El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Bilbao ha sido autorizado para obtener, conservar en frío e implantar tejido ovárico a mujeres que van a someterse a tratamientos de radioterapia o quimioterapia. Éste es primer centro privado de España que ha conseguido la autorización para desarrollar esta técnica.

IVI Bilbao informó ayer de que, gracias a la autorización sanitaria aprobada por el Gobierno vasco, podrá realizar este proceso, que ya realizan centros públicos y que supone “una alternativa” para todas aquellas mujeres que, una vez superado el cáncer, quieran tener descendencia. “Las mujeres que se enfrentan a esta enfermedad no tienen por qué renunciar a ser madres más adelante”, explicó Marcos Ferrando, director del centro médico.

El avance de los tratamientos oncológicos permite que más del 70% de los individuos sobrevivan al cáncer. Sin embargo, cualquiera de los tratamientos oncológicos empleados hasta hoy (quimioterapia, radioterapia o cirugía) pueden generar infertilidad, tanto en varones como en mujeres que estén todavía en edad fértil. Por ello, Ferrando señaló que la opción más adecuada para poder ser padre después del cáncer es la “criopreservación”, tanto para mujeres como para hombres.

Más información: Elpais.com

Anuncios