El presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), el doctor Jaume Masià, ha asegurado hoy que en la actualidad los implantes mamarios son “totalmente seguros”, gracias a que los métodos de fabricación son “muy exigentes” y aplican tecnología avanzada.

Masià ha intervenido esta mañana en una mesa redonda sobre “Seguridad en los implantes mamarios”, en el marco del XLVII congreso nacional de la (SECPRE) que se celebra en el Pueblo Español de Palma y que aborda las últimas técnicas de cirugía estética así como problemas de actualidad y gran repercusión social, como el caso de los implantes fraudulentos Poly Implant Prothèse (PIP). “Actualmente, podemos afirmar que los implantes mamarios son totalmente seguros”, ha asegurado Masià, que ha indicado que “los estándares y métodos de fabricación son muy exigentes, y la tecnología utilizada muy avanzada”.

En cuanto a la duración de las prótesis, no existe un plazo exacto puesto que depende de cada caso y de la paciente, aunque la media se sitúa entre los 10 y 15 años, según ha informado SECPRE a través de un comunicado. Según Masià, “pasados los diez años desde la colocación de los implantes, se recomienda una revisión por parte del cirujano plástico cada dos años, que deberá consistir en una exploración clínica y, dependiendo de los casos, una ecografía o una resonancia magnética”.

La mesa redonda ha dado comienzo al XLVII congreso de la SECPRE, que este año se celebra por primera vez de forma simultánea con el I congreso Ibero-Escandinavo de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, con la presencia de la Sociedad Portuguesa de Cirugía Plástica y la Sociedad Escandinava de Cirujanos Plásticos, como entidades invitadas. Durante los próximos tres días, alrededor de 500 especialistas se darán cita en este encuentro científico que analizará los últimos avances y técnicas en cirugía plástica, como la cirugía del linfedema o el lipofilling, así como la seguridad de los pacientes.

La SECPRE también incidirá durante el congreso en aportar una información adecuada y rigurosa sobre esta especialidad médica para combatir el intrusismo, la mala praxis y los actos ilegales que se llevan a cabo en el sector de la cirugía estética. El doctor Masià ha asegurado que el sector ha detectado que, con la crisis, se ha reducido el intrusismo profesional y “los pacientes se han vuelto más exigentes con respecto al profesional que está al otro lado, y en quien van a depositar su salud”.

Masià ha reclamado a todas aquellas personas que estén pensado en someterse a una operación de cirugía estética que acudan a un cirujano plástico con título de especialista oficial, “siendo muy recomendable que tenga una experiencia de, al menos, seis años post especialidad”.

Entre otras cuestiones que abordará el congreso figura también la cirugía regenerativa, los motivos más habituales por los que se recurre a una rinoplastia, diferentes alternativas en aumento y reconstrucción mamaria como lipofilling o injertos grasos, la cirugía de linfedema, cirugía de reasignación sexual, cirugía del paciente quemado o cirugía infantil.

Via: El Mundo

Anuncios