tratamientos-faciales-dermatologia-medicina-cosmetica-tecnicas-metodos-segun-edad-cuidado-piel-combatir-arrugas-flacidez-acne-antienvejecimientoQuien más quien menos ha pensado alguna vez en la posibilidad de someterse a algún tratamiento estético para acabar con ese problema de nuestro rostro que tanto nos disgusta: manchas, acné, arrugas, flacidez,… Y, en este ‘quien más quien menos’, también incluyo a los hombres que, en los últimos años, han reconocido, por fin, que el interesarse por el cuidado de la imagen personal no significa ser menos masculino.

Pero al margen de estas consideraciones es bien cierto que, en muchas ocasiones, no sabemos ni qué tratamientos existen, ni cuál puede ser el más apropiado para nuestra edad o tipo de piel ni cuándo es la mejor época para realizarlo. Pues bien, primera regla de oro: debes acudir a la consulta de un especialista para que, previo estudio particular de tus necesidades concretas, te indique cuál te conviene más.

Una vez aclarado este importante punto, los expertos de la Clínica Planas, y a modo de información general, te ofrecen una pequeña guía de cuáles son los métodos más eficaces:

En la década de los 20. Una cosa está clara; para gozar de un aspecto joven y saludable no hay nada mejor que adoptar hábitos sanos desde edades tempranas: seguir una dieta equilibrada, practicar ejercicio regularmente y limpiar e hidratar la piel.

● Tratamientos recomendados:

-Peelings superficiales o medios: corrigen manchas, secuelas de acné y eliminan arrugas finas. Consiste en la aplicación de sustancias químicas que renuevan las capas de la dermis. El resultado: una piel más fina y uniforme. Se recomienda un mínimo de tres sesiones y la mejor época del año para someterse a ello es el otoño, el invierno y la primavera.

-Hidrogeneración cutánea: es un tratamiento intensivo de hidratación especialmente indicado tras largas exposiciones al sol o al frío. Consiste en una microdermoabrasión (exfoliación de la capa externa de la piel) y una rehidratación cutánea posterior. El resultado: se devuelve a la piel su hidratación y elasticidad natural. Se recomienda un mínimo de dos sesiones al año y se puede realizar en cualquier época del año.

-Fotodepilación: es un método que permite eliminar el vello de cualquier parte del cuerpo, labio superior, mejillas, brazos, areolas, piernas…

Se recomienda un mínimo de cuatro sesiones con intervalos de un mes y medio entre ellas. En cuanto a la mejor época del año, otoño-invierno porque la piel no puede exponerse al sol.

En la década de los 30. Es, sin duda, un momento de plenitud y madurez personal, pero es ahora cuando comienzan a manifestarse los primeros signos de envejecimiento.

● Tratamientos recomendados:

-Láser: está indicado para eliminar las manchas cutáneas, que se producen por la exposición al sol. En principio, se recomienda una sesión más un repaso a los veinte días. El tratamiento se puede realizar en cualquier época del año.

-Radiofrecuencia: con esta técnica (que se basa en la acción del calor) se estimula la formación de nuevo colágeno, de manera que piel gana firmeza, al mismo tiempo que mejora su tono. Está indicada una sesión al año y se puede realizar también en cualquier época del año.

-Rehidratación cutánea: consiste en infiltrar en la piel precursores de la hidratación y sustancias hidratantes en sí mismas para estimular la producción de colágeno y prevenir el envejecimiento cutáneo. Se recomiendan de dos a cuatro sesiones y lo puedes realizar en cualquier época del año.

Más información: Hola.com

guia_medicina_estetica_cirugia_plastica_tratamientos_faciales_inyecciones_botox_colageno_antiarrugas_rejuvenecimiento_pielPese a la gran cantidad de información que circula, todavía se oyen frases como «vaya botox se ha metido esa en los labios», o «quiero ponerme unas vitaminas para rellenarme estas arrugas», cuando la misión de la toxina botulínica no tiene nada que ver con la de un relleno, y el papel de las vitaminas no va más allá de aportar vitalidad y luz a la piel.

Para despejar dudas acerca de los distintos usos de «la jeringuilla» he contado con la ayuda de especialistas como las doctoras Mar Mira, Sofía Ruiz del Cueto y Rosa García Maroto así como los doctores Moisés Amselem y Pedro Jaén, y de este modo he podido elaborar esta «Guía del Pinchazo» que explica cuáles son, para qué sirven y qué aplicación «estrella» tiene cada uno de los inyectables más utilizados. Con esas «herramientas» cada médico elabora sus «obras de arte». Es parte del arte de estos «escultores» del rostro.

1. RELLENOS

Reponen los volúmenes perdidos, «levantan» arrugas y surcos y redefinen contornos desdibujados como el de los labios o el arco mandibular.

Las sustancias más empleadas son:

ÁCIDOS HIALURÓNICOS RETICULADOS

Qué son. El ácido hialurónico (AH) es un componente que tenemos de forma natural en la piel, que capta y retiene el agua, y es imprescindible para mantenerla con ese aspecto «relleno» y «jugoso».

Para qué sirven. Existen dos grandes grupos con dos funciones distintas: las fórmulas no reticuladas (actúan simplemente como captores de agua) y los que aquí nos ocupan, las reticuladas, que se utilizan como sustancias de relleno. En estas, las moléculas de ácido hialurónico están «entrelazadas» entre sí con el fin de darles mayor solidez y durabilidad.

Aplicaciones estrella. Rellenar arrugas y recuperar el volumen perdido del contorno facial, surcos y comisuras.

El plus. La medicina emplea fórmulas de AH, sintetizadas en laboratorio, de procedencia no animal, biocompatibles (y con muy bajo riesgo de alergias). Si no gusta el resultado, la hialuronidasa suprime sus efectos.

Tipos y/o «marcas». El más conocido es el Restylane (es el que más dura), pero también se emplea Juvederm. Incluyen lidocaina (anestésico).

Duración de los efectos. Dura unos 12 meses, según la fórmula y lugar de implantación.

Precio. A partir de 375 euros.

COLÁGENOS

Qué son. El colágeno es una proteína clave para mantener la firmeza de nuestra piel, pero se va reduciendo con los años. Como inyectable existen 3 clases principales: de origen animal (bovino y porcino), de origen humano (autólogos —del propio paciente y purificados— o de cadáveres donantes) y los mixtos o híbridos (que combinan colágenos animales con microesferas de polimetilmetacrilato).

Para qué sirven. Recuperar, remodelar y reproyectar rasgos faciales. Efecto de estimulación dérmica que «empuja» a las células de la región infiltrada a producir colágeno.

Aplicaciones estrella. Relleno de labios y, combinado con ácido hialurónico,un retensado facial global.

El plus. Una de las primeras fórmulas utilizadas en medicina estética, adquirió mala fama porque duraba poco y podía producir alergias. Esto ha cambiado con las nuevas generaciones de colágeno como el de origen porcino, extraído de la piel del cerdo, modificado y estabilizado.

Tipos y/o «marcas». El más empleado es Evolence.

Duración de los efectos. 12 meses aproximadamente.

Precio. A partir de 375 euros.

Más información: Abc.es