La evolución de la cirugía plástica es constante, lo que cada vez le da más opciones a los pacientes. Una de las innovaciones del momento es la técnica de doble plano para ubicar los implantes de aumento de pecho parcialmente debajo del músculo pectoral.

“El músculo pectoral está pegado a las costillas y con esta técnica se levanta para colocar el implante. Es una técnica en la que se unen los beneficios de los métodos de implante subglandular y del subpectoral. Es como unir las mayores ventajas de cada método porque al poder controlar la cantidad de músculo que uno libera el resultado es una mejor colocación de implante ”, explica el cirujano plástico Antonio Busquets.
Según Busquets -graduado del programa de cirugía plástica de Emory University en Atlanta- este método también se emplea en procedimientos de levantamiento y reconstrucción de seno.

Según el galeno, otros benefecios de esta alternativa es que existe un menor riesgo de contractura muscular o encapsulación; una reducción en la posibilidad de una ondulación visible, cuando es muy notable la división entre el implante y el músculo; y un mayor soporte para el implante al estar protegido por el músculo pectoral.
El procedimiento de aumento de seno tiene un costo aproximado de 5.000 dólares y el tiempo de recuperación de la cirugía es de entre tres y cinco días.

Via: El nuevo día – Puerto Rico

Anuncios