El equipo médico de Cirugía Plástica Reconstructiva del Parque de la Salud está muy conforme con la respuesta que tienen en cada una de las localidades donde llegan a brindar sus servicios en forma totalmente gratuita. Los pacientes llegan con expectativas para poder mejorar su calidad de vida y se van con una sonrisa de satisfacción. Está conformado por profesionales de diversas disciplinas que trabajan articuladamente en el Hospital Escuela de Agudos -Dr. Ramón Madariaga- y en el Hospital de Pediatría -Dr. Fernando Barreyro-. En cada una de los lugares donde llegan con los consultorios satélites tiene como objetivo facilitar a toda la comunidad el acceso al sistema de Salud Pública.

El Jefe del Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva del Hospital Escuela, Dr. Gustavo Abrile, recordó que a iniciativa comenzó durante el mes de noviembre de 2011. Indicó también que, tanto en el Hospital Escuela como en el Pediátrico, se realizan cirugías reconstructivas o reparadoras que consisten en el tratamiento de pacientes, adultos y niños con secuelas de mal formaciones congénitas, quemados agudos, labio leporino/paladar hendido o malformación de tórax, de miembros superior o inferior, entre otras patologías. También se atienden en el Parque de la Salud son, además, secuelas de quemaduras, secuela cicatricial hipertrófica y reconstrucción mamaria.

Desde el comienzo de las acciones tuvieron la posibilidad de visitar los hospitales referentes de regiones muchos zonales donde se atiende la demanda primaria de cada zona. “Es algo innovador y trae muchas enseñanzas –comentaba Abrile-, primero porque nos permite acercarnos a las realidades regionales que muchas veces desconocíamos y que hacen a una tarea que dentro de una especialidad que subjetivamente mucha gente cree que es muy circunscripta a un área que es exclusivamente la cirugía estética”.
Destacó, además, que el equipo multidisciplinario desde hace dos años ha tratado de abrir un abanico de posibilidades, de opciones que tienen hoy los ciudadanos de Misiones para atender dolencias que antes creían que no iban a tener una solución.
“Habían perdido la expectativa que se pudiera resolver en su propia provincia”, acotó el médico especialista.

Entonces, a partir de un pedido formal del ministro de Salud Pública, Oscar Herrera Ahuad, salieron a buscar la patología porque en las estadísticas no había relación con lo que habían hecho en otros años, particularmente con las malformaciones congénitas sino que era el reclutamiento y resolver los pacientes que tratábamos con malformaciones de cara, fundamentalmente, con lo que estaban atendiendo en el Hospital, tanto el Madariaga como el de Pediatría. “Y entonces fue ahí que empezamos a proponernos a salir a recorrer cada uno de los hospitales, nos empezamos a encontrar con realidades diferentes. De gente que se sentía representada por su Hospital local o zonal y le costaba mucho venir a la ciudad de Posadas. Muchos no conocían la capital provincial o no sabían cómo llegar si no era trasladada”, apuntó.
Fue así como empezaron a darse cuenta que el trabajo operativo, de traslado, de localización, de interrelación con los promotores de salud, con los asistentes sociales, con los directores de hospitales o jefes de zonas sanitarias era esencial. “Entonces, empezamos a formar una suerte de red que nos permite mantener informado a todos los hospitales que hemos visitado, localizar a aquellos pacientes que necesitan una segunda intervención, o que necesitan un seguimiento por alguno de los integrantes de nuestro equipo, sea la odontóloga, fonoaudióloga, pediatría, un asesoramiento para adquirir eventualmente alguna prótesis o algún elementos que se necesite gestionar a través de la estructura del hospital para solucionar un problema”, aseveró.

Casi mil en 2011
El año pasado tuvieron que atender 900 intervenciones en el Hospital Pediátrico y el Hospital de Agudos. En la proyección para este año, están cerca de las 1.200 intervenciones. “A seis meses estamos en las 600 cirugías”, remarcó.
Abrile comentó que empezaron a ofrecer una alternativa y se dieron cuenta que la demanda superaba las expectativas que tenían al momento de implementar el servicio. “Entonces llegamos a algo que nunca quisimos, dar turnos en el tiempo para las cirugías”, lamentó. Pero seguidamente observó que la gran ventaja es que hoy el paciente que viene al Hospital se va con su turno quirúrgico, y de no mediar por un inconveniente que es ajeno al accionar del equipo, el Hospital hoy por hoy tiene cubierta su cantidad de cama y necesita muchas veces que se vaya de alta un paciente para que pueda entrar uno nuevo que va a ser intervenido por una cirugía programada.
Esto hace que haya un juego de fijar un cupo semanal de cirugías, que en ambos hospitales es de alrededor de las 20 sin contar las urgencias, “que por lo menos podamos decirle a un paciente que se va a operar en tal fecha, venga de donde venga”. Se articula un traslado desde la localidad donde se encuentra directamente hacia el Hospital.

Atención personalizada
El especialista Abrile sostuvo que una de las premisas es que, independientemente de la atención que brindan en ambos hospitales, todos los meses un integrante del equipo atienda en el hospital de Oberá, Eldorado y Puerto Iguazú.
“Aquellos pacientes que por alguna razón no pueden acudir a Posadas lo pueden hacer a esos hospitales porque saben que un integrante de cirugía plástica va a estar atendiendo”, aseguró.
Según el médico, es una fuerte movilización por parte de un equipo que está integrando interdisciplinariamente, “muy sólido y con un fuerte apoyo además del ministro Herrera Ahuad por la parte local tanto sea por los directores de los hospitales de Oberá, Eldorado y Puerto Iguazú. Mancomunadamente se puede ser mucho más efectivo de lo que creíamos hace algunos años”.

Via: Noticias de seis

Anuncios