El aumento de pecho es la cirugía estética más demandada desde 2009 por las jóvenes menores de treinta años. Así lo certifica un estudio publicado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

“El motivo principal que lleva a las mujeres a someterse a este tipo de operación es la necesidad de recuperar o fortalecer la autoestima”, explica la psicóloga y psicoterapeuta de familia Roser Lladó. La doctora asegura que “los efectos psicológicos derivados de una operación de implantes mamarios son, en la mayoría de los casos, muy positivos”, al tiempo que recuerda que se trata de una intervención quirúrgica y, como tal, la decisión de someterse a ella “debe ser fruto de un convencimiento profundo y bien asesorado”. Otra cuestión importante a tener en cuenta es asegurarse de la profesionalidad del cirujano y de la calidad de los implantes mamarios empleados, como pueden ser, entre otras, las de Laboratoires Sebbin, que llevan más de 26 años fabricando y comercializando prótesis de alta calidad para cirugía estética y reconstructora.

Pero estas operaciones tienen un efecto aún mayor sobre las mujeres, su autoestima y su vida. Según un estudio elaborado y difundido por la Universidad de Florida el pasado 2011, las mujeres que tienen un aumento de pecho, además de mejorar su autoestima, experimentan una notable mejora de su vida sexual.

Via: En femenino

Anuncios