El Hospital Universitario Puerta del Mar ha puesto en marcha una Unidad Funcional de Tratamiento de Deformidades Faciales Infantiles. Pionera en la provincia, evitará el traslado de estos pacientes a Sevilla. El centro sanitario estima que dicha unidad atenderá a una media de 60 niños al año -de toda la provincia y de Ceuta- entre nuevos pacientes y aquellos a los que haya que intervenir en varias ocasiones.

La deformidades más frecuentes son el labio leporino (defecto congénito por el que aparece una separación en el labio superior) y la fisura palatina (en este caso la hendidura se produce en el paladar y suele aparecer junto con la anterior). Su incidencia ronda en España el 0,8 por cada 1.000 nacidos, lo que supone en la provincia unos 12 pacientes nuevos al año. A estas se sumarán otras patologías, que también tratará la unidad.

Estos pacientes requieren varias intervenciones a lo largo de la vida, generalmente de cuatro a seis en un caso típico de labio leporino y fisura palatina, y un tratamiento en el que intervienen una serie de profesionales. Por este motivo, la unidad contará con un equipo multidisciplinar de especialistas en Cirugía Maxilofacial, Pediátrica y Plástica y Otorrinolaringólogía, a los que se suma el apoyo de otros profesionales.

Más información: Diariodecadiz.es

Anuncios

Alrededor de medio centenar de especialistas y residentes de la especialidad de Neurocirugía de toda España participan, durante hoy y mañana, en un curso sobre técnicas de disección en cirugía de base craneal, organizado por el Hospital Regional de Málaga.

Las intervenciones por lesiones relacionadas con la base craneal son operaciones de “alta complejidad en su abordaje” que precisa de un trabajo multidisciplinar, según ha informado hoy el centro hospitalario a través de un comunicado.

De hecho, entre los profesionales que participan en este tipo de intervenciones, destaca, además del trabajo de neurocirujanos, anestesistas y enfermeros, la coordinación con profesionales de Neurofisiología para monitorizar la intervención.

Otras especialidades que participan activamente en determinadas intervenciones de este tipo son la Otorrinolaringología y la Cirugía Máxilofacial, además de la Radiología.

La base craneal es el área donde descansa la estructura ósea del cerebro, una zona anatómica donde confluyen terminaciones nerviosas, arterias, parte de los oídos y regiones orbitarias, de las fosas nasales y de la parte posterior de la garganta.

Más información: Adn.es

El uso de la toxina botulínica o bótox se puede utilizar para tratar el síndrome del primer mordisco, que provoca dolor en la parótida al inicio de la masticación, ya que con esta neurotoxina se consigue reducir la salivación de las glándulas salivales, según destacaron diversos expertos en el marco del 60 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial (SEORL-PCF) que se ha celebrado en Madrid.

El dolor en estos casos aparece por una lesión en la cadena simpática cervical o del plexo simpático que afecta a la parótida y que suele aparece después de la cirugía sobre la glándula salival. No obstante, aseguró la doctora Nuria Mir, del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Esperit Sant de Barcelona, pese a que se trata de un síndrome que “no se había definido hasta hace poco” y ahora “ya se sabe que la excesiva secreción salival se puede remediar”.

Frente a otras técnicas quirúrgicas, este tratamiento ofrece “una clara ventaja” ya que “su aplicación es fácil, nada agresiva y los efectos sólo duran 6 meses”. Además, añadió esta experta, “las contraindicaciones son mínimas” y se producen básicamente en aquellos pacientes que tienen alteraciones en la conducción nerviosa o alteraciones musculares como las miotonías.

Para los pacientes que tienen que repetir las infiltraciones, la doctora Mir advirtió de que la aplicación es “muy cómoda” y se hace en 20 minutos en la propia consulta. Aunque “puede parecer engorroso” volver cada seis meses a realizar las infiltraciones, señaló, “si se tiene en cuenta que hay pacientes, por ejemplo, con distonía laríngea que prácticamente no pueden hablar y que gracias a una infiltración cada seis meses pasan a hablar de forma normal, es evidente que el beneficio es enorme”.

Más información: Adn.es

sinusitis-tratamiento-rinosinusitis-inflamacion-senos-paranasales-sinuplastia-con-balonEspecialistas de la Clínica Universidad de Navarra (CUN) aplican con “excelentes resultados” una nueva técnica terapéutica, denominada sinuplastia con balón, que permite tratar determinados casos de rinosinusitis (sinusitis) aguda y crónica sin poliposis, con la mínima afectación para el paciente.

Esta técnica evita, además, cualquier tipo de cirugía y reduce, por tanto, posibles efectos adversos, según ha informado hoy el centro médico en un comunicado.

Para el doctor Peter Baptista, médico del departamento de Otorrinolaringología de la CUN, el procedimiento puede utilizarse también en numerosos casos de rinosinusitis como herramienta complementaria a la cirugía endoscópica habitual.

La rinosinusitis consiste en la inflamación de los senos paranasales, cavidades situadas en el espacio interno de los huesos de las mejillas, por encima y debajo de los ojos y en el interior de la nariz.

Dentro de los senos nasales se producen secreciones mucosas que drenan hacia el exterior a través de la nariz. La inflamación de estas cavidades hace que se obstruya la salida de la mucosidad al exterior, provocando una infección que puede manifestarse en diferentes grados y que en sus formas más complicadas resulta muy incapacitante.

Se trata de una enfermedad con una incidencia elevada, pues según datos de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica, la prevalencia de la rinosinusitis en los países occidentales se sitúa entre un 5 y un 15% de la población, según las mismas fuentes.

Más información: Adn.es

En cuanto a número de pacientes en lista de espera en los catorce hospitales de Castilla y León en el tercer trimestre de este año es de 22.648, lo que supone el 1,63% menos que en el trimestre anterior que contabilizaba 23.023 pacientes. De esa cifra global, el 72% de los pacientes -concretamente 16.241- es intervenido en menos de tres meses.

El tiempo medio de espera para una intervención quirúrgica a 30 de septiembre del presente ejercicio ha sido de 66 días, con lo cual Castilla y León sigue por debajo de la media nacional que está en 68 días, según destacan fuentes de Sacyl. En este panorama regional, los hospitales de Valladolid comparten cifras similares con los grandes complejos como Salamanca o León. El de menor demora media es el de Palencia, con 38 días, y el de peores datos es el de El Bierzo, con 126 días de espera media.

Las especialidades con mayor lista en la suma autonómica han sido, y coinciden así con el conjunto del Sistema Nacional de Salud, las de los servicios de Traumatología (5.850 pacientes), Oftalmología (4.643), Cirugía General y del Aparato Digestivo (4.202) y Otorrinolaringología (2.036).

Procesos

Por procesos, los más frecuentes han sido un trimestre más las cataratas, con 3.347 casos pendientes de intervención quirúrgica, el 14,78% del total de listas de espera. Le siguen la osteoartrosis y enfermedades afines, con 1.287 pacientes y un 5,68% del total; la hernia inguinal, con 1.179 pacientes y un 5,21%, y las deformaciones adquiridas del dedo gordo del pie, con 719 casos pendientes de quirófano y un 3,17% del total de la lista de espera quirúrgica regional.

Más información: Nortecastilla.es