Alrededor de medio centenar de especialistas y residentes de la especialidad de Neurocirugía de toda España participan, durante hoy y mañana, en un curso sobre técnicas de disección en cirugía de base craneal, organizado por el Hospital Regional de Málaga.

Las intervenciones por lesiones relacionadas con la base craneal son operaciones de “alta complejidad en su abordaje” que precisa de un trabajo multidisciplinar, según ha informado hoy el centro hospitalario a través de un comunicado.

De hecho, entre los profesionales que participan en este tipo de intervenciones, destaca, además del trabajo de neurocirujanos, anestesistas y enfermeros, la coordinación con profesionales de Neurofisiología para monitorizar la intervención.

Otras especialidades que participan activamente en determinadas intervenciones de este tipo son la Otorrinolaringología y la Cirugía Máxilofacial, además de la Radiología.

La base craneal es el área donde descansa la estructura ósea del cerebro, una zona anatómica donde confluyen terminaciones nerviosas, arterias, parte de los oídos y regiones orbitarias, de las fosas nasales y de la parte posterior de la garganta.

Más información: Adn.es

Anuncios

Durante dos días el Servicio de Cirugía del Hospital de Fuenlabrada ha formado a cirujanos endocrinos en la técnica de la Monitorización Nerviosa Intraoperatoria de nervio recurrente en Cirugía Tiroidea. Se trata de una nueva herramienta diseñada para facilitar la identificación de los nervios y reducir así una de las complicaciones más frecuentemente asociadas a este tipo de cirugía como es el daño inadvertido del nervio.

El curso está diseñado con unos contenidos teóricos-prácticos y uno de sus objetivos es enseñar las bases neurofisiológicas y técnicas de la neuromonitorización. El abordaje correcto de las lesiones nerviosas especialmente la del nervio laríngeo inferior, contribuye notablemente a combatir el deterioro en la calidad de vida del paciente.

La visualización del nervio es insuficiente para valorar la lesión nerviosa dado que existen situaciones (estiramiento, tracción y comprensión nerviosa, atrapamiento inadvertido por ligadura o lesión térmica) en las que la integridad nerviosa no se traduce siempre en una movilidad clínica de la cuerda vocal.

Más información: Diariodelhenares.com