Más de un centenar de pacientes del área de Talavera de la Reina, se han beneficiado a lo largo de este último año de los tratamientos de fototerapia en la cabina de PUVA-terapia con la que el Gobierno de Castilla-La Mancha dotó el pasado año al Hospital Nuestra Señora del Prado.

Según informó la Junta, esta terapia, desarrollada por la sección de Dermatología, combina la exposición a la radiación ultravioleta con la toma previa de una sustancia química fotosensibilizante, de nombre psoraleno, y se utiliza para el tratamiento de procesos inflamatorios, tumorales y para trastornos en la pigmentación de la piel.

La introducción de esta cabina de PUVA-terapia disminuye los tratamientos biológicos que se utilizan en algunas de estas patologías y que son mucho más costosos. De los 142 pacientes tratados, 113 se trataron en la cabina y 29 en el aparato indicado para tratar solo las manos o los pies, y en su mayor parte se trata de pacientes afectados con psoriasis. En este caso, aunque es una dolencia de carácter crónico, esta terapia se aplica de forma cíclica y consigue hacer desaparecer de la piel o blanquear las placas rojas y escamosas.

Tratamientos localizados

La cabina de luz ultravioleta instalada en el Hospital de Talavera se complementa con un segundo aparato de menor tamaño, para tratamientos localizados en manos o pies. Antes de iniciar cualquiera de estos tratamientos con rayos ultravioleta, el dermatólogo valora el fototipo de piel que tiene el paciente, para programar el tratamiento con la intensidad y frecuencia correspondiente a la sensibilidad cutánea de cada persona.

Más información: Abc.es

Anuncios

cirugiarectalEl Servicio de Cirugía del Hospital Nuestra Señora del Prado, de Talavera de la Reina (Toledo), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha llevado a cabo recientemente una jornada formativa en la que se ha abordado una nueva técnica para el tratamiento de la enfermedad hemorroidal y en la que han participado facultativos especialistas, personal enfermero y auxiliares de enfermería de este servicio.

Dirigida por el cirujano italiano, Concetto Salafia, especialista en cirugía de colon y recto, esta nueva técnica, denominada desarterialización hemorroidal transanal (THD), se realiza con anestesia locorregional y no necesita extirpación del tejido hemorroidal. De esta forma, el paciente, además de no precisar ingreso hospitalario, presenta menos dolor post-operatorio y puede hacer vida normal en 24 ó 48 horas.

Para llevar a cabo este procedimiento se utiliza un instrumental diseñado ex profeso dotado con un transductor Doppler que permite localizar hasta seis ramas terminales de la arteria hemorroidal superior. Con este mismo instrumento se realiza su ligadura, reduciendo así el flujo arterial a las hemorroides. Una ventaja añadida a este procedimiento es que si, excepcionalmente, la desarterialización quedara incompleta, la intervención se podría repetir de nuevo.

Más información: Lacerca.com