Dieciséis meses después de la agresión, las marcas de las heridas son aún visibles en la cara de Xiomara.
Su ex pareja le mordió en la ceja y en la boca desfigurando su rostro. Por eso, la mujer ha tenido que someterse a una operación de cirugia estética. Desde entonces, para lograr aceptar su nueva apariencia recibe tratamiento psicológico.
Su ex pareja ha reconocido que sí la mordió, pero que fue en medio de una fuerte discusión y en defensa propia. La fiscalía pide para el agresor once años de prisión. Su abogada, aumenta la petición de pena hasta los 27 años y 120.000 euros de indemnización.

Via: ABC

Anuncios