Según la revista “In Touch Weekly”, la sexy actriz Megan Fox podría haberse gastado alrededor de 60.000 dólares en cirugías para mejorar su rostro y figura.
Fox se habría sometido a diversos tratamientos como el uso de bótox, lifting, rinoplastia, relleno de las mejillas, tratamiento láser para la piel e inyecciones de silicona en los labios.

“Soy una persona insegura, no puedo ni mirarme en las fotos, no me gusto”, reveló la actriz en una entrevista, aunque, al parecer, su despido de la saga Transformers la habría obsesionado aún más en mejorar su imagen.
“Desde que la despidieron, siempre está pensando en cambiar su imagen y ahora se ha convertido en una persona totalmente distinta, está irreconocible”, señaló un allegado a la actriz.

Via: La República

Anuncios