La guapísima Charlize Theron, villana de la recién estrenada película de Blancanieves, admite que tiene que aceptar su envejecimiento y que va en contra de la cirugía plástica.

La actriz se encuentra a mediados de la década de los treinta y asegura que cada día que se mira en el espejo se da cuenta de que los años han pasado por ella, por más hermosa que sea.
Acepta que su cara está cambiando y que ha buscado cremas para mejorarla, pero que nunca aceptaría hacerse cirugía plástica. Theron demuestra que está a favor de la naturaleza de la vida y que tiene que recibir a su “nueva etapa” de físico con muchos cuidados.

La actriz admite que le cuesta trabajo aceptar los cambios por los que está pasando, y ha declarado que está en contra de la cirugía, pero que cuando llegue a los sesenta quién sabe si cambiará de opinión.
Ella es radiante y cualquiera desearía tener su belleza. A pesar de que ha madurado, está más guapa que nunca.

Via: Impre – México

Anuncios