La gran mayoría de células cancerosas que escapan del tumor e intentan migrar a otra parte del cuerpo mueren en su intento de sobrevivir. No están preparadas para meterse en otros tejidos. Pero unas pocas logran infiltrarse en órganos vitales (huesos, hígado, riñones, cerebro) y permanecer latentes, a la espera, durante meses y a veces muchos años. “Y sabemos que en las metástasis óseas del cáncer de mama, para sobrevivir durante ese periodo de latencia necesitan de una proteína, la SCR. Y tenemos un medicamento ya existente, que se utiliza como segunda opción en la leucemia mieloide crónica, que puede inhibir esa proteína”, anunció ayer el científico Joan Massagué.

Massagué recibió ayer en Barcelona el premio Internacional de Fundación Santiago Dexeus Font, que le fue entregado por la consellera Geli en sustitución de la ministra de Ciencia, Innovación y Tecnología, Cristina Garmendia, que se quedó bloqueada por la nieve en Madrid.

La regla de tres de este avance es que los investigadores clínicos, los que estudian sobre pacientes reales, tienen ahora una posibilidad esperanzadora. Y ya se están diseñando ensayos clínicos basados en esta teoría. El científico, pionero en la investigación de metástasis y uno de los científicos oncológicos más laureados (entre otros el Príncipe de Asturias en el 2004), insiste en que ese es el principal problema del cáncer y su gran reto.

Las futuras metástasis, provocadas por esas células que escaparon y sobrevivieron, comienzan su andadura mucho antes de que se diagnostique el tumor. El cáncer de mama se extirpa y se trata con quimioterapia y radioterapia. Y todo va bien. “Pero esas células que ya escaparon no se pueden atacar: les damos esa quimio porque es lo mejor que tenemos”, reconoce Massagué. “Muchos cánceres se curan, pero el 90 por ciento de los fracasos se deben a la metástasis”.

Más información: Lavanguardia.es

Anuncios

Cada año se diagnostican en España alrededor de 9.000 casos de cáncer de recto al año y sólo el 2,6 por ciento de los pacientes recae tres años después de la cirugía. Cuando es posible, la técnica de elección en la cirugía de cáncer de recto es la escisión correcta del mesorrecto y, a pesar de su importancia en el manejo de esta enfermedad oncológica, hasta el momento, se desconocían los resultados de su utilización en este país.

Así lo afirmó durante la XVII Reunión Nacional de Cirugía de la Asociación Española de Cirujanos (AEC) en Las Palmas de Gran Canaria el profesor Héctor Ortiz, del Servicio de Cirugía del Hospital Virgen del Camino de Pamplona y presidente del Comité Científico de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), según informa la organización del evento.

“No había ningún registro representativo de la práctica de escisión de mesorrecto en España, algo fundamental si se tiene en cuenta que prácticamente la totalidad de pacientes que presentan recidiva local, es decir, que vuelven a tener cáncer –en el lugar en el que estaba el tumor antes de la operación– tres años después de la intervención acaban falleciendo”, apuntó.

Ante esta situación, en 2002, la AEC decidió implantar un programa cuyos objetivos eran conseguir saber y mejorar las tasas de recidiva local y supervivencia a los cinco años de la operación.

“Para ello –explica el profesor Ortiz– decidimos aplicar un método iniciado en los países escandinavos que consiste en formar equipos multidisciplinares y auditar los resultados obtenidos por éstos, con el objetivo de conseguir en España los mismos resultados que los conseguidos en los registros de poblacionales de los países escandinavos”. A este respecto, según este experto, “en Noruega han reducido casi un 40 por ciento la recidiva local sin utilizar radioterapia y la supervivencia ha aumentado un 15 por ciento”.

Más información: Europapress.es

Los mejores especialistas en oftalmología de España se dan cita, a partir de hoy y hasta el próximo sábado, en Santander, para exponer y debatir los últimos avances médicos, científicos y de investigación que afectan al mundo de la vista.

El Palacio de Exposiciones y el de Deportes acogen el 85 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), en el que se dan cita 2.000 oftalmólogos.

El presidente del comité organizador y jefe de Oftalmología del Hospital Marqués de Valdecilla, Fernando Martínez, explicó a este periódico que se trata de uno de los encuentros «más importantes» en este terreno.

Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), el glaucoma, la cirugía de las cataratas o la retina serán algunos de los temas que se tratarán durantes estos días a través de 83 comunicaciones libres, 21 comunicaciones de investigación, 52 comunicaciones en video, 150 comunicaciones en panel, además de 30 cursos, 14 reuniones satélite y 22 simposios. Pero la parte oficial se divide en una ponencia, una mesa redonda y una comunicación solicitada. Todo ello tendrá lugar en el Palacio de Deportes.

En cada jornada, explicó Martínez, «se impartirán tres o cuatro materias diferentes (el Palacio de Exposiciones estará dividido en ocho salas)», con lo que los congresistas podrán optar por la temática que más les interese.

El presidente del comité organizador indicó que uno de los temas más interesantes será el transplante corneal. Hasta ahora se utilizaba la técnica perforante, que ha sido sustituida por la lameral (sólo se levanta parte de la cornea), «con lo que la recuperación del paciente es mucho más rápida y se minimizan los riesgos».

Más información: Eldiariomontanes.es

cirugia_cancer_mama_metastasisUn equipo de investigadores holandeses ha logrado sacar los colores a los oncólogos que, ante un caso de cáncer de mama con metástasis, deciden no operar y aplicar sólo un tratamiento paliativo. Esta decisión no es arbitraria; se basa en que la enfermedad es incurable, así que, ¿para qué gastar recursos y molestar al paciente con una cirugía invasiva?

Pero un estudio presentado hoy en el 34º Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que se celebra hasta el jueves en Berlín, demuestra que extirpar quirúrgicamente el tumor primario, el cáncer que ha provocado las metástasis, influye y mucho en la supervivencia final de la paciente. De hecho, las que han pasado por el quirófano viven más del doble que las que no lo han hecho. Y el porcentaje de supervivencia a los cinco años del diagnóstico está 11 puntos por encima en las operadas seguía viviendo el 24,5% que en el resto sólo vivía el 13,1%.

Los investigadores, liderados por la doctora Jetske Ruiterkamp, del hospital Jeroen Bosch, decidieron observar qué diferencias había entre las mujeres que no se habían operado y las que, contraviniendo la práctica clínica habitual, sí lo habían hecho.

Lo primero que les sorprendió fue el porcentaje de mujeres operadas: un 40%, más elevado de lo que esperaban. “Había de todo, desde mujeres que habían pedido ser operadas porque eran muy jóvenes y querían intentarlo todo, hasta algunas a las que había sido su médico el que se lo había ofrecido”, explicó a Público Ruiterkamp.

La autora no cree que su trabajo deba de hacer que, automáticamente, cambie la práctica clínica. Pero sí pide que se hagan más estudios para que, en cuanto se confirmen los resultados de su trabajo, los oncólogos se inclinen a recomendar la cirugía.

Más información: Publico.es

Acne_prevencion_causas_tratamientoComer pocos dulces, mucha verdura y evitar el estrés. Podría ser un buen truco para reducir el acné, una alteración de la piel muy común durante la adolescencia. Según un estudio publicado en ‘Journal BioMed Central Public Health’, tanto los problemas de salud mental como la dieta influyen en el desarrollo de este trastorno.

“Observamos una asociación muy significativa entre el acné, una baja ingesta de verduras y un alto consumo de chocolate, dulces y patatas fritas”, afirman los autores de la investigación. Sin embargo, subrayan, el hallazgo más consistente e importante de este estudio es la relación que hay entre el estrés y la aparición de espinillas.

“Si la prevalencia de chicos con acné y estrés era del 20,5%, en aquellos sin esta alteración mental era de 13,4%. En cuanto a las jóvenes con espinillas, las que tenían estrés duplicaban a las que no lo padecían”, afirma Jon Anders Halvorsen, uno de los responsables de la investigación.

Aunque se han desarrollado numerosos estudios en este campo, las conclusiones no han sido determinantes. A diferencia de este trabajo, “contaban con una muestra reducida y limitada de participantes”, según citan los autores en su artículo. “Han sido muy útiles para saber que la depresión y la ansiedad son dos problemas muy comunes en esta etapa de la vida”, añaden.

Más información: Elmundo.es

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa, la segunda más frecuente tras el Alzheimer. Es crónica, progresiva, pero no mortal. Lo que sí se puede es mitigar sus efectos, y cada vez más. Gracias a los últimos avances de la medicina, quienes lo padecen «pueden llegar a hacer una vida normal durante muchos años, y su esperanza de vida es prácticamente igual a la del resto de la población», manifestó ayer el doctor Gurutz Linazasoro durante las conclusiones de la IV Reunión Nacional sobre Enfermedad de Parkinson y Trastornos del Movimiento, un congreso que durante dos días reunió en Truyés a un centenar de neurólogos de distintos lugares de España.

Se trataba de intercambiar experiencias, de actualizar conocimientos a todos los niveles, desde el diagnóstico hasta el tratamiento. También se habló, y mucho, de futuro, del papel que pueden jugar las células madre a la hora de encontrar una terapia definitiva. El doctor Linazasoro fue contundente: «Hay que advertir a la población de que huya de estas terapias. Hay clínicas en algunos lugares del mundo que ofrecen tratamientos ‘definitivos’ a base de células madre. Es mentira, un fraude inadmisible. La investigación en el campo de las células madre ofrece perspectivas muy prometedoras, pero aún estamos muy lejos de poder aplicarlas, Hay que esperar», concluyó.

El doctor Linazasoro también quiso romper falsos tópicos. «El Parkinson no es una enfermedad de viejos. Es cierto que afecta principalmente a los mayores de 65 años (a partir de esa edad lo padece un 2% de la población) pero en un 15% de los casos comienza a manifestarse antes de los 40 años».

Más información: Elcomerciodigital.com

Woman feetEl investigador de la Universidad de Extremadura (UEx) Alfonso Martínez Nova, del departamento de Enfermería, ha analizado en su tesis doctoral los cambios radiológicos funcionales tras la cirugía percutánea del juanete y cómo se mejora la forma de caminar después del periodo postoperatorio de 12 meses.

El estudio ‘Modificaciones baropodométricas en el antepié después de la cirugía percutánea del Hallux Valgus’ ha sido dirigida por los profesores de la UEx Juan Diego Pedrera Zamorano y por Emilio Sánchez Barrado y ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laude.

Para ello, se han examinado 100 casos intervenidos de Hallux Valgus mediante la técnica percutánea en la Clínica Alejo-Leal de Cáceres, en colaboración con la Clínica Podológica Universitaria de la UEx.

De esta forma, según informó la UEx en nota de prensa, se midieron las presiones plantares con un sistema de plantillas instrumentadas y, tras un año de seguimiento clínico, se realizaron nuevas mediciones para comprobar los cambios postoperatorios.

La cirugía percutánea acorta los tiempos de recuperación, ya que sólo se necesitan tres semanas en las que el paciente debe caminar con un zapato quirúrgico. Además, la persona debe andar desde el primer día, por tanto el proceso de recuperación es “prácticamente inmediato”.

Más información: Europapress.es