Una cirugía de urgencia provoca que realice esta entrevista mientras corre para presentar el Congreso de la Sociedad Gallega de Patología Digestiva, al que ya va con diez minutos de retraso. No estaba de guardia pero, como él mismo reconoce, la cirugía no tiene un horario de oficina de ocho a tres, “es un deber a tiempo completo”. Por eso, confiesa no poder planear nunca ir al cine con mucho tiempo de antelación. La bata la lleva siempre en el hombro, por si tocase operar. Eso sí, siempre con buen humor, y “silbando”.

–¿Cree que los avances en cirugía y su repercusión mediática configuran ya una liga de estrellas entre los profesionales?

–No, estoy en contra de los individualismos. Ser estrella sólo vale para presumir; es fundamental rodearse de un buen equipo y buscar la complementariedad de todas las áreas.

–¿Es lo que pasa con el congreso de Patología Digestiva?

–Precisamente. Se combina la experiencia de digestólogos y cirujanos. Aunando fuerzas es como avanza la medicina.

–¿En esa dirección la que tiene que tomar la ciencia?

–Sí. Los 13 médicos que conforman el Área de Cirugía de Povisa tenemos una edad en escalera, desde los 36 a los 57 años. Así garantizamos que no nos jubilaremos todos al mismo tiempo (se ríe). Cada uno está superespecializado en un sector, con lo que hay una complementariedad muy importante.

–Eso ayuda a disminuir la edad de especialización…

–Sí porque un médico no tiene que ser un sofista y saber minuciosamente de todo. La especialización, cuando se trabaja en buenos equipos, ayuda a ser más eficaces.

Más información: Farodevigo.es

La llegada del otoño parece relacionarse con la pérdida del cabello, no en vano revistas y anuncios publicitarios nos enseñan estas semanas las armas para luchar contra la caída del pelo. Sin embargo, el doctor Hugo Vázquez Veiga, jefe de sección de Dermatología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y secretario general de la Academia Española de Dermatología y Venereología, echa por tierra este mito, asegurando que “no existe ni el mínimo análisis científico que lo demuestre”.

“Siempre se ha intentado comparar el pelo con los árboles: que si se lava (se riega mucho) se pudre la raíz, que si se corta (se poda) en cuarto menguante nace con menos fuerza, que si se corta muy corto (una gran poda) el pelo nace con más fuerza, que se cae más en otoño (la caída de la hoja)… Ninguna de estas afirmaciones es cierta, nunca se han podido demostrar y no soportan el más mínimo análisis científico”, sentencia el especialista.

El doctor Hugo Vázquez insiste en que la muda humana es en “mosaico”, es decir, “se caen pelos aislados y se mantienen los que los rodean. Lo normal es que en una cabeza normal caigan unos cien pelos al día. La muda en el hombre no es como en el resto de los mamíferos, estacional, en ellos cuando aumentan las horas de sol sueltan el pelo para evitar el calor”. Así, indica que la explicación científica teórica, para algunos casos de los humanos, “es que podría quedar algún vestigio de esta muda estacional y en junio, cuando hay más horas de sol podría estar en fase telógena (de caída), con mayor pérdida de número de pelos, que se soltarían tres, cuatro o cinco meses más tarde, traduciéndose en un posible aumento de la caída”.

Más información: Elcorreogallego.es

chuax_jornada_cirugia_plasticaLa sede de la Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, situada en la casa de la cultura Salvador de Madariaga, en la calle Durán Loriga, acogió ayer por la tarde una sesión monográfica sobre el tratamiento local de las heridas, que fue impartida por especialistas del servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña.

Organizado y moderado por Francisco Martelo Villar, jefe del servicio de Plástica del Chuac y secretario general de la Academia de Medicina, el programa contó con la colaboración del Colegio Provincial de Enfermería de A Coruña.

Entre los ponentes del curso, de dos horas de duración, figuraba Bruno Gago, residente del hospital coruñés, que ofreció a los asistentes información sobre los criterios generales relativos a las heridas y el proceso de cicatrización. Acto seguido, el turno del programa formativo le correspondió a la especialista María Eugenia López Suso para aportar datos acerca de la elección de los antisépticos a la hora de tratar las heridas, así como aclarar criterios sobre las indicaciones quirúrgicas.

Juan García Barreiro, especialista del mismo servicio, se centró en su exposición en el tratamiento local de las quemaduras, área en la que el hospital coruñés es centro de referencia para toda Galicia y cuenta con una unidad específica para estos pacientes.

Más información: Lavozdegalicia.es

La Consellería de Sanidade ha prometido eliminar en esta legislatura la espera en el diagnóstico y la intervención de las patologías más graves y reducir sustancialmente las del resto, pero, con poco más de tres meses de gestión, las listas sanitarias -las primeras del Gobierno de Feijoo- apenas han experimentado cambios respecto a las últimas del bipartito.

Entonces, a 31 de marzo, esperaban para entrar en quirófano 34.403 gallegos. Tres meses después, a 30 de junio, aguardan para operarse solo algunos menos: 34.048. Sin embargo, Sanidade asegura que estos son los que forman la lista estructural, que incluye a los pacientes pendientes de intervención por motivos de organización o de recursos, pero que hay muchos más. El departamento que dirige Pilar Farjas ha contabilizado a otros 13.868 enfermos que no están incluidos en dicha lista porque rechazaron operarse en un centro concertado o en otro hospital de la red pública, porque solicitaron que la intervención se aplazara por motivos personales o laborales o porque hay motivos clínicos que la desaconsejan temporalmente. Estos pacientes, dice Sanidade, esperan una media de 199 días.

Más información: lavozdegalicia.es

medicoEl servicio de Urología del Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol realizó en los meses de mayo y junio las dos primeras intervenciones quirúrgicas de Galicia de extracción de riñón a través de la vagina con una técnica de reciente aplicación denominada “nefrectomía transvaginal híbrida”.

El método empleado consiste en la realización de cirugía a través de orificios naturales, lo que reduce el período de recuperación de los pacientes. “Este sistema innovador permite introducir una óptica flexible por la vagina que guía y facilita la operación, vía por la cual también se extrae el riñón”, explica el urólogo Andrés Rodríguez Alonso, encargado de las intervenciones en colaboración con los doctores Bonelli Martín y Alfonso González, los tres pertenecientes al servicio dirigido en el hospital ferrolano por Miguel Ángel Cuerpo.

Este nuevo sistema sustituye y complementa la laparoscopia –técnica en la que se realiza una fisura de 6-8 centímetros y que en su día reemplazó la incisión de 30 centímetros en el abdomen del paciente –. “Se ha producido un gran avance porque simplemente se realizan dos pequeños orificios para introducir el material médico y el órgano se extrae por la vagina”, señala Rodríguez Alonso. “Esta es una de las ventajas que tienen las mujeres con respecto a los hombres”, añade.

Este método supone una evolución más en la cirugía mínimamente invasiva. “El futuro está en poder realizar este tipo de operaciones sin ninguna incisión, es decir, pudiendo introducir tanto la cámara como los instrumentos quirúrgicos por un orificio natural, en este caso la vagina”, explica el urólogo. Por el momento este tipo de intervenciones ya se están llevando a cabo en animales probando por orificios como la boca o el recto.

En la operación, los cirujanos sueltan el riñón en el abdomen, lo envuelven en una bolsa de plástico y tiran por un cordel. “Por este orificio natural se puede conseguir sacar un órgano sin ningún problema”, afirma Rodríguez Alonso.

Más información: farodevigo.es

utensiliosEn estos momentos la espera media para operarse se sitúa en 71 días. Es prácticamente una cifra idéntica a la del trimestre anterior, que registró una jornada menos.

El Sergas destaca, sin embargo, la evolución que ha habido respecto al mismo período de años anteriores. Y lo cierto es que los avances son notables. En marzo del 2008 había 16 días más; en el 2007, 14; pero la gran diferencia se establece con marzo del 2006, cuando la espera se fijaba en 110 días, 39 más. Respecto al inicio de legislatura (septiembre del 2005), la diferencia sube a 66 días.

Más información: lavozdegalicia.es