España se estrena con una nueva técnica para eliminar grasa y reducir volumen: la criolipólisis. Promete mejores resultados y sin riesgo de quemaduras cutáneas. ¿Cuál es el secreto? No utiliza el efecto del calor sino el frío. Tal y como muestra un estudio publicado en ‘Lasers in Surgery and Medicine’, las células grasas son vulnerables al enfriamiento, capaz de reducirlas sin originar daños en el tejido. Con esta premisa, científicos de la Universidad de Harvard han creado el nuevo sistema, que hace apenas unas semanas se está aplicando en algunas clínicas españolas.

Hasta ahora, sólo existía una técnica no invasiva para quemar grasa, basada en el uso de ultrasonidos y el efecto del calor. La realidad es que “no consigue eliminar los dos centímetros que se planteaban en un principio sino unos 0,5, el procedimiento es un poco molesto y además existe riesgo de quemaduras cutáneas”, afirma Mónica González, radióloga del Grupo de Dermatología Pedro Jaén, uno de los primeros centros donde se ha instaurado el nuevo sistema.

Según la especialista, “la criolipólisis no es dolorosa, no requiere tiempo de recuperación ni anestesia y tampoco ocasiona daños en el tejido circundante (dermis, músculo, piel…)”. En cuanto a su eficacia, promete mejores resultados que los obtenidos a través de ultrasonidos no invasivos, aunque aún no hay ensayos clínicos con un número elevado de pacientes que lo certifiquen.

La empresa que comercializa esta tecnología ha encargado a distintos países el desarrollo de un estudio clínico. En España, ya está en marcha, en manos de Mónica y sus compañeros del Grupo de Dermatología de Pedro Jaén. “Estamos tratando a unos 14 pacientes, pero hasta que no pasen dos meses más no podremos verificar exactamente los milímetros reducidos”.

No produce dolor

A María (nombre ficticio) le aplicaron la técnica hace 15 días en el abdomen. “Fue muy cómodo. Sólo tenía que estar tumbada. Leí revistas, vi una película…”.

Consiste en colocar en la zona del cuerpo deseada un aplicador que, tras hacer un efecto ventosa en la zona, administra frío de forma precisa y controlada para alcanzar y eliminar las células grasas. A partir de ahí, el propio organismo elimina de forma gradual y natural la grasa sobrante. Es decir, se metaboliza a través del hígado.

Más información: Elmundo.es

tratamiento_estrias_cirugia_esteticaInvestigadores italianos han desarrollado un nuevo método no invasivo, denominado biodermogénesis, que permite tratar de forma eficaz las estrías y hacerlas casi invisibles, y que será presentado en el próximo Curso Anual de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC), que se celebra el 27 y 28 de noviembre en Barcelona.

Según explicó hoy la sociedad en un comunicado, gracias a la biodermogénesis se puede rellenar progresivamente la estría hasta hacerla prácticamente imperceptible sin utilizar cirugía y sin dolor. Además, los efectos se aprecian ya en las primeras sesiones, consiguiéndose una repigmentación natural de la lesión que la iguala a la piel sana.

Este tratamiento se desarrolla en cuatro fases. En la primera se realiza un peeling mecánico superficial, y en la segunda, mediante electroterapia, se induce la absorción cutánea de principios activos específicamente formulados, destinados a provocar una regeneración tisular y una estimulación de la microcirculación para que el riego sanguíneo y linfático llegue a la zona de la estría.

Más información: Orange.es

Acne_prevencion_causas_tratamientoComer pocos dulces, mucha verdura y evitar el estrés. Podría ser un buen truco para reducir el acné, una alteración de la piel muy común durante la adolescencia. Según un estudio publicado en ‘Journal BioMed Central Public Health’, tanto los problemas de salud mental como la dieta influyen en el desarrollo de este trastorno.

“Observamos una asociación muy significativa entre el acné, una baja ingesta de verduras y un alto consumo de chocolate, dulces y patatas fritas”, afirman los autores de la investigación. Sin embargo, subrayan, el hallazgo más consistente e importante de este estudio es la relación que hay entre el estrés y la aparición de espinillas.

“Si la prevalencia de chicos con acné y estrés era del 20,5%, en aquellos sin esta alteración mental era de 13,4%. En cuanto a las jóvenes con espinillas, las que tenían estrés duplicaban a las que no lo padecían”, afirma Jon Anders Halvorsen, uno de los responsables de la investigación.

Aunque se han desarrollado numerosos estudios en este campo, las conclusiones no han sido determinantes. A diferencia de este trabajo, “contaban con una muestra reducida y limitada de participantes”, según citan los autores en su artículo. “Han sido muy útiles para saber que la depresión y la ansiedad son dos problemas muy comunes en esta etapa de la vida”, añaden.

Más información: Elmundo.es