra Señora del Prado.

Según informó la Junta, esta terapia, desarrollada por la sección de Dermatología, combina la exposición a la radiación ultravioleta con la toma previa de una sustancia química fotosensibilizante, de nombre psoraleno, y se utiliza para el tratamiento de procesos inflamatorios, tumorales y para trastornos en la pigmentación de la piel.

La introducción de esta cabina de PUVA-terapia disminuye los tratamientos biológicos que se utilizan en algunas de estas patologías y que son mucho más costosos. De los 142 pacientes tratados, 113 se trataron en la cabina y 29 en el aparato indicado para tratar solo las manos o los pies, y en su mayor parte se trata de pacientes afectados con psoriasis. En este caso, aunque es una dolencia de carácter crónico, esta terapia se aplica de forma cíclica y consigue hacer desaparecer de la piel o blanquear las placas rojas y escamosas.

Tratamientos localizados

La cabina de luz ultravioleta instalada en el Hospital de Talavera se complementa con un segundo aparato de menor tamaño, para tratamientos localizados en manos o pies. Antes de iniciar cualquiera de estos tratamientos con rayos ultravioleta, el dermatólogo valora el fototipo de piel que tiene el paciente, para programar el tratamiento con la intensidad y frecuencia correspondiente a la sensibilidad cutánea de cada persona.

Más información: Abc.es

hombres_clientes_clinicas_esteticasEl elixir de la eterna juventud es algo que parecen buscar cada vez más compostelanos. En las consultas de estética se están produciendo dos fenómenos, por un lado los adelantos en tratamientos antienvejecimiento sin necesidad de cirugía, y por otro la clientela, donde van ganando terreno los hombres, que ya conforman la cuarta parte. También se están derribando barreras en cuanto a la edad, ya que cada vez hay más mujeres que rondan la treintena.

En cuanto a la pócima de la eterna juventud, la especialista en Estética, la doctora Débora Azuaje, de la Clínica Máiz, asegura que el tratamiento estrella es el ácido hialurónico, “que se utiliza principalmente para aumentar el volumen de los labios y pómulos y reducir cicatrices por acné severo, así como para eliminar arrugas, sobre todo las peribucales y los surcos nasogenianos, que envejecen bastante el rostro al descolgarse la piel de esta zona de la cara, dando un aspecto apagado y triste”.

Precisamente, éste es uno de los más demandados por los hombres, principalmente a partir de los cuarenta años. El perfil de estos pacientes suele responder a ejecutivos y también personas cuya imagen es importante en su trabajo, además de aquellos a los que les gusta cuidar mucho su físico.

Más información: Elcorreogallego.es