Lograr una mayor imbricación en la sociedad ilicitana y en la de el resto de municipios que tiene adscritos es uno de los objetivos que se plantea la dirección del Hospital del Vinalopó, junto con el refuerzo de alguno de los servicios de su cartera. Es el caso de la cirugía plástica, que en breve incorporará a un facultativo más, tal y como confirmó ayer el gerente del centro, Ramón Navarro, quien señaló que el hospital cuenta con algunas especialidades complejas como cirugía cardíaca, maxilofacial y torácica, entre otras, que deberán seguir creciendo para ofrecer un mejor servicio a los pacientes.
Incidió en que, de momento, no hay cambio de planes para los usuarios del centro de salud del Pla, que seguirán siendo atendidos en el propio centro hospitalario, descartando así la idea de alquilar algún local en el barrio para ubicar allí las consultas de atención primaria.

Navarro, invitado ayer al almuerzo del Rotary Club Elche junto a otros miembros de la dirección, elogió el modelo de concesión administrativa, por el que se rige el Hospital del Vinalopó, al considerar que es «de lo más avanzado», en un momento en el que el modelo público se tambalea. Después de dos años de funcionamiento, aseguró que «ha sido una experiencia magnífica» y resaltó que la Conselleria de Sanidad es la que adopta las decisiones.
Precisamente con motivo del segundo aniversario, el centro ha hecho balance del último año y, entre otros datos, sus responsables resaltan que el área de Urgencias atiende 240 casos diarios, con una espera media de 38 minutos. Asimismo se han realizado 25.000 operaciones de cirugía mayor realizadas, 9.600 de cirugía menor y atendido 3.000 nacimientos. En Consultas Externasse dieron 520.000 citas para el especialista.

Via: La verdad

La Unidad de Cirugía sin Ingreso del Hospital de Torrevieja ha puesto en marcha un novedoso programa de Relajación Muscular Progresiva Guiada para aquellos pacientes intervenidos por Cirugía Mayor Ambulatoria, procurándoles herramientas para el autocontrol en el período pre y post operatorio, que minimiza la situación de estrés producida por la espera o el desconocimiento del entorno sanitario, agilizando el alta y beneficiando al confort psíquico del paciente. Parte del programa se realiza a través de una pequeña consola que se le hace llegar a estos pacientes.

En el Hospital de Torrevieja el 58% de las intervenciones quirúrgicas se realiza de modo ambulatorio. Por esta razón, la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI) se ha convertido en un importante servicio compuesto por personal cualificado y dotado de moderna tecnología que, junto a novedosas técnicas quirúrgicas, mínimamente invasivas y anestesiológicas con reducidos efectos secundarios, permite a los pacientes salir de alta hospitalaria a las pocas horas de la intervención.

Debido a esta intensa actividad, la UCSI ofrece ahora a sus pacientes un novedoso Programa de Relajación Muscular Progresiva Guiada, especialmente diseñado “con técnicas de relajación prequirúrgicas, que ayudan al autocontrol del paciente en una situación de espera, adversa y desconocida para él, con lo que, además, se consigue evitar una alteración de las constantes vitales (tensión arterial) y favorece su estancia en el quirófano; mientras que el autocontrol post operatorio, agiliza el alta y actúa sobre el confort psíquico del paciente”, explica la supervisora, Elisa Paños.

Más información: Diarioinformacion.com

Frente al avance de técnicas y tecnologías médicas, el Hospital de Torrevieja ha iniciado una nueva etapa que le posiciona a la altura de los grandes hospitales de referencia. Un ejemplo de ello es la intervención quirúrgica que se realizó el pasado lunes a un paciente para extirparle un tumor en el colón y la mitad del hígado afectado de metástasis. Lo más novedoso es que en la misma intervención, se le aplicó radiofrecuencia en los tumores diseminados en el hígado restante, con el fin de que el tratamiento, conjuntamente con la radioterapia, suponga una solución a su problema de salud.

Hace diez años una persona con cáncer extendido a otros órganos como el hígado tenía un pronóstico de supervivencia malo. A estos pacientes no se les quitaba la zona afectada del hígado y tan sólo se les daba tratamiento paliativo, considerándole un enfermo terminal. Según precisan los cirujanos de la Unidad de Cirugía Hepatobiliopancreática (Chpb), los doctores Montiel Jimenez y David Costa «en la actualidad la enfermedad metastásica en el hígado se trata con la intención de curarlo o cronificarla, y eso es lo que estamos haciendo, aplicar técnicas impensables para cualquier hospital comarcal».

El paciente operado a principios de esta semana fue intervenido combinando cirugía y radiofrecuencia para eliminar las metástasis del hígado. Los cirujanos explican que el hígado, «como si se tratara de una naranja, permite que se le quiten los gajos ya que se trata de un órgano con capacidad de volver a crecer hasta alcanzar su tamaño y funcionamiento normal al cabo de tres semanas. Cuando el número de metástasis es mayor, se combina un tratamiento quirúrgico con radiofrecuencia para tratar los tumores que quedan en la parte del órgano restante».

Más información: Lasprovincias.es

A partir del próximo mes de octubre el hospital de Torrevieja realizará intervenciones de hombro mediante Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), en la que el paciente intervenido regresará a casa el mismo día para recuperarse en un entorno familiar y con los cuidados de la Unidad del Hospital a Domicilio, sin necesidad de dos días de hospitalización como en las intervenciones habituales, indicaron ayer fuentes del centro sanitario.

Con la modalidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) que ocupa en el hospital de Torrevieja un 58 por ciento del total de las intervenciones practicadas, ascenderá con la incorporación de la cirugía protésica de hombro bajo esta misma técnica, donde «los pacientes acudirán al hospital el mismo día de la intervención, que dura aproximadamente 90 minutos y serán dados de alta ocho horas más tarde» explica el director Quirúrgico y Jefe del Servicio, José Antonio Velasco. El jefe del servicio considera que «este tipo de cirugía tiene un beneficio directo para los pacientes intervenidos, ya que pueden volver a su domicilio a pasar el post operatorio, con la misma calidad y seguridad en la asistencia que en el hospital algo que reduce los factores de riesgo, así como el dolor». También se realizará un seguimiento por teléfono al enfermo a las 24 horas de ser operado.

Desde el punto de vista médico, Velasco detalla que «el paciente es incluido dentro de otro de nuestros servicios de referencia, el Programa de Cirugía sin Sangre, mediante el cual los pacientes no necesitan transfusión sanguínea, sino que la sangre se recupera del propio paciente auto-transfundiéndosela seis horas después de la cirugía, de este modo se evitan los posibles efectos adversos de la transfusión».

Más información: Laverdad.es