colonoscopia_intervencion_sedacionLa Delegación Provincial de Salud de la Junta en Cádiz anunció hoy que la Unidad de Gestión Clínica de Enfermedades Digestivas del Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha incorporado la sedación consciente durante la realización de colonoscopias, una práctica que “mejora la tolerancia del paciente a una exploración que, habitualmente, es molesta y dolorosa”.

En un comunicado, la Junta explicó que la implantación de esta metodología ha sido posible tras adaptar la sala de endoscopias para garantizar la seguridad del paciente, ya que permite su adecuada monitorización y supervisión durante y tras el procedimiento una vez que se le administra la medicación.

Tras el examen, y como si una intervención de cirugía mayor ambulatoria se tratase, el paciente sale en camilla hasta el hospital de día, donde permanece bajo supervisión en torno a una hora, hasta que pasan los efectos de la anestesia.

Más información: Europapress.es

capsulaendoscoLa cápsula endoscópica del colon diagnostica el 64% del total de los pólipos que se evidencian con la colonoscopia convencional, según una investigación publicada por The New England Journal of Medicine, en la que han participado 8 centros europeos, entre ellos la Clínica Universidad de Navarra (CUN).

La CUN es el único hospital español participante y el centro que mayor número de pacientes ha aportado al estudio, un total de 63 casos de los 328 analizados.

El objetivo ha consistido “en valorar si la cápsula de colon podía ofrecer unos resultados próximos o parecidos a los de la colonoscopia convencional a la hora de detectar pólipos y lesiones neoplásicas (cáncer de colon)”, ha indicado el director del departamento de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra, Miguel Muñoz Navas.

Esta cápsula explora el intestino grueso de forma mínimamente invasiva, sin que exista la necesidad de ingresar a los pacientes, o anestesiarlos, según ha explicado hoy en un comunicado el centro navarro.

No obstante, en el caso de que mediante la cápsula endoscópica se detectase alguna lesión siempre sería necesario efectuar después una colonoscopia para extirparla, si fuese un pólipo, o biopsiarla y confirmar su existencia si fuese un cáncer, según el centro.

En la comparación entre las lesiones encontradas con la cápsula endoscópica y las diagnosticadas con la colonoscopia convencional se ha comprobado una sensibilidad para diagnosticar pólipos del 64 por ciento de los existentes, tomando como referencia del 100 por ciento lo diagnosticado mediante colonoscopia convencional.

Más información: abc.es

cirugiaminimainvasivaEl treinta por ciento de los pacientes del Hospital San Agustín que sufren cáncer de colon ya se someten a cirugía laparoscópica, que se caracteriza por ser mínimamente invasiva, inocua y eficaz. El centro avilesino cuenta con este servicio desde marzo de 2007 y el número de operaciones que se realizan sin bisturí ha aumentado considerablemente desde entonces. «La mayoría de las operaciones de cáncer de intestino grueso así como la cirugía de vesícula o hernia ya se realiza con esta técnica», explicó el jefe del servicio de cirugía del San Agustín, José Ignacio Jorge Barreiro, quien destacó que la nueva prestación ha permitido mejorar las estadísticas de actividad asistencial con la reducción de las listas de espera.

La demora media que sufren los pacientes que aguardan por una consulta es, según Jorge, de diez días y los que están a expensas de una operación, de un mes. El servicio de cirugía realiza alrededor de 1.800 operaciones al año entre operaciones con hospitalización y cirugía menor, que habitualmente se practica en el hospital de día. «En estos momentos el servicio está mejor que nunca», subrayó el especialista, satisfecho de los resultados obtenidos con la cirugía que se realiza por laparoscopia.

Este tipo de operaciones, explicó el facultativo, permiten penetrar en la cavidad abdominal a través de pequeñas incisiones por las que se introducen unos tubos llamados «trócares». Como el interior del abdomen es oscuro, se tiene que agregar luz a través del mismo laparoscopio, utilizando una fuente de luz fría, transmitida a través de fibra óptica. A la par, los profesionales sanitarios insuflan CO2 en el vientre para que se forme una burbuja y así poder trabajar con comodidad en el intestino grueso. «El cáncer se extrae por una pequeña incisión de unos cinco centímetros que hacemos en la zona más inferior del abdomen», apuntó el doctor.

Con la cirugía por laparoscopia las grandes cicatrices son cosas del pasado. Esta es, precisamente, una de las ventajas de las intervenciones mínimamente invasivas de cáncer de colon. Los enfermos que entran al quirófano con cáncer de colon y se someten a cirugía por laparoscopia sufren menos traumatismo, presenta mejores resultados clínicos y estéticos y, además, su recuperación es más rápida.

Más información: ine.es