La capacidad de regeneración y de rejuvenecimiento de las células madre va a ser el futuro en muchos aspectos de la cirugía estética y especialmente en el rejuvenecimiento facial. Según afirma el Dr. Vicente Paloma Mora, cirujano plástico, estético y reparador de la clínica Teknon: “Estamos ante un procedimiento muy novedoso que ha abierto un nuevo camino para el rejuvenecimiento facial”.

“Explicándolo de forma sencilla –añade el Dr. Paloma- las células madre son un tipo de células que tiene la capacidad de auto regeneración y reparación potencial de tejidos envejecidos o dañados. Se encuentran en todos los tejidos corporales aunque hay una mayor concentración de éstas en la médula ósea y en el tejido graso. No hay que confundirlas con las famosas y polémicas células madre embrionarias que se extraen del embrión y tienen la capacidad de formar todos los tipos celulares de un organismo adulto”.

La técnica consiste en extraer del abdomen del paciente una pequeña cantidad de grasa localizada para obtener de ella células madre mediante el centrifugado y su purificación. “Generalmente”, explica este especialista, “se extraen las células madre de la grasa del abdomen del paciente, esto se realiza mediante pequeños aspirados del tejido graso con anestesia local, con lo que el paciente no sufre ningún tipo de dolor”.

“A continuación se procede al injerto de las células madre del paciente en los músculos faciales, eliminando la posibilidad del rechazo y aprovechando, como hemos dicho, las propiedades fisiológicas de renovación de las estructuras de la piel de las células madre”.

Dentro de las bondades de esta técnica destaca su escasa invasividad y que ofrece una gran calidad en cuanto a los resultados. Es un tratamiento complementario a los actuales, mejorando los resultados porque se necesita una cirugía menos agresiva tanto en párpados como en estiramientos

Más información: Sunotadeprensa.com

El Servicio de Hematología del Hospital Universitario La Fe y el Hospital Clínico Universitario de Valencia participan en un estudio internacional sobre la aplicación de un nuevo tratamiento de las unidades de sangre de cordón umbilical en laboratorio que podría “maximizar” el éxito del trasplante de estas unidades en pacientes de leucemia o linfoma, gracias a la expansión de las células madre disponibles antes del trasplante.

De esta forma, los pacientes “podrían beneficiarse de donaciones más compatibles, pero que disponen de menor cantidad de células”, según informó la Generalitat en un comunicado. Estos trasplantes suponen una “alternativa” para pacientes en los que no se encuentra un donante de médula ósea compatible.

Este estudio se desarrolla de forma simultánea en 26 centros sanitarios de todo el mundo, de los que cinco se encuentran en España y dos son valencianos, el Hospital Universitari La Fe y el Hospital Clínico Universitario, además de tres centros de Cataluña, el Hospital Clínico y el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.

Sobre este estudio, el doctor Guillermo Sanz, del Servicio de Hematología del Hospital Universitari La Fe y responsable de la investigación en este centro, explicó que “de tener éxito, el trasplante de unidades de sangre de cordón con células expandidas en el laboratorio permitiría una selección de unidades para trasplantar con mayor compatibilidad con el paciente y reducir el período de riesgo de infecciones graves”.

Más información: europapress.es