“Hay una falta de crédito, no de ganas”, explica Miguel Sancho, vicepresidente del organismo.Esta bajada ha venido acompañada de un cambio de mentalidad en los pacientes: “Cada vez están más informados y documentados. Es más, la gente busca un cirujano determinado. Antes se venía con un capricho concreto. Sin embargo, ahora hay un deseo de mejorar la imagen. Al haber menos recursos, se mira con lupa”, matiza Sancho. Además, “existe una mayor demanda de seguridad, sobre todo desde los casos de implantes mamarios PIP”.
Este especialista, que participa estos días en un congreso nacional sobre los últimos avances de esta disciplina, afirma que “en primavera y otoño es la época del año que más trabajo tenemos. Disminuye en la cuesta de enero y en verano, por las temperaturas y las vacaciones”. Aunque cada vez más hombres se atreven a probar este tipo de métodos, las ‘reinas’ de las operaciones son ellas: casi 9 de cada 10 son mujeres. Por edades, el 22% es menor de 30 años, el 43% tiene entre 30 y 44 años, y el 35% supera los 45 años. Sólo en esta última franja gana el sexo masculino. España es el 15º país del mundo en número de intervenciones de cirugía estética.

Las operaciones más demandadas son:
Liposucciones
Según datos del SECPRE, es la intervención más común en España, con un coste medio de 958 euros por operación. La liposucción abdominal es la más popular, con un 20,3%.

Aumento de pechos
Estas operaciones decrecen a medida que las mujeres cumplen años, siendo la principal opción en menores de 30 años. Aun así, superan a la liposucción. El coste medio es de 1.397 euros.

Cirugía facial
El coste medio es de 764 euros. Los párpados (16,6%), la nariz (13,1%) y las orejas (8,4%) son las zonas más demandadas. Los hombres de más de 45 años son los principales pacientes.

Via: Qué!

Anuncios