La Unidad de Cirugía sin Ingreso del Hospital de Torrevieja ha puesto en marcha un novedoso programa de Relajación Muscular Progresiva Guiada para aquellos pacientes intervenidos por Cirugía Mayor Ambulatoria, procurándoles herramientas para el autocontrol en el período pre y post operatorio, que minimiza la situación de estrés producida por la espera o el desconocimiento del entorno sanitario, agilizando el alta y beneficiando al confort psíquico del paciente. Parte del programa se realiza a través de una pequeña consola que se le hace llegar a estos pacientes.

En el Hospital de Torrevieja el 58% de las intervenciones quirúrgicas se realiza de modo ambulatorio. Por esta razón, la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI) se ha convertido en un importante servicio compuesto por personal cualificado y dotado de moderna tecnología que, junto a novedosas técnicas quirúrgicas, mínimamente invasivas y anestesiológicas con reducidos efectos secundarios, permite a los pacientes salir de alta hospitalaria a las pocas horas de la intervención.

Debido a esta intensa actividad, la UCSI ofrece ahora a sus pacientes un novedoso Programa de Relajación Muscular Progresiva Guiada, especialmente diseñado “con técnicas de relajación prequirúrgicas, que ayudan al autocontrol del paciente en una situación de espera, adversa y desconocida para él, con lo que, además, se consigue evitar una alteración de las constantes vitales (tensión arterial) y favorece su estancia en el quirófano; mientras que el autocontrol post operatorio, agiliza el alta y actúa sobre el confort psíquico del paciente”, explica la supervisora, Elisa Paños.

Más información: Diarioinformacion.com

cirugia_microcoaxial_cataratas_lamanchaEl Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Servicio de Oftalmología del Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), ofrece, desde principios de este año, los beneficios de la cirugía microcoaxial a la totalidad de los pacientes de su área de referencia que son intervenidos de cataratas.

En concreto, mediante esta técnica de microincisión para la cirugía de catarata por facoemulsificación, la incisión quirúrgica que se realiza en el ojo del paciente es de tan sólo 2,2 milímetros de extensión, lo que permite una rápida recuperación del paciente, aumentado el confort postoperatorio y proporcionando una rápida rehabilitación visual.

La incorporación de esta técnica en la cartera de servicios de hospital alcazareño se ha visto favorecida gracias a la apertura, por parte del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), de una Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI), que dispone de un quirófano de uso exclusivo para el Servicio de Oftalmología en el que, desde que comenzó a funcionar el pasado mes de enero, ya se han realizado más de un millar de intervenciones a través de esta cirugía de mínima invasión.

Más información: Lacerca.com