Las orejas de la estadounidense Nadia Ilse (14) fueron objetos de burla por sus compañeros de escuela. Apodos como “Dumbo” y “Orejas de elefante” mellaron en su autoestima, hasta que una fundación se contactó con ella para pagarle una operación y cambiar su aspecto.

El grupo Little Baby Face, además de pagar la otoplastía, también se encargó de costear los pasajes de Nueva York a Georgia, donde se llevaría a cabo la intervención quirúrgica. Durante la operación, los doctores tuvieron que sumar una rinoplastia y mantoplasia, pues la menor tenía el tabique desviado y el mentón no iba corresponder con su nueva figura.
Todo el proceso médico costó 40.000 dólares. “Nos gusta decir que Baby Face transforma la vida de estos niños y les otorga confianza”, declaró un portavoz de la fundación.

Via: Publimetro

Anuncios