ESPAÑA-TURISMO-TORREVIEJAHace apenas cinco años de la aprobación del uso de la toxina botulínica en España y su uso se ha universalizado. Tanto es así que la Sociedad Española de Medicina Estética solicitó una regulación legal y que sólo sea administrado por profesionales. El bótox se ha convertido en uno de los tratamientos más habituales en clínicas de estética junto con la depilación láser. El éxito de estas terapias ha disparado la apertura de centros en la provincia, que ha llegado a duplicar la oferta en sólo cinco años. De medio centenar de establecimientos en 2004 se ha pasado a los 112 actuales que aparecen en el registro del SAS.

La mayoría realizan técnicas de belleza que van desde la dietética a los pequeños retoques que apenas precisan de anestesia local. Sólo siete de estas instalaciones están autorizadas para realizar cirugía mayor ambulatoria como el aumento de mama, la liposucción o la rinoplastia. Dado este crecimiento, Salud ha iniciado una inspección integral para verificar que todo está en regla. Hasta el momento sólo se habían visitado los centros denunciados, con sospechas fundadas de irregularidades o con el objeto de proceder a la autorización de la apertura de una nueva clínica.

Más información: diariosur.es