Rellena, reafirma…..da esplendor a la piel. Estas son algunas de las credenciales que han convertido en el ácido hialurónico en el ingrediente estrella de la cosmética vanguardista y de las más novedosas técnicas de medicina estética.

El ácido hialurónico está presente de forma natural en todos los organismos vivos, y es un componente universal de los espacios existentes entre las células de los tejidos (espacio extracelular). Es un polisacárido con una estructura química idéntica, independientemente de que se encuentre en el cuerpo de una simple bacteria o de un ser humano.

El ácido hialurónico puede encontrarse en muchas zonas del organismo humano, como por ejemplo:

la piel, en la cual crea volumen (sin el ácido hialurónico estaría seca, marchita y arrugada),

el cuerpo vítreo, donde da forma y volumen a los ojos,

en los cartílagos, huesos y líquido sinovial (fluido viscoso que se encuentra en las articulaciones), en los que tiene el papel de lubricante, de material de absorción de los golpes y de filtro, entre otros casos,

en los vasos sanguíneos en el cordón umbilical, cuya función consiste en permitir que no se interrumpa el contacto entre la madre y el feto.

De todo esto se podría decir que el acido hialurónico actúa como un auténtico guardián de la hidratación del cuerpo humano. Tiene una impresionante capacidad para absorber grandes cantidades de agua, almacenando la humedad, como si de una esponja se tratase.

Más información: Hola.com

botox-tratamientos-esteticos-intervencion-medicina-cirugia-plastica-dermatologia-combatir-arrugas-vistabel-toxina-botulinicaEl botox está más joven que nunca. Hace veinte años que se autorizó por primera vez para usos estéticos en Estados Unidos y sólo cinco que se aprobó en España, pero la toxina botulínica se ha convertido en un tratamiento estético de primer orden que gana adeptos cada día que pasa. Aunque le acompaña una leyenda negra por aquello de las caras inexpresivas y estáticas -dicen que inmerecida-, las clínicas estéticas y dermatológicas que lo aplican en Asturias han visto crecer de manera exponencial en sólo cinco años el número de usuarios de los pinchazos, que en España se limitan al entrecejo y la frente legalmente hablando, aunque la realidad dice que también se aplican sobre las patas de gallo. «Cuando yo empecé aquí en Asturias la gente venía poco, un paciente por semana y ahora son seis o siete», señala Enrique Espínola, cirujano estético uruguayo afincado en Oviedo con una amplia experiencia en otros países con la toxina botulínica. En la actualidad, además de prestar sus servicios en la clínica Estética e Imagen de Oviedo, ofrece cursos sobre la manera correcta de aplicar el producto en la Fundación Española de Medicina Estética y es el autor de una técnica que fue presentada en un reciente congreso.

Conoce bien Espínola todo lo que tiene que ver con este producto, sobre el que siempre hay una cierta confusión que en este caso se encarga de aclarar la también médico especializada en estética Victoria Escapa, de Hedonai: «La toxina botulínica que se utiliza para uso estético es la de tipo A que responde al nombre comercial de Vistabel, el botox es de uso hospitalario».

La aclaración viene a cuento para explicar que el uso del botox no se circunscribe a las arrugas, que de hecho nació para dolencias oftalmólogicas como el estrabismo y que se sigue empleando para otros fines, como la sudoración excesiva. Pero un buen día veinte años atrás, la FDA de Estados Unidos aprobó su uso estético y comenzó una carrera imparable. Hay informes científicos que auguran que el botox será el tratamiento estético del siglo XXI y la realidad parece darles la razón. Porque el número de pacientes se ha multiplicado «yo creo que por veinte o por más», dice el dermatólogo José Sánchez del Río, que también tiene años de experiencia con la toxina, que si bien oficialmente se autorizó en España en 2004 ya se empleaba con anterioridad con medicamentos llegados de fuera del país.

Futuro

El futuro se presenta aún más halagüeño que el presente, y quizá por eso en el sector se habla ya de que muy pronto se autorizarán dos nuevas marcas comerciales que se unirán al Vistabel. De momento, el presente habla de más de 80.000 tratamientos durante el año 2008 con este producto. No hay datos sobre cuántos se pueden realizar en Asturias.

La razones del éxito son muchas. Pero puede que una de las claves radique en que es tan sencillo como sentarse en la consulta de turno y esperar quince minutos, unos pinchazos y listo. No hay quirófano de por medio. Y esa es su gran ventaja. Además, dice Victoria Escapa, «bien utilizado, no tiene ninguna complicación ni efecto secundario». «Lo que la gente se plantea es tener un mejor aspecto sin mucha intervención, con una solución ambulatoria, sin los riesgos de la anestesia, y que mejore de forma natural», añade la encargada de aplicar el Vistabel en los centros Hedonai de Oviedo y Gijón

Más información: Elcomerciodigital.com

tratamientos-faciales-dermatologia-medicina-cosmetica-tecnicas-metodos-segun-edad-cuidado-piel-combatir-arrugas-flacidez-acne-antienvejecimientoQuien más quien menos ha pensado alguna vez en la posibilidad de someterse a algún tratamiento estético para acabar con ese problema de nuestro rostro que tanto nos disgusta: manchas, acné, arrugas, flacidez,… Y, en este ‘quien más quien menos’, también incluyo a los hombres que, en los últimos años, han reconocido, por fin, que el interesarse por el cuidado de la imagen personal no significa ser menos masculino.

Pero al margen de estas consideraciones es bien cierto que, en muchas ocasiones, no sabemos ni qué tratamientos existen, ni cuál puede ser el más apropiado para nuestra edad o tipo de piel ni cuándo es la mejor época para realizarlo. Pues bien, primera regla de oro: debes acudir a la consulta de un especialista para que, previo estudio particular de tus necesidades concretas, te indique cuál te conviene más.

Una vez aclarado este importante punto, los expertos de la Clínica Planas, y a modo de información general, te ofrecen una pequeña guía de cuáles son los métodos más eficaces:

En la década de los 20. Una cosa está clara; para gozar de un aspecto joven y saludable no hay nada mejor que adoptar hábitos sanos desde edades tempranas: seguir una dieta equilibrada, practicar ejercicio regularmente y limpiar e hidratar la piel.

● Tratamientos recomendados:

-Peelings superficiales o medios: corrigen manchas, secuelas de acné y eliminan arrugas finas. Consiste en la aplicación de sustancias químicas que renuevan las capas de la dermis. El resultado: una piel más fina y uniforme. Se recomienda un mínimo de tres sesiones y la mejor época del año para someterse a ello es el otoño, el invierno y la primavera.

-Hidrogeneración cutánea: es un tratamiento intensivo de hidratación especialmente indicado tras largas exposiciones al sol o al frío. Consiste en una microdermoabrasión (exfoliación de la capa externa de la piel) y una rehidratación cutánea posterior. El resultado: se devuelve a la piel su hidratación y elasticidad natural. Se recomienda un mínimo de dos sesiones al año y se puede realizar en cualquier época del año.

-Fotodepilación: es un método que permite eliminar el vello de cualquier parte del cuerpo, labio superior, mejillas, brazos, areolas, piernas…

Se recomienda un mínimo de cuatro sesiones con intervalos de un mes y medio entre ellas. En cuanto a la mejor época del año, otoño-invierno porque la piel no puede exponerse al sol.

En la década de los 30. Es, sin duda, un momento de plenitud y madurez personal, pero es ahora cuando comienzan a manifestarse los primeros signos de envejecimiento.

● Tratamientos recomendados:

-Láser: está indicado para eliminar las manchas cutáneas, que se producen por la exposición al sol. En principio, se recomienda una sesión más un repaso a los veinte días. El tratamiento se puede realizar en cualquier época del año.

-Radiofrecuencia: con esta técnica (que se basa en la acción del calor) se estimula la formación de nuevo colágeno, de manera que piel gana firmeza, al mismo tiempo que mejora su tono. Está indicada una sesión al año y se puede realizar también en cualquier época del año.

-Rehidratación cutánea: consiste en infiltrar en la piel precursores de la hidratación y sustancias hidratantes en sí mismas para estimular la producción de colágeno y prevenir el envejecimiento cutáneo. Se recomiendan de dos a cuatro sesiones y lo puedes realizar en cualquier época del año.

Más información: Hola.com

hombres_clientes_clinicas_esteticasEl elixir de la eterna juventud es algo que parecen buscar cada vez más compostelanos. En las consultas de estética se están produciendo dos fenómenos, por un lado los adelantos en tratamientos antienvejecimiento sin necesidad de cirugía, y por otro la clientela, donde van ganando terreno los hombres, que ya conforman la cuarta parte. También se están derribando barreras en cuanto a la edad, ya que cada vez hay más mujeres que rondan la treintena.

En cuanto a la pócima de la eterna juventud, la especialista en Estética, la doctora Débora Azuaje, de la Clínica Máiz, asegura que el tratamiento estrella es el ácido hialurónico, “que se utiliza principalmente para aumentar el volumen de los labios y pómulos y reducir cicatrices por acné severo, así como para eliminar arrugas, sobre todo las peribucales y los surcos nasogenianos, que envejecen bastante el rostro al descolgarse la piel de esta zona de la cara, dando un aspecto apagado y triste”.

Precisamente, éste es uno de los más demandados por los hombres, principalmente a partir de los cuarenta años. El perfil de estos pacientes suele responder a ejecutivos y también personas cuya imagen es importante en su trabajo, además de aquellos a los que les gusta cuidar mucho su físico.

Más información: Elcorreogallego.es