Según ha informado el Gobierno regional, la apertura de la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI) de este hospital sigue permitiendo al Servicio de Oftalmología incorporar nuevos procedimientos quirúrgicos a su oferta asistencial.

Uno de los más recientes es la implantación de esta novedosa técnica que permite curar el glaucoma intratable.

El tratamiento, denominado endociclofotocoagulación, fue realizado por primera vez con éxito el pasado mes de octubre por los oftalmólogos del hospital alcazareño, habiéndose beneficiado hasta la fecha de sus ventajas dos pacientes.

Para su óptima realización es necesario utilizar la torre endoscópica intraocular con la que el Gobierno regional ha equipado los quirófanos esta unidad médica, y que ha supuesto una inversión aproximada de 70.000 euros.

El glaucoma es una patología muy frecuente que afecta a un elevado porcentaje de la población mayor de 50 años, concretamente, consiste en el daño producido en el nervio óptico por una subida mantenida (y no tratada) de la tensión ocular.

Es una enfermedad crónica que tarda muchos años en llegar a su fase final, que es la ceguera. Hasta ese momento, el paciente sufre una pérdida progresiva de su campo visual.

La nueva técnica implantada por el Servicio de Oftalmología del Hospital General ‘La Mancha Centro’ viene a sustituir a la tradicional, la crioterapia, que consiste en aplicar frío en la pared intraocular “a ciegas”, según apunta el jefe de este servicio, Fernando González del Valle.

Con la endociclofotocoagulación, los oftalmólogos manchegos pueden destruir selectivamente el cuerpo ciliar gracias a que se introduce dentro del ojo una cámara y el láser, los cuales están unidos en un mismo terminal de menos de un milímetro de grosor que permite ver con total precisión el interior del globo ocular y realizar el tratamiento con láser.

Más información: Abc.es

Hospital Quirón Madrid organiza, los próximos días 29 y 30 de octubre, el Curso Internacional de Remodelación Mamaria, que reunirá a profesionales de esta especialidad provenientes de distintos países de Europa y América.

La formación correrá a cargo del equipo del Dr. José Luis Martín del Yerro, jefe del Servicio de Cirugía Plástica de Hospital Quirón Madrid, que recientemente ha desarrollado un algoritmo que ofrece al clínico una guía para elegir el implante más adecuado, con el objetivo de conseguir una forma más natural de la mama.

El mejor conocimiento anatómico de la mama, el perfeccionamiento de las técnicas quirúrgicas y los nuevos materiales en las prótesis han permitido tratar el aumento mamario de una forma personalizada, no sólo pensando en el incremento volumétrico, sino teniendo en cuenta la anatomía de la paciente.

 «Ya no se debe pensar en términos volumétricos, sino en la dimensión estética. Al pensar en la prótesis mamaria más adecuada para una paciente no hay que tener en cuenta su volumen, sino sus dimensiones que son tres: anchura, altura y proyección», explica José Luis Martín del Yerro, jefe del Servicio de Cirugía Plástica de Hospital Quirón Madrid. «En las mujeres con un cuerpo longilíneo y estilizado la mama es más alta que ancha; en féminas más anchas y de menor estatura, la prótesis debe ser diferente. Se debe elegir el implante estéticamente más apropiado en relación a las proporciones corporales».

 La tecnología de las prótesis ha cambiado. La consistencia del nuevo gel de silicona cohesivo permite que la prótesis tenga forma por sí misma. «Antes las prótesis también tenían forma, pero ésta la daba la bolsa externa mientras que el interior estaba formado por gel semilíquido. 

 Más información: Larazon.es

Los tratamientos de estética para eliminar la grasa cuentan con un avance que algunos expertos consideran revolucionario. Un método que utiliza el frío. para acabar con los michelines sobrantes.

Científicos de la Universidad de Harvard han conseguido destruir la grasa “sin dañar otros tejidos”. Destruye la grasa a través del frío sin pasar por quirófano, sin anestesia y sin dolor nos cuenta Ángel Martín cirujano estético. Aunque, “no todo el mundo podrá beneficiarse de esta nueva técnica”.

Para unos la naturaleza ha sido generosa, para otros mucho más y para el resto de los mortales está la tecnología. Una novedosa máquina es capaz de hacer milagros destruyendo la grasa a través del frío sin pasar por quirófano, sin anestesia.

Dos placas a menos cuatro grado consiguen destruir las células grasas que poco a poco se irán eliminando de forma natural.

Los resultados comienzan a ser visibles a partir de los dos meses. Después si queremos seguir perdiendo podemos darnos otra sesión.

Más información: Antena3noticias.com