El Hospital Universitario Puerta del Mar ha puesto en marcha una Unidad Funcional de Tratamiento de Deformidades Faciales Infantiles. Pionera en la provincia, evitará el traslado de estos pacientes a Sevilla. El centro sanitario estima que dicha unidad atenderá a una media de 60 niños al año -de toda la provincia y de Ceuta- entre nuevos pacientes y aquellos a los que haya que intervenir en varias ocasiones.

La deformidades más frecuentes son el labio leporino (defecto congénito por el que aparece una separación en el labio superior) y la fisura palatina (en este caso la hendidura se produce en el paladar y suele aparecer junto con la anterior). Su incidencia ronda en España el 0,8 por cada 1.000 nacidos, lo que supone en la provincia unos 12 pacientes nuevos al año. A estas se sumarán otras patologías, que también tratará la unidad.

Estos pacientes requieren varias intervenciones a lo largo de la vida, generalmente de cuatro a seis en un caso típico de labio leporino y fisura palatina, y un tratamiento en el que intervienen una serie de profesionales. Por este motivo, la unidad contará con un equipo multidisciplinar de especialistas en Cirugía Maxilofacial, Pediátrica y Plástica y Otorrinolaringólogía, a los que se suma el apoyo de otros profesionales.

Más información: Diariodecadiz.es

El cirujano alicantino Federico Pérez de la Romana ha formado parte de la expedición internacional, que durante una semana se concentró en el Kenyatta National Hospital (Nairobi) impartiendo una serie de talleres formativos sobre cirugía periorbitaria a cirujanos plásticos del país.

El proyecto de cooperación, organizado por la Fundación española “Cirujanos Plástikos Mundi”, tenía un doble objetivo: prestar labor asistencial a los niños y adultos que padecen este tipo de patologías mediante el envío de médicos cooperantes a la vez que proporcionar formación intensiva a médicos locales con el fin de permitirles que en un plazo medio, sean capaces de realizar este tipo de intervenciones por ellos mismos.

El equipo enviado a Nairobi en esta ocasión estaba formado por seis españoles (dos cirujanos plásticos, un oftalmólogo, un anestesista), la responsable de la Fundación y una enfermera, además de tres cirujanos extranjeros. Al curso asistieron 25 personas, la mayoría médicos africanos interesados en este tipo de cirugía.

El curso impartido ofreció una combinación de teoría y práctica, realizándose a diario unas 5 ó 6 operaciones a niños con enfermedades congénitas en los ojos o en la zona periorbitaria (ojos pequeños, caídos, cerrados, o cánceres). También se intervino a niños con traumatismos: mordeduras de animales y también quemaduras y accidentes de tráfico). En total se realizaron unas 30 intervenciones.

Más información: Laverdad.es

medicina_plastica_solidaria_africa_subsahariana_elda_ong_oasisLa vocación de curar. Así es como entiende su trabajo un grupo de médicos, enfermeras, auxiliares y cooperantes del Hospital General de Elda que lleva seis años realizando expediciones al África subsahariana. Sólo les mueve un fin. Prestar ayuda humanitaria a los enfermos de una de las regiones más deprimidas del mundo. Una zona donde la medicina pública es pura utopía, en la que un cirujano cubre una población de 500.000 habitantes y donde cualquier medicamento, si es que lo hay, puede tener el mismo valor que los ingresos de toda una familia en medio año de duro trabajo.

Este fin de semana la expedición sanitaria, organizada por la ONG alicantina Oasis, viaja de nuevo a las poblaciones de Dapaong (Togo) y Binde (Ghana) para continuar con una labor iniciada en 2003 que cuenta, en su lista de logros, con 160 pacientes operados y más de mil consultas en las especialidades de cirugía ortopédica y traumatología y cirugía plástica y reconstructiva.

En esta ocasión, el equipo se ha marcado el reto de realizar otras 50 intervenciones quirúrgicas -principalmente de retracciones por quemaduras, secuelas en rodilla y pie por poliomielitis, deformidades, úlceras y labio leporino- así como atender a 300 nuevos enfermos -la mayoría niños de 1 a 14 años- en un plazo de dos semanas.

Para ello volverán a trabajar desde el amanecer hasta el anochecer sin apenas tiempo para comer ni descansar. Desde el día de hoy y hasta que regresen en la primera semana de noviembre, tal y como llevan haciendo todos los años desde hace seis, volverán a “exprimir” las 24 horas del día dejando constancia de un compromiso moral y profesional que les impide cerrar la consulta mientras haya una sola persona esperando ser atendida. Bien saben ellos que muchos de sus pacientes volverán a llegar desde lejanas aldeas tras una caminata de tres días sin apenas agua ni comida que echarse a la boca. Además, la mayoría se entera de la presencia de los médicos “batules” gracias a la labor difusora que realizan los misioneros. Ellos se encargan de avisar a la gente de sus respectivos poblados durante las misas y el boca a boca hace el resto.

Más información: Diarioinformacion.com

Pese a que la cirugía mayor ambulatoria cobra cada vez más peso en los centros hospitalarios españoles, los expertos valoran la inclusión de nuevas patologías, ya que según reconoce el jefe de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario de Salamanca, Clemente Muriel, “implica una técnica quirúrgica poco lesiva y una actividad anestésica lo menos comprometida posible”.

Por esta razón, los especialistas ya barajan la posibilidad de que los niños sean operados a través de esta técnica en un futuro no muy lejano. Una medida que sin embargo conlleva en opinión del doctor “una valoración previa de la situación familiar aunque un niño recién operado, si no tiene algo añadido, está mejor en su casa que en un hospital”.

La novena edición del Congreso Nacional de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) ha logrado reunir a lo largo de los últimos días en Salamanca a los mayores expertos del país en esta materia. Una cita ineludible para los profesionales sanitarios en la que también se han analizado los últimos avances científicos en este tipo de cirugía.

La aplicación de la telefonía móvil al postoperatorio, las herramientas para la acreditación y cuestiones como la optimización de la anestesia han sido algunos de los platos fuertes de un encuentro en el que la aplicación de la telemedicina en CMA o las nuevas técnicas quirúrgicas como la laparoscopia se han erigido como los temas “más novedosos”. “El objetivo del congreso pasa por intercambiar conceptos y formas de trabajo en un apartado de actividad quirúrgica del medio hospitalario donde parámetros como seguridad, calidad, gestión del dolor postoperatorio son fundamentales”, tal y como asevera el propio presidente de la reunión.

Más información: GacetaMédica.com

El consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, ha explicado este jueves que el 30% de las cirugías que se realizan en Castilla y León son ambulatorias, durante la inauguración del congreso de esta especialidad que se celebra en Salamanca. Ese porcentaje equivale a unas 50.000 intervenciones quirúrgicas de cirugía mayor ambulatoria en algunos de los 17 quirófanos dedicados exclusivamente en toda la Comunidad a esta práctica sanitaria.

Además, hay unos 114 puestos de recuperación en los hospitales de la región para las personas que se someten a ella y en las que permanecen una media de 4 horas como máximo.

Guisasola ha recordado que la cirugía mayor ambulatoria empezó en los años 90 para aprovechar las ventajas que ofrece frente a la tradicional para el enfermo y la gestión administrativa. El consejero ha recordado que los resultados son similares y que al no ser necesaria la hospitalización del enfermo se genera un ahorro administrativo y de camas. Además, se miniminizan los riesgos de infección por hospitalización para los enfermos.

Entre las especialidades quirúrgicas que más se benefician de esta práctica se encuentra la oftalmología, puesto que un tercio de esas 50.000 operaciones pertenecen ha este área. La cirugía general del aparato digestivo, la ginecología, urología o la traumología referida a las articulaciones, son otros campos muy utilizados por la cirugía mayor ambulatoria. Además, la Junta de Castilla y León esta trabajando en incorporar la cirugía infantil para facilitar la recuperación a los niños en el hogar paterno.

Más información: Elmundo.es

cirugia_implante_intraocularEl primer implante de lentes intraoculares a un niño que se hizo en España, realizado por el ex jefe del servicio de Oftalmología del Hospital La Fe de Valencia José Luis Menezo cumple 30 años, según han recordado fuentes de la Conselleria de Sanidad a través de un comunicado.

Esta cirugía, que se practicó a un niño de siete años que presentaba traumatismo en un ojo y catarata, se realizaba dos años después de que el profesor Menezo iniciara en España la era moderna del implante de lentes intraoculares en la cirugía de catarata en adultos.

“Ello supuso un cambio radical en la técnica quirúrgica de la operación de catarata, dado que hasta entonces la extracción del cristalino opacificado se realizaba de una forma total, por lo que los pacientes debían llevar una corrección con lentes de cristales enormemente gruesos que les distorsionaba la visión”, ha explicado Menezo.

Más información: Abc.es

Joselin tiene 9 años y, pese a su corta edad, es una luchadora nata. Hace poco más de un año un hecho traumático le cambió la vida pero sus ganas de vivir, su espíritu de superación y la ayuda de la la ONG de acción social, infancia desfavorecida del Món, Menuts del Món, han hecho posible que hoy se encuentre en Valencia a punto de iniciar las pruebas para una operación muy delicada y, con ella, recuperar su dignidad.

Hace algo más de un año, Joselin M. A. fue víctima de la violencia doméstica: Presenció cómo su hogar ardía en llamas y su madre moría en el incendio. Ella sobrevivió pero sufre quemaduras en el 70% de su cuerpo y ha perdido la oportunidad de vivir una infancia como la de cualquier niño de su edad.

Más información: Levante-emv.com