intervenciones_cirugia_reconstructiva_plastica_estetica_autoestima_castellonEl Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón realizó durante el pasado año un total de 507 intervenciones. De ellas, 364 fueron reconstrucciones de mama tras una mastectomía, mientras que 188 se corresponden a tumores cutáneos y el resto a reparaciones de traumatismos y oculoplástica, según informaron fuentes del centro hospitalario.

Con este Servicio, único en la provincia y en marcha desde mayo de 2007, se pretende mejorar la autoestima, la imagen corporal y la calidad de vida de los pacientes, sobre todo de las mujeres afectadas por cáncer de mama, y recrear una mama de aspecto natural y similar a la otra, según explicó el doctor Juan Pablo Aracil, jefe del Servicio.

El especialista añadió que “el Consorcio Hospitalario Provincial es un centro de referencia en lo que a oncología atañe y, como consecuencia del tratamiento de pacientes de cáncer, se producen unas mutilaciones y secuelas tanto físicas como funcionales que entran de lleno en el cometido de la cirugía plástica y reconstructiva”.

La cirugía plástica es una especialidad amplia que procura restaurar la función y el aspecto físico en aquellas lesiones producidas por cáncer, así como por traumatismos, quemaduras, pérdida de sustancia en miembros y malformaciones congénitas.

Más información: Diariocriticocv.com

mastectomia_cirugia_plastica_mamariaTras un cáncer de pecho, muchas mujeres tienen que afrontar las secuelas físicas y psíquicas de una mastectomía. La reconstrucción mamaria inmediata les evita el trauma de verse amputadas. No es ninguna frivolidad. Un 30% de las pacientes sufre depresión, culpa, miedo al abandono…

Silvia Meléndez, de 42 años, se miró al espejo tras despertar de una operación en la que le habían extirpado un tumor en la mama. No sintió ningún rechazo. Su pecho no era el mismo, pero tenía una forma muy parecida. La mastectomía (término médico que recibe esta operación) le destruyó la mama izquierda hace cinco años, pero la cirugía plástica que le siguió, cuando ella todavía estaba anestesiada, pudo conformar una similar a la suya. Esta técnica, conocida como reconstrucción inmediata, permite que centenares de mujeres que se someten a esta intervención en España eviten ver los devastadores efectos físicos que produce y consigan salir del túnel sin sentirse “mutiladas”.

Elena del Arco, de 38 años, tardó más en conseguir mirarse al espejo sin temor. Su equipo médico decidió que no cumplía los requisitos que requería esta técnica y que necesitaba recibir quimioterapia después de la mastectomía. Superó el tratamiento y esperó un año. “Ya te encuentras bien. Te miras y piensas que estás viva, pero hay algo que te recuerda el sufrimiento que has pasado”, explica Del Arco. Esta mujer asegura que a partir de la cirugía estética dejó de pensar en el cáncer. “Fue mi forma de pasar página”, añade. Su reconstrucción fue diferida: primero le pusieron un expansor (parecido a un globo hinchable, que se coloca debajo de la piel para poder estirarla) y luego lo sustituyeron por una prótesis definitiva.

Más información: Elpais.com