La forma de la nariz y, sobre todo, su armonía con el resto del rostro pueden llegar a ser argumentos más que suficientes para que una persona, descontenta con la suya, decida someterse a una rinoplastia, curiosamente una de las operaciones estéticas más solicitadas también por los hombres; y ello a pesar de que hay que reconocer que entrar en un quirófano puede echar para atrás a más de una persona.

Sin embargo, si en algún momento te has planteado corregir estéticamente la nariz, estás de enhorabuena, porque existe una nueva técnica que permite remodelarla sin tener que someterse a operación quirúrgica alguna. Se llama rinomodelación angular y permite remodelar los ángulos de la nariz mediante la aplicación de un material de implante en puntos estratégicos para corregir las imperfecciones nasales. “La mayoría de la gente que desea cambiar la nariz no necesita pasar por una cirugía, con todo lo que implica, y sufrir una lenta recuperación. Basta la actuación sobre puntos clave del caballete y el ángulo naso-labial para mejorar el aspecto. Todo ello se consigue en unos minutos y con total seguridad, sin consecuencias, con esta técnica”, afirma el doctor David Cohen, presidente de la Asociación Internacional de Rinomodelación (AIR) y presidente de honor de la Sociedad Española de Cirugía Estética.

Este tratamiento se realiza con una anestesia similar a la que utilizan los dentistas, aunque hay casos en los que basta con la aplicación de una crema anestésica en la zona a tratar. Según continúa explicando el doctor Cohen, “gracias a la inocuidad del procedimiento, la rinomodelación angular se puede aplicar en cualquier persona adulta. Incluso pacientes alérgicos pueden someterse a este tratamiento, ya que con los productos utilizados en el proceso no se puede desarrollar ningún cuadro alérgico”.

Más información: Hola.com

Anuncios

La capacidad de regeneración y de rejuvenecimiento de las células madre va a ser el futuro en muchos aspectos de la cirugía estética y especialmente en el rejuvenecimiento facial. Según afirma el Dr. Vicente Paloma Mora, cirujano plástico, estético y reparador de la clínica Teknon: “Estamos ante un procedimiento muy novedoso que ha abierto un nuevo camino para el rejuvenecimiento facial”.

“Explicándolo de forma sencilla –añade el Dr. Paloma- las células madre son un tipo de células que tiene la capacidad de auto regeneración y reparación potencial de tejidos envejecidos o dañados. Se encuentran en todos los tejidos corporales aunque hay una mayor concentración de éstas en la médula ósea y en el tejido graso. No hay que confundirlas con las famosas y polémicas células madre embrionarias que se extraen del embrión y tienen la capacidad de formar todos los tipos celulares de un organismo adulto”.

La técnica consiste en extraer del abdomen del paciente una pequeña cantidad de grasa localizada para obtener de ella células madre mediante el centrifugado y su purificación. “Generalmente”, explica este especialista, “se extraen las células madre de la grasa del abdomen del paciente, esto se realiza mediante pequeños aspirados del tejido graso con anestesia local, con lo que el paciente no sufre ningún tipo de dolor”.

“A continuación se procede al injerto de las células madre del paciente en los músculos faciales, eliminando la posibilidad del rechazo y aprovechando, como hemos dicho, las propiedades fisiológicas de renovación de las estructuras de la piel de las células madre”.

Dentro de las bondades de esta técnica destaca su escasa invasividad y que ofrece una gran calidad en cuanto a los resultados. Es un tratamiento complementario a los actuales, mejorando los resultados porque se necesita una cirugía menos agresiva tanto en párpados como en estiramientos

Más información: Sunotadeprensa.com

cirugia_percutanea_tratamiento_malformaciones_pies_juanetes_sin_dolorLa cirugía del pie siempre ha tenido fama de ser dolorosa. Sin embargo, gracias a una nueva técnica de cirugía es posible someterse a una intervención de juanetes, por ejemplo, sin sufrir los daños colaterales de dicha operación.

El Doctor Rabat, cirujano ortopédico y traumatólogo del Hospital Quirón de Barcelona, avala este nuevo sistema para solucionar algunos de los problemas relacionados con los pies.

La cirugía percutánea es una técnica quirúrgica que forma parte de la cirugía minimamente invasiva. Los procedimientos que se siguen permiten pasar de puntillas por el hecho quirúrgico, disminuyendo los daños que se producen al operar de forma convencional. Los métodos convencionales siempre han requerido de grandes incisiones para poder llegar al hueso del pie y efectuar las correcciones necesarias. En cambio, con la cirugía percutánea la incisión que se practica es mínima (no más de medio centímetro).

Otro de los aspectos destacables de la cirugía percutánea es la minimización del dolor post-operatorio, de tal manera que el paciente no requiere de hospitalización tras la intervención. Por otra parte, cabe destacar que la anestesia que se aplica es local, solo afecta al pie. No obstante, se puede acompañar de una sedación que realiza el anestesista.

Más informacion: Vivirmejor.es

Las técnicas intervencionistas para el tratamiento del dolor crónico pueden mejorar los síntomas y la calidad de vida de hasta el 60 por ciento de los pacientes que no responden a la terapia farmacológica, según los resultados aportados por los especialistas de la Unidad del Dolor de la Clínica Universidad de Navarra durante la XV Reunión Anual de la Sociedad Europea de Anestesia Regional y Tratamiento del Dolor (ESRA), que se celebra estos días en Pamplona.

Entre las técnicas intervencionistas se encuentra el abordaje epidural con administración de anestésicos locales y corticoides para el tratamiento de lumbalgias y dolores radiculares, es decir, producidos por una raíz nerviosa, según informó hoy la Universidad de Navarra en un comunicado.

“El tratamiento del dolor lumbar radicular aplicado con infiltraciones centrales (epidural vía transforaminal) podría evitar la cirugía en un 60 por ciento de los pacientes, al tiempo que en un porcentaje de ellos se acelera el proceso de recuperación en el contexto de un dolor agudo”, explicó el responsable de la Unidad de Dolor de la clínica, el doctor Juan Pérez Cajaraville.

No obstante, la combinación de las técnicas intervencionistas con el tratamiento farmacológico “aumenta notablemente el éxito terapéutico en el dolor crónico rebelde”, explicaron durante la reunión.

Más información: Adn.es