Desde el pasado año ha aumentado un 64% el número de pacientes que se opera de cirugía estética en el extranjero y regresan con secuelas a las consultas españolas, advierte un informe elaborado por una clínica especializada, quienes denuncian el aumento del ‘turismo de bisturí’ en época estival.

Llevado a cabo por la Clínica Epitouch, el estudio revela que es Latinoamérica el destino más solicitado por aquellos pacientes que convencidos principalmente por los bajos costes de las operaciones, deciden viajar para llevar a cabo una operación de cirugía estética. Concretamente, señalan, las ofertas en estos países pueden ser de hasta un 70% menos de precio son suficiente para decidir operarse en el extranjero.
El cirujano plástico miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), el doctor Mauricio Verbauvede, advierte de que la mayoría de los pacientes que deciden operarse fuera de España contratan operaciones de 15 días, “tiempo claramente insuficiente para el postoperatorio”. “Además estas pacientes para volver a España tienen que superar largas horas de vuelo con los riesgos que ello implica una intervención recientes”, añade.
Entre las secuelas más comunes de estas operaciones, el informe destaca que las grandes cicatrices, los problemas de infecciones, y todos aquellos problemas derivados por la falta de seguimiento médico. “Es importantísimo el sistema de revisiones cada cierto tiempo estipulado por el cirujano después de la operación”, explica Vebauvede.

Por otra parte, señala que son muchos los cirujanos fuera de España que no tienen títulos homologados y, además, la mayoría no tienen clínicas en España donde seguir con el tratamiento una vez finalizada la fase de la operación.
Por lo tanto, “el hecho de operarse en otros países supone un riesgo añadido, ya que existen leyes diferentes y a la hora de denunciar la mala ‘praxis’ médica es mucho más costoso y complicado. Además una vez de vuelta en España nadie se responsabiliza de la operación realizada en otro país”, recuerdan.
Verbauvede aconseja a las posibles pacientes que piensen quién se hará cargo del postoperatorio, las curas, quitar los puntos, etc, una vez de vuelta en España; cómo podrá reclamar en caso de que los resultados no sean los esperado, o quién hará el seguimiento de dicha intervención o los retoques que sean necesarios.

Via: Europa Press

Anuncios