El empleo de una técnica hasta ahora de mayoritario uso facial, con la administración inyectada de ácido poliláctico para estimular la producción de colágeno, permite también el rejuvenecimiento corporal gracias a la actuación en los puntos de mayor flacidez como el abdomen, brazos y muslos.

Según José Luis del Castillo, médico responsable de la Unidad de Estética y Belleza del Instituto Canario de Ortopedia y Traumatología (ICOT), la aplicación de esta técnica que se emplea desde hace dos años y medio en cara, cuello y escote en el centro de la capital grancanaria, permitirá a partir de ahora a la población insular acceder a las ventajas del tratamiento corporal.

Para hablar de los beneficios que proporciona este producto en el rejuvenecimiento corporal, al ser un “potentísimo estimulador del colágeno”, según Del Castillo, ayer inició un ciclo de conferencias Sofía Ruiz del Cueto, especialista en estos tratamientos, dirigido a más de 20 profesionales de la salud y la estética de las Islas.

A diferencia de otros procedimientos de relleno con bótox o ácido hialurónico, el del ácido poliláctico no surte un efecto inmediato en la piel. “Hay que aguardar un periodo de entre 3 y 4 semanas” y tampoco se realiza en una única sesión. “Siempre depende del nivel de envejecimiento de la piel del paciente y de la capacidad de reacción de esta para producir colágeno”, explicó ayer Sofía Ruiz.

Más información: Laprovincia.es

Anuncios