Está claro que el deporte y la buena alimentación son aspectos esenciales para mantenernos en forma pero, dependiendo de la constitución física de cada uno, se pueden lograr unos u otros resultados.

Las intervenciones de cirugía estética nos garantizan la recuperación de nuestra figura, sin tener en cuenta nuestro tipo de constitución. Con ellas se pueden mejorar aspectos fisiológicos imposibles de moldear con el ejercicio. A su vez, una intervención de cirugía plástica recupera los niveles positivos de autoestima.
El verano hace que queramos lucir una figura a tono y un manera rápida de conseguirlo es recurrir a la cirugía. Toda intervención médica supone un riesgo y es por eso que antes de una intervención quirúrgica las dudas que nos acogen son varias.
El cirujano plástico Federico Perez de la Romana del instituto Pérez de la Romana de Alicante nos ayuda a resolverlas. De esta manera podrás mostrar una actitud más relajada ante las intervenciones que consideréis convenientes; los nervios nunca son buenos.

El primer paso es informarse de la clínica donde se quiera realizar la intervención. Debes ponerte en manos de especialistas que ofrezcan garantías de su profesionalidad.
Es necesario desconfiar de aquellos centros donde las personas que practican la operación no sean las mismas que el propio cirujano.
Pedir información no está de más. Cuanto más documentada estés, menores serán las dudas que te alberguen. La transparencia en los centros médicos garantiza seguridad y es, sin duda, un aspecto positivo a tener en cuenta que asegura confianza.
Para estar segura de si el centro elegido es el idóneo, existe la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), donde se encuentran registrados los facultativos mejor valorados y los titulados en activo en España.
Para practicar la intervención se han de realizar los análisis de sangre y las pruebas que se consideren pertinentes. Esto evitará riesgos en la operación.
Debes estar segura de cuál es el resultado que quieres obtener. Tener la idea clara es algo esencial. Siempre puedes dejarte aconsejar por los médicos pero si tienes el planteamiento final de lo que quieres conseguir bien estructurado, todo será más sencillo y los resultados serán los esperados.
Dependiendo de la intervención y de cada caso concreto, se practicará anestesia local o general. La elección de la preferencia del tipo de sedación dependerá de ti como paciente pero el anestesiólogo es el responsable final de la decisión.
El tiempo de la operación dependerá de la misma forma del tipo de intervención. La recuperación una vez practicado el retoque será cuestión de cómo reaccione el organismo de cada paciente. Serán los facultativos los que considerarán cuándo un paciente está recuperado y puede salir de la clínica.
No olvides la importancia de ponerse en manos de especialistas. Serán ellos los responsables de tu resultado, así que no vaciles a la hora de aclarar tus dudas y mantener las conversaciones que consideres convenientes para preparar tu operación, fruto de ello será una intervención con mejores resultados.
Moldea y retoca tu figura siempre con garantías, evitarás de esta manera riesgos innecesarios y malos tragos.

Via: Mujer de élite

Anuncios