En la República Dominicana se practican alrededor de 2.000 cirugías bariátricas al año. Son candidatas a este procedimiento todas las personas entre 16 y 65 años que sean consideradas obesas.

Es decir, aquellas con una masa corporal superior a los 30 kilos de lo que debería ser su peso normal. Pero, si de cirugías se trata, las plásticas ocupan un lugar importante en el país, siendo las de mayor demanda las de levantamiento de senos y de reducción del abdomen. La información fue ofrecida a la Esquina Joven de HOY por el equipo médico de la Unidad Avanzada de Cirugía Bariátrica del Centro Médico Dominicano.
Estuvieron presentes en el conversatorio el coordinador de la unidad, Pablo García Vargas; Rosalina Ramírez Marzán, cirujana plástica y reconstructiva postbariátrica y la nutricionista Ilonka Inoa, quienes denunciaron que cada día es mayor el número de médicos generales, ginecólogos, y otros galenos que hacen un curso intensivo sobre cirugía plástica y sin tener los conocimientos necesarios se dedican a esta práctica.
Lamentaron tal situación por considerar que se pone en riesgo la salud y la vida del paciente. Precisaron que de las personas que acuden a su consulta, la mayoría lo hace en busca de mejorar su aspecto físico, cuando debería ser ante todo una cuestión de salud.

“No es un secreto que la mayoría de pacientes obesos visita al cirujano bariátrico buscando mejorar la apariencia física y el autoestima, robadas por la obesidad, sin conocer que lo más importante es recuperar la salud del paciente”, indicaba.

La diabetes, la hipertensión, hipercolesterolemia, dolores articulares, ovarios poliquísticos, infertilidad, migrañas y baja autoestima son algunas de las dolencias a mejorar, de controlarse el peso corporal.
Por su alta incidencia, la obesidad es ya un problema de salud pública en numerosos países.

Referencias
Estudios recientes de la Universidad de Greenville, Estados Unidos, han demostrado que cinco años después de una cirugía bariátrica, se constató la disminución de infartos en 50%; accidentes cerebrovasculares entre 30 y 50% y el riesgo de muerte entre 20 y 55% en el grupo de pacientes post bariátricos, respecto a los obesos no operados.
Refirió que según el estudio citado, la mejoría y hasta remisión de la diabetes tipo 2 luego de la cirugía bariátrica es de 79 a 98%, por lo que recientemente la Sociedad Americana de Endocrinología la considera en el esquema de tratamiento para esta enfermedad.
Agregó que otros estudios evidencian que los niveles de colesterol y triglicéridos mejoraron en 91% en seis meses, favoreciendo la disminución de eventos cardiovasculares.
Señaló que se citan múltiples beneficios en la curación o mejoría de algunas enfermedades como migrañas en 57%, síndrome metabólico 83%, ovario poliquístico 79%, disfunción menstrual 100%, enfermedad venosa 95%, gota 77%, enfermedad degenerativa articular 41-76%, incontinencia urinaria 44-88%, reflujo gastroesofágico 72 a 98%, hipertensión arterial 52-96%, asma 82%, depresión 55% y apnea del sueño 70-98%.

Riesgos
Informó que según el Instituto Nacional de Salud (NIH) de los Estados Unidos, los riesgos de la cirugía bariátrica han disminuido dramáticamente y no son mayores a los de la extirpación de una vesícula o reemplazo de cadera. El riesgo de complicaciones mayores es de 4% aproximadamente y la mortalidad entre 0,1 a 0,4%.
“En conclusión, el riesgo de mortalidad post-cirugía es mucho menor que permanecer obeso, quien fallecería de enfermedad cardiaca, diabetes y otras condiciones relacionadas a la obesidad”, precisó el especialista.

Postergar embarazo
Al preguntársele si una mujer puede embarazarse luego de la cirugía bariátrica, el especialista explicó que se debe esperar por lo menos 18 meses.
Por otro lado, la cirujana Rosalina Ramírez Marzán sostuvo que el paciente post bariátrico es manejado por un equipo de especialistas, ya que al haber perdido tanto peso, la flacidez de la piel no es normal y sus valores nutricionales no son los mismos. Explicó que una cirugía plástica post bariátrica se puede hacer, cuando se han logrado los objetivos de la cirugía bariátrica, es decir cuando se ha adquirido un peso adecuado, y se han controlado las enfermedades que pudieran estar asociadas.
En tanto, la nutricionista Ilonka Inoa hizo referencia a los alimentos que se deben ingerir para mantener el peso ideal.
Dijo que, erróneamente, hay pacientes que acuden a las consultas con intención de practicarse una liposucción para bajar de peso, cuando el objetivo real de esta intervención es moldear el cuerpo.

Las frases
Ilonka Inoa -Es realmente elevada la incidencia de sobrepeso infantil, tanto en el país como a nivel mundial, debido a la vida sedentaria y al consumo de comidas chatarra”.

Pablo García Vargas – Solo cerca de un 40% de los pacientes con obesidad reconocen que están enfermos y que deben someterse a un régimen para adelgazar por razones de salud”.

Rosalina Ramírez – La liposucción no es para perder peso, sino para moldear algunas partes del cuerpo. No se debe asociar cirugía plástica a pérdida de peso”.

Las claves

1. Cirugía
La cirugía bariátrica es el conjunto de procedimientos quirúrgicos usados para tratar la obesidad, buscando disminución del peso corporal. El procedimiento más usado actualmente es el bypass gástrico. Lamentablemente, este tipo de intervenciones no tiene cobertura por parte de las aseguradoras de riesgos de salud.

2. Procedimiento
Salvo casos particulares, esta intervención se realiza con mínima invasividad, o sea por vía laparoscópica. Por esta técnica solo es necesario incisiones de 0.5 a 1 centímetro, excepto una de las heridas, en el caso de la manga gástrica que es necesario ampliar a 2 o 2.5 centímetros para extraer el estómago. En casos de condiciones individuales como cirugías anteriores en abdomen superior, sangrados severos, reintervenciones o emergencias, puede ser necesario abrir convencionalmente.

3. Contraindicaciones
Las contraindicaciones psicológicas relativas para cirugía bariátrica son enfermedades psiquiátricas tales como depresión mayor, bulimia nerviosa, el abuso de sustancias tales como cocaína, anfetamina, morfina o alcohol. En estos casos es recomendable tanto para el éxito de la cirugía (pérdida de peso), como por la salud mental de estos pacientes, recibir un tratamiento previo y un seguimiento estricto en el postoperatorio.

Via: Hoy – República Dominicana

Anuncios