La labioplastía es una de las cirugías estéticas de más auge en el Reino Unido. Solo el año pasado, 2.000 mujeres se sometieron a esta operación que consta de una reducción de los labios vaginales.
Una mujer entrevistada por la BBC afirmó que se sentía perturbada porque no encontraba imágenes de mujeres con los genitales parecidos a los suyos. En realidad la obsesión con la forma de su vagina se había vuelto el centro de su vida. Una vez que llevaron a cabo la labioplastia, para su sorpresa, no quedó contenta con el resultado. Y es que el deseo por las cirugías plásticas muchas veces se aloja solo en la cabeza de la gente, no en una necesidad real. Una cirugía no solucionó el complejo que le generaba el aspecto de su genitales.
Esta operación se ha vuelto muy popular, de acuerdo con cifras del Servicio Nacional de salud del país europeo. Sin embargo, si una mujer siente una gran necesidad de cambiar la forma de sus partes más íntimas, es quizá importante que reconozca el verdadero motivo de este impulso.

Via: Terra

Anuncios