Una encuesta realizada entre pacientes que se sometían a una cirugía estática ha revelado que el segundo motivo por el que las personas deciden someterse a estos procedimientos es conseguir una mejor posición de salida en el mercado laboral.

La encuesta realizada por la Sociedad Catalana de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SCCPRE) muestra que, aunque la satisfacción personal sigue siendo el motivo fundamental para someterse a una operación de cirugía estética, un 30% de los encuestados considera que en el ámbito laboral es donde más les puede beneficiar un cambio en el aspecto físico, por delante de las relaciones íntimas (13%) y sociales (5%). Del mismo modo, el entorno laboral es, para el 22% de los pacientes, lo que les ha animado definitivamente a operarse, con una influencia superior a la de los familiares o amigos (17%). La encuesta muestra que la pareja tiene muy poco grado de influencia (menos del 1%) en el momento de tomar decisiones en este sentido.
Un 62% de los pacientes encuestados acude a la consulta con el objetivo de conseguir un cambio en la cara (nariz, párpados, orejas, lifting, etc.). La cirugía mamaria (aumento o reducción) ocupa el segundo lugar de la clasificación (21%), seguida por el contorno corporal y el abdomen (19%).

La encuesta reafirma la idea de que las mujeres se preocupan más por su aspecto físico que los hombres (solo un 5% de las visitas son masculinas) y el rango de edad donde se solicitan más intervenciones de cirugía estética es entre de los 45 y los 60 años. De los datos extraídos de la encuesta se observa que el 65% se ha sometido a intervenciones de cirugía estética más de una vez y son pacientes recurrentes.

Via: Mujer Hoy

Anuncios