Lograr un abdomen firme pareciera ser una quimera, sin embargo es posible con la ayuda especializada como explica la doctora Fanny M. Rodríguez S., cirujana plástica estética y reconstructiva.
El abdomen es una de las zonas más difíciles de mantener bajo control durante el proceso de envejecimiento, después de los embarazos, o bien luego de perder grandes cantidades de peso, ya que la piel de este área es más propensa a la flacidez.

Cambios que dejan su huella
Los cambios que se producen durante el embarazo son quizás mas extremos y afectan más la pared abdominal que la pérdida de peso o el envejecimiento en sí.
Durante un periodo de nueve meses el cuerpo femenino se encuentra expuesto a cambios drásticos en el peso y en el contorno abdominal. Se produce estiramiento y adelgazamiento intenso de la piel, pérdida de elasticidad de la misma y separación de los músculos de soporte abdominal.
Mientras que el aumento de peso durante el embarazo se puede superar con la dieta y el ejercicio constantes, la pérdida de elasticidad de la piel no se puede resolver con dichos métodos, asi como tampoco ninguna clase de ejercicio de fortalecimiento muscular va a hacer que los músculos de la pared abdominal vuelvan a juntarse.

Las opciones quirúrgicas son de gran ayuda
Una abdominoplastia aborda todos los componentes del problema, y es el procedimiento ideal para mujeres que presentan una paridad satisfecha y desean recuperar la figura que tenían antes de su o sus embarazos.
Los hombres y mujeres que han logrado bajar una gran cantidad de peso, ya sea mediante cirugía Bariátrica o mediante un plan de dieta y ejercicios, pero que en el proceso presentan flacidez de piel abdominal, también son candidatos a realizarse este procedimiento.
Durante este procedimiento, también llamado Tummy Tuck o dermolipectomía, se realiza una incisión horizontal a nivel del pubis, que se esconde fácilmente bajo la línea del bikini o ropa interior. Se procede entonces a eliminar la piel sobrante y junto con ella las molestas estrías que se encuentran debajo del ombligo, así como también el exceso de grasa a este nivel.
Después de la incisión, el debilitamiento de los músculos del abdomen se resuelve mediante la colocación de suturas, conformando asi, el contorno de la cintura.
Esta técnica tiene muchas variaciones, como la miniabdominoplastía, la abdominoplastía extendida, abdominoplastía endoscópica, entre otras. Cada una de ellas debe ser realizadas únicamente por un Cirujano Plástico certificado, el cual va a realizar el procedimiento indicado para cada caso en particular.
Por lo general, de una manera conservadora, y en casos escogidos, la liposucción se puede incorporar a este procedimiento, para eliminar el exceso de grasa en el abdomen, cintura y caderas, realizando entonces un procedimiento combinado o Lipoabdominoplastía.

La abdominoplastía puede ser combinada con otros procedimientos estéticos como la cirugía de aumento o levantamiento de mamas (Mommy Makeover) o el lifting de brazos y muslos realizados en personas con pérdidas masivas de peso, entre otros.
Es importante tener una buena dieta, sana y hábitos de ejercicio para mantener el éxito de la cirugía, así como su estado de salud y el bienestar general . Si usted está planeando perder una gran cantidad de peso o tener más hijos, debería esperar hasta que su peso sea estable para realizarse este procedimiento.
Si le gusta pasar un tiempo en la playa, usar jeans de corte bajo o camisas ajustadas, ejercitarse al aire libre, una cirugía estética de abdomen puede tener un gran impacto en su contorno abdominal.

Via: Salud Panamá

Cambiar la apariencia de su cuerpo muchas veces es más complicado que simplemente comer una dieta bien balanceada y hacer ejercicio regularmente. Incluso la dieta más estricta y el ejercicio a veces no son suficientes para eliminar los tejidos grasos almacenados en el cuerpo o para eliminar el exceso de piel. Si usted nota que sin importar lo que haga no se pueden eliminar esas curvas adicionales o la piel de su abdomen caídos que estos procedimientos pueden ser para usted.

Cuando la dieta y el ejercicio no son suficientes para atender los problemas de la cintura, el paciente puede considerar una cirugía estética de abdomen (abdominoplastia). Un cirujano plástico realiza una cirugía estética de abdomen para extraer quirúrgicamente el exceso de piel o de los depósitos de grasa del abdomen, junto con el estrechamiento en los músculos abdominales. El procedimiento de abdominoplastia está diseñado para aquellos que deseen tener una apariencia más plana y más fuerte del estómago. También es útil en la reparación de la separación vertical de los músculos del abdomen conocida como diástasis, que puede ocurrir después del embarazo.

Una cirugía estética de abdomen no debe confundirse con una liposucción (la cirugía estética utilizada para eliminar depósitos de grasa), aunque el cirujano puede optar por realizar la liposucción como parte de una cirugía estética de abdomen.

En términos generales, una mujer que ha tenido un bebé y tiene la piel flácida en el abdomen puede hacerse una abdominoplastia. Una liposucción abdominal después de haber tenido un embarazo a término, en la gran mayoría de las mujeres, da resultados poco halagadores. La razón es que la pared abdominal se ha estirado, así como la piel. Cuando se quita el soporte subyacente de la grasa, la piel muestra una mayor laxitud. Esto también es cierto para muchas mujeres u hombres que han perdido cantidades importantes de grasa. Las estrías no se eliminan durante la liposucción, pero se pueden quitar con una abdominoplastia.

Razones para considerar una abdominoplastia

– Incapacidad de hacer dieta y ejercicio para mejorar el área del abdomen.

– Acumulación excesiva de piel tras de la pérdida de peso o el embarazo. >> ¿Qué es un ‘mommy makeover’?

– Pérdida de elasticidad de la piel o de diastasas (músculos flojos del abdomen) por causa de embarazo o defectos adquiridos.

– La eliminación de la piel fea y los depósitos de grasa, así como la correcta alineación de los músculos del abdomen para producir un aspecto más favorecedor.

¿Quiénes son buenos candidatos para una abdominoplastia?
– Los hombres y las mujeres que están en buena salud en general son buenos candidatos para una cirugía estética de abdomen.

– Las mujeres que tienen la piel estirada por el embarazo. Una cirugía estética de abdomen puede tensar los músculos y reducir la piel flácida.

-Los hombres o las mujeres que eran obesas en un momento dado pueden mejorar enormemente su apariencia con una cirugía estética de abdomen.

Si usted está perdiendo peso y planea perder más, probablemente deba esperar hasta que esté cerca de su objetivo antes de hacerse el procedimiento. Su cirujano le explicará todas estas opciones cuando vaya a la consulta.

Por favor, hable con su cirujano acerca de todos los medicamentos que esté tomando. También los medicamentos herbarios o preparados homeopáticos se deben suspender dos semanas antes de la cirugía. Muchos de los medicamentos comunes y los remedios pueden aumentar el sangrado en los pacientes. Si usted es un fumador, ahora es el tiempo de dejar de fumar. Dejar de hacerlo un mes o antes de la cirugía es lo óptimo. Algunos cirujanos plásticos ponen a prueba al paciente para confirmar que no se permite fumar.

Vista general de una cirugía estética de abdomen
La abdominoplastia es realizada por un cirujano plástico certificado por la Junta en un centro ambulatorio o un hospital. Se puede hacer bajo anestesia general o local, dependiendo del paciente y del cirujano. El exceso de piel se retira y los músculos abdominales se tensan. La piel se tensa. Dependiendo de si el cirujano hace una abdominoplastia completa o mini abdominoplastia, va a depender si el ombligo se corta.

La cirugía estética de abdomen es comúnmente combinada con la liposucción. La liposucción de los lados, la espalda, los muslos y otras zonas, se usa para ayudar a modelar el paciente. Además, un aumento de mama u otros procedimientos de mama pueden realizarse con una abdominoplastia, en función de las necesidades del paciente.

Proceso de recuperación
Después de la cirugía, se requiere que los pacientes caminen. Se debe comer comida ligera. Hago que mis pacientes tomen una ducha el día después de la cirugía. Queda completamente prohibido fumar (tabaco o marihuana) o estar alrededor de fumadores, ya que esto puede aumentar el riesgo de complicaciones y retrasar la curación.

A medida que el cuerpo se recupera, el paciente puede esperar algo de hinchazón, dolor y malestar. Si se utilizan desagües, por lo general se retiran de 3-10 días después de la cirugía.

Las actividades normales durante el día se puede reanudar en dos semanas. El realizar ejercicios puede hacerse después de seis a ocho semanas para la mayoría de la gente. Puede tomar hasta un año para que el cuerpo se adapte por completo a la configuración abdominal nueva. Con una dieta adecuada y ejercicio, los resultados sorprendentes de la cirugía van a ser de larga duración. Asegúrese de comer comidas completas y bien balanceadas. Una nutrición adecuada juega un papel clave en la curación adecuada.

Resumen
La mayoría de los pacientes están encantados con su nueva imagen después de que han sido objeto de este procedimiento, sin embargo, usted podría no sentirse en su estado normal durante un corto tiempo después de la cirugía. Recuerde que usted ha sometido a su cuerpo a una enorme cantidad de estrés, así que para que esto suceda, requerirá un tiempo para normalizarse.

Via: Aol Salud

Los castellanoleoneses valoran su cuerpo con una nota de 5,87, mientras que la media nacional se sitúa una décima por debajo, según una encuesta del portal Nutrición.pro.

El 76,56 por ciento de los castellanoleoneses que han respondido a la encuesta asegura que se fija en el aspecto físico al elegir pareja, aunque el 40,62 por ciento reconoce que no cuida su cuerpo.

El 53,12 por ciento de los encuestados en Castilla y León afirma que vigila su salud cuando lo requiere su estado, y sólo el 1,56 por ciento se hace chequeos semestrales completos.

La abdominoplastia (para tener un abdomen plano y firme) es el tratamiento de cirugía estética más elegido los castellanoleoneses para cambiar su aspecto físico (35,9 por ciento), seguido de las intervenciones de glúteos (17,9 por ciento).

Entre los hábitos de vida efectivos para adelgazar, el 54,69 por ciento de los encuestados en la región ha optado por la alimentación equilibrada y la actividad física, mientras que sólo el 3,12 ha elegido dietas naturistas como la vegetariana.

La encuesta en Castilla y León fue respondida por un 70,31 por ciento de mujeres y por un 29,69 por ciento de hombres y el 78,12 por ciento de los encuestados tenían entre 18 y 29 años.

La primera Encuesta Nacional de Tendencias Alimenticias y de Cuidado Personal, que ha valorado los hábitos más saludables de 1.890 españoles, muestra que Madrid, Murcia y Canarias son las Comunidades que más alto se puntúan físicamente, con un 6,30, 6,29 y 6,25 sobre 10 respectivamente.

Más información: abc.es