eliminacion_estrias_tratamiento_sin_dolorCientíficos italianos consiguen desarrollar una nueva técnica para tratar las estrías: la biodermogénesis. No deja marcas, no produce dolor ni efectos secundarios. Así lo demuestra un estudio publicado en el Congreso de la Unión Internacional de Medicina Estética celebrado este año en Roma, en el que se han evaluado los efectos de esta alternativa en más de 2.000 pacientes. A pesar de los esperanzadores resultados, los expertos insisten en la necesidad de más trabajos científicos que avalen el procedimiento.

Aparte de la cirugía plástica, que es el único tratamiento que eliminaría las estrías de una forma radical, “hasta ahora, todo lo que podíamos ofrecer, también era muy agresivo: dermoabrasión, peelings, láser… Ninguna de estas opciones están pensadas específicamente para las estrías”, señala el doctor Víctor García, presidente de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC).

Por ejemplo, “el láser fraccionado no ablativo es doloroso, puede producir un poco de inflamación y hay que tener cuidado con el sol”, comenta la dermatóloga Elia Roo, coordinadora de la Unidad de Estética del Hospital Sur de Alcorcón (Comunidad de Madrid). Con la dermoabrasión, según expertos de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), “pueden darse casos de hiperpigmentación y, si ha sido demasiado profunda, cicatrices”.

Tanto la dermatóloga como el presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Julián Conejo-Mir, valoran este trabajo con cierta prudencia. “Son necesarios más estudios científicos que avalen este procedimiento”, comenta el dermatólogo.

A diferencia de las anteriores técnicas, según Víctor García, la nueva terapia “es mínimamente invasiva, no produce dolor, no deja señales ni tampoco tiene efectos secundarios”. Y una ventaja más: “El paciente no sólo puede tomar el sol, sino que le recomendamos que lo haga”.

Más información: Elmundo.es