El Gobierno de Castilla-La Mancha ha ampliado recientemente la cartera de servicios del Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan con la incorporación de la colecistectomía transvaginal a través de orificios naturales, una avanzada técnica quirúrgica de mínima invasión que reporta numerosas ventajas para las ciudadanas del área sanitaria.

El Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital General La Mancha Centro realizó por primera vez esta técnica el pasado 6 de noviembre en dos pacientes que presentaban litiasis biliar y a las que se les extirpó la vesícula biliar por medio de un endoscopio flexible y mini instrumentos laparoscópicos. Concretamente, para poder llevarla a cabo se introdujo un trócar de cinco milímetros a través del ombligo y un endoscopio por vía vaginal.

Las dos intervenciones basadas en la cirugía Notes (Cirugía Endoscópica Transluminal a través de Orificios Naturales) se desarrollaron con total éxito por parte de los cirujanos manchegos. Las pacientes recibieron el alta a las 24 horas posteriores a la operación gracias a las numerosas ventajas que aporta esta técnica.

Entre los beneficios de la colecistectomía transvaginal mediante orificios naturales -que se practicará a partir de ahora en el Hospital La Mancha Centro en aquellos casos en los que clínicamente sea recomendable- destaca la ausencia de cicatrices visibles, lo que redunda en un beneficio estético y disminuye la tasa de complicaciones de las heridas quirúrgicas.

Más información: Eldiadeciudadreal.com

cirugia_microcoaxial_cataratas_lamanchaEl Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Servicio de Oftalmología del Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), ofrece, desde principios de este año, los beneficios de la cirugía microcoaxial a la totalidad de los pacientes de su área de referencia que son intervenidos de cataratas.

En concreto, mediante esta técnica de microincisión para la cirugía de catarata por facoemulsificación, la incisión quirúrgica que se realiza en el ojo del paciente es de tan sólo 2,2 milímetros de extensión, lo que permite una rápida recuperación del paciente, aumentado el confort postoperatorio y proporcionando una rápida rehabilitación visual.

La incorporación de esta técnica en la cartera de servicios de hospital alcazareño se ha visto favorecida gracias a la apertura, por parte del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), de una Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI), que dispone de un quirófano de uso exclusivo para el Servicio de Oftalmología en el que, desde que comenzó a funcionar el pasado mes de enero, ya se han realizado más de un millar de intervenciones a través de esta cirugía de mínima invasión.

Más información: Lacerca.com