Entre el 10 y el 20% de quienes se someten a operaciones de cirugía estética en China son menores de edad. Las intervenciones quirúrgicas entre este colectivo han crecido entre 10 y 15 por ciento anual durante los últimos cinco años, debido al deseo de muchos jóvenes de mejorar su imagen y a la actitud más abierta de los padres, según expertos.

Las vacaciones de verano son además la temporada pico para que muchos estudiantes universitarios se sometan a este tipo de operaciones plásticas. De acuerdo con hospitales de China, en el último año el número de adolescentes que acuden en busca de estos servicios está en aumento, incluyendo hasta estudiantes de secundaria.
Sin embargo, los doctores advierten que someterse a una cirugía estética a tan temprana edad puede ser arriesgado para el desarrollo físico de los menores. “Hemos practicado más de 200 operaciones el mes pasado, 30 por ciento más que en la misma época del año pasado y 50 por ciento más que lo normal”, cuenta el doctor Tang Ling, del Hospital del Ejército de Liberación Popular No. 455, en Shanghái. “Alrededor del 80 por ciento son estudiantes de universidad y secundaria, acompañados por sus padres”, explica.
Según el hospital, los menores, la mayoría de entre 15 y 18 años, se someten a menudo a cirugía de párpado doble para ampliar el tamaño de sus ojos, una intervención que es la menos arriesgada y la más popular entre los menores, ya que en China se consideran los ojos grandes como sinónimo de belleza. Pero un lifting facial es una intervención no recomendada en pacientes de menos de 18 años.
Los grandes hospitales afirman rechazar peticiones de menores deseosos de someterse a cirugías plásticas, con el fin de arreglar alguna herida o defectos congénitos.
Según Tang, el hospital rechaza las intervenciones de gran calado, como aumento de senos, liposucción y reestructuración facial. Tales cirugías no deben realizarse hasta al menos los 20 años de edad, de lo contrario podrían causar grandes daños en el desarrollo normal del cuerpo y ralentizar el crecimiento de la zona intervenida.
Liu Chunglong, del Hospital de Cirugía Plástica Tida de Shanghái, indica que su clínica rechaza intervenir a menores en casos de implantes, que podrían causar bultos a medida que la piel y los órganos continúan creciendo. Liu añade una advertencia: “Los menores no deberían acudir a clínicas pequeñas para tales intervenciones en caso de ser rechazados en un hospital”.

Via: Spanish China

Anuncios